Biden dice que Estados Unidos no se dejará intimidar por las “palabras y amenazas imprudentes” de Putin

“Estados Unidos y sus aliados... no se dejarán intimidar por Putin y sus palabras y amenazas imprudentes; no nos va a asustar y no nos intimida”

Andrew Feinberg
viernes 30 septiembre 2022 22:21

“Serán ciudadanos rusos para siempre”: Putin declara la anexión de las regiones de Ucrania

Read in English

El presidente Joe Biden afirmó el viernes que Estados Unidos y sus aliados no retirarán su apoyo a la lucha de Ucrania contra las fuerzas de invasión rusas, a pesar de las afirmaciones de Vladimir Putin de haberse anexionado las regiones de Zaporizhzhia, Donetsk, Lugansk y Kherson del país.

“Estados Unidos y sus aliados (...) no se van a dejar intimidar por Putin y sus palabras y amenazas imprudentes. No nos va a asustar y no nos intimida”, expresó Biden, quien hizo estas declaraciones sobre la última escalada de Moscú en el conflicto al final de una actualización sobre la respuesta de su administración al huracán Ian.

El presidente dijo que las últimas acciones de Putin, incluyendo los “referendos falsos” realizados por las fuerzas rusas hace unos días y la ceremonia para declarar la supuesta anexión que el líder ruso organizó en el Kremlin el viernes, son una “señal de que está batallando”.

Las declaraciones del presidente se producen apenas unas horas después de que Putin declarara que Zaporizhzhia, Donetsk, Lugansk y Kherson son “cuatro nuevas regiones de Rusia” en un discurso en el Kremlin que ocurrió apenas unos días después de que soldados y representantes rusos celebraran lo que Occidente ha descrito como referendos falsos en esas regiones, a menudo realizados por soldados que recogían las papeletas a punta de pistola.

Ucrania y los gobiernos occidentales han calificado esas votaciones de falsas e ilegítimas. Han dicho constantemente que no reconocerán los votos ni las anexiones, pero Putin ha declarado desafiante que los ciudadanos ucranianos de esas regiones se han convertido en ciudadanos rusos a perpetuidad.

“Esta es la voluntad de millones de personas”, aseveró Putin. “Quiero que las autoridades de Kyiv y sus verdaderos amos en Occidente me escuchen, para que lo recuerden. Las personas que viven en Lugansk y Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia se han convertido en nuestros ciudadanos. Para siempre”.

Pero Biden dijo que las afirmaciones del líder ruso no serán aceptadas por Washington ni por la comunidad internacional.

“Estados Unidos nunca va a reconocer esto. Y, francamente, el mundo tampoco lo va a reconocer. No puede apoderarse del territorio de sus vecinos y salirse con la suya”, señaló. “Es tan simple como eso”.

Añadió que Estados Unidos y el resto de la alianza occidental seguirán “manteniendo el rumbo” y apoyando a Kyiv con ayuda militar para que las fuerzas ucranianas puedan seguir defendiendo su país.

Biden también advirtió a Moscú que debe recordar que EE.UU. y la OTAN siguen “totalmente listos” para defender “hasta la última pulgada” del territorio de la alianza.

“Señor Putin, no malinterprete lo que estoy diciendo”, enfatizó. “Hasta la última pulgada”.

En un comunicado a primera hora del viernes, Biden también criticó lo que describió como “falsas afirmaciones de anexión” por parte de Rusia y anunció la imposición de nuevas sanciones a funcionarios rusos por parte del gobierno estadounidense, además de calificar las acciones de Rusia como un ejemplo de que Moscú “viola el derecho internacional, pisotea la Carta de las Naciones Unidas y muestra su desprecio por las naciones pacíficas de todo el mundo”.

“No se equivoquen: estas acciones no tienen legitimidad. Estados Unidos siempre respetará las fronteras de Ucrania reconocidas internacionalmente. Seguiremos apoyando los esfuerzos de Ucrania para recuperar el control de su territorio al reforzarlos tanto militar como diplomáticamente, incluso mediante los US$1.100 millones de ayuda adicional para la seguridad que Estados Unidos ha anunciado esta semana”, declaró Biden.

