Stay up to date with notifications from The Independent

Notifications can be managed in browser preferences.

Experiencia Wonka: actor principal rompe el silencio tras pésimo evento en Escocia

Exclusivo: el actor y comediante Paul Connell interpretó al querido personaje de Roald Dahl en un evento familiar en Glasgow, pero, pronto, la experiencia se volvió un caos

Barney Davis
Viernes, 01 de marzo de 2024 00:19 EST
Inside £35 'immersive' Wonka experience parents are calling a 'shambles'
Read in English

Un comediante contratado para interpretar a Willy Wonka en una criticada experiencia infantil con temática de la fábrica de chocolate expresó su versión de los hechos luego de que unos padres furiosos exigieran la devolución del dinero.

El organizador del evento, Billy Coull, se disculpó por ofrecer una “versión de la interpretación artística de un popular libro [que] no llegó a concretarse” y ofreció un reembolso a 850 personas antes de cancelar la experiencia en Glasgow el sábado.

Paul Connell dice que le entregaron“un guión incoherente generado por la IA” de 15 páginas
Paul Connell dice que le entregaron“un guión incoherente generado por la IA” de 15 páginas (Supplied)

Por su parte, uno de los padres se quejó y aseguró que al llegar se encontró con un “minilaberinto desorganizado con objetos enormes colocados al azar, un puesto de caramelos mediocre en el que repartían solo una gomita por niño y un terrorífico personaje con máscara de cromo que asustó a muchos de las criaturas hasta hacerlas llorar”.

“Se suponía que había una fuente de chocolate en alguna parte, pero nunca la vi”
“Se suponía que había una fuente de chocolate en alguna parte, pero nunca la vi” (Stuart Sinclair/Facebook)

¿Asististe a este evento? Envía un correo electrónico a barney.davis.ind@independent.co.uk

El intérprete del famoso chocolatero, Paul Connell, de 31 años, dialogó con The Independent sobre cómo consiguió el papel y cómo la experiencia resultó ser un caos.

Comenzó: “Siempre estoy enviando solicitudes para trabajos como actor o comediante. Esta vez, recibí una llamada el jueves en la que me dijeron: ‘Felicitaciones, interpretarás a Willi Wonka, luego te enviaremos el guion. La prueba de vestuario es mañana’”. Y luego continuó: “El guion consistía en 15 páginas de un monólogo incoherente y disparatado de mi personaje. De todos los fragmentos, me sorprendió uno en particular en el que tenía que decir: ‘Hay un hombre cuyo nombre no sabemos. Lo llamaremos el Desconocido. Este Desconocido es un hombre que hace chocolate malo y que vive en los muros’. Iba a ser aterrador para los niños. ¿El hombre que hace el chocolate es malo o el chocolate es malo?”.

“Incluso han escrito mal mi contrato; sin embargo, tengo un 'Coontrato' jurídicamente vinculante [sic]. Además, me pasé toda la noche aprendiéndome los diálogos y pensé que tendrían sentido en el ensayo general, cuando viera toda la puesta en escena”, indicó.

Padres furiosos con la experiencia Wonka
Padres furiosos con la experiencia Wonka (Stuart Sinclair/Facebook)

Para su sorpresa, en el ensayo general del viernes por la noche, horas antes de la inauguración, el actor se encontró con que la “inmersiva y encantadora” experiencia Willy Wonka era, en realidad, un salón vacío con unas cuantas setas de plástico.

Entonces, se remitió a dicha situación y manifestó: “De alguna manera, sí era un mundo de imaginación, ya que había que imaginar que había una fabrica de chocolate, por ejemplo”. Agregó: “Me comuniqué con los organizadores y pensé que en la mañana no se vería así, pero al final, cuando llegué, el aspecto era el mismo”.

Más tarde, relató: “Al final del monólogo, se suponía que tenía que succionar al Desconocido con una aspiradora. Así que les pregunté si la tenían y me dijeron: 'Todavía no la conseguimos, pero puedes improvisar'”.

Acto seguido, explicó que comenzó a omitir partes del diálogo y se le ocurrió que habría sido un tanto absurdo interactuar con una aspiradora imaginaria.

Además, también se refirió a los demás actores y afirmó: “Todos eran muy agradables. Nos reunimos por la mañana y dijimos: 'Seguramente no nos pagarán por este trabajo, pero los niños van a venir así que tratemos de hacer que sea mágico para ellos'”.

El actor contó que los niños recibieron un vasito de gaseosa
El actor contó que los niños recibieron un vasito de gaseosa (Supplied)

“Yo bromeaba, pero nos dijeron que les diéramos una gomita y un vasito de gaseosa. No había chocolate por ningún lado. Se supone que iba a haber una fuente de chocolate en algún lugar pero nunca la vi”, aseguró.

Luego, Connell incluso contó que iba a tener un descanso de 15 minutos entre cada grupo que participaba del evento, cuya duración era de 45 minutos; pero, al final, terminó actuando por tres horas seguidas. Asimismo, explicó que se puso muy nervioso porque no sabía cuándo tenía que comenzar con la actuación y cuándo tenia que parar.

“El organizador se acercó y me dijo: 'Estás pasando mucho tiempo con los niños, necesitamos terminar esto lo más rápido posible'. Se podía notar que, a esa altura, yo ya estaba bastante enojado y sabía que los niños iban a estar decepcionados”, mencionó.

Finalmente, el actor reveló que consiguió hacer una pausa para almorzar, y decidió pasarla sentado en su auto mirando al suelo para poder evitar ver a los niños que lloraban a causa de que el personal de seguridad no los dejaba entrar.

“Cuando volví de mi pausa, todo comenzó a empeorar. Había una multitud de gente enojada afuera del almacén y tuve que abrirme paso entre ellos”, señaló el intérprete.

“Yo era Wonka y mi cara estaba por todas partes. Pero solo era un actor contratado a última hora, no tenía nada que ver con la organización del evento”, se defendió.

Agregado a lo anterior, describió: “La gente gritaba y los organizadores lloraban. Hubo discusiones y gente corriendo por todas partes. Además, la escenografía había quedado destrozada”.

Un cartel generado con la IA pegado en una pared del lugar
Un cartel generado con la IA pegado en una pared del lugar (Stuart Sinclair/Facebook)

Más aún, Connell relató que, en medio de los disturbios, reunió a los otros dos actores que interpretaban a Willy Wonka y a los Oompa Loompas que tenía cerca y decidieron marcharse, ya que la situación se estaba tornando bastante peligrosa.

Luegó, sostuvo: “Para serles sincero, era desgarrador. Había niños que lloraban y estaban vestidos con disfraces mejores que los nuestros. Antes, yo era maestro, por lo que me tocó el alma”.

En la misma linea, indicó: “Quiero dejar en claro que todos fueron muy amables con nosotros y que las familias entendieron que ese día hicimos lo mejor que pudimos. No