El presidente añadió que EE.UU. “reunirá a la comunidad internacional para denunciar estas maniobras y hacer que Rusia rinda cuentas” y “seguirá proporcionando a Ucrania el equipo que necesita para defenderse, sin dejarse intimidar por el descarado esfuerzo de Rusia por redibujar las fronteras de su vecino”.

La condena de Biden a las últimas acciones de Moscú estuvo acompañada por el anuncio de los departamentos del Tesoro, Comercio y Estado de EE.UU. de que cada uno de ellos había impuesto nuevas sanciones a Rusia con el objetivo de imponer lo que un funcionario de la Casa Blanca denominó “consecuencias rápidas y graves” por la supuesta anexión por parte de Moscú de las regiones ucranianas de Zaporizhzhia, Donetsk, Lugansk y Kherson.

Las cuatro regiones ucranianas, en amarillo, que Rusia se anexionó en septiembre de 2022

“Estamos apuntando a otros funcionarios y líderes del gobierno ruso, a los miembros de sus familias, a funcionarios militares rusos y bielorrusos, y a las redes de adquisiciones de defensa, incluidos los proveedores internacionales que apoyan el complejo militar-industrial de Rusia”, comentó el funcionario, y agregó que las nuevas sanciones representan un “claro mensaje” del gobierno de Estados Unidos y del Grupo de los Siete de que habrá “costos” en adelante “para cualquier individuo, entidad o país que proporcione apoyo político o económico a Rusia como resultado de sus intentos ilegales de cambiar el estatus del territorio ucraniano”.

Como parte de la nueva ronda de sanciones, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro ha designado ahora a 14 nuevas personas que forman parte del complejo militar-industrial ruso, incluidos proveedores internacionales, dirigentes financieros rusos, familiares de altos funcionarios rusos y 278 miembros de la legislatura rusa “o que hayan permitido los falsos referendos de Rusia y el intento de anexión de territorio soberano ucraniano”.

Entre los sancionados se encuentran Elvira Sakhipzadovna Nabiullina, gobernadora del Banco Central de la Federación Rusa, y Olga Nikolaevna Skorobogatova, primera vicegobernadora del banco.

“No nos quedaremos de brazos cruzados mientras Putin intenta anexionar de manera fraudulenta algunas partes de Ucrania. El Departamento del Tesoro y el gobierno de EE.UU. están tomando hoy medidas radicales para debilitar aún más el ya degradado complejo industrial militar de Rusia y socavar su capacidad para librar su guerra ilegal”, aseguró la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un comunicado.

Yellen añadió que EE.UU. también está “apuntando a líderes clave de la arquitectura financiera de Rusia como parte de nuestro esfuerzo agresivo y coordinado para hacer que Putin y sus facilitadores rindan cuentas por su invasión no provocada, y limitar su capacidad para apuntalar su economía”.

Además, el Departamento de Estado anunció que impondrá restricciones de visado a 910 funcionarios rusos y bielorrusos, así como a los apoderados rusos en Ucrania. El departamento también añadirá a dos familiares de miembros del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia mediante la designación de Olga Sergeevna Sobyanina y Anna Sergeevna Ershova “por ser las hijas adultas del alcalde de Moscú y miembro del Consejo de Seguridad de Rusia, Sergey Sobyanin”, que ya está sujeto a sanciones estadounidenses.

Los departamentos del Tesoro y de Estado también sancionarán a la esposa e hijos adultos del primer ministro ruso Mijail Mishustin, así como a la esposa e hijos adultos del ministro de Defensa Sergei Shogun.

El Secretario de Estado Antony Blinken comentó que la supuesta anexión de territorio ucraniano “es una clara violación del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas”.

“Haremos rendir cuentas a cualquier persona, entidad o país que preste apoyo político o económico a los intentos ilegales de Rusia de cambiar el estatus del territorio ucraniano”, concluyó Blinken.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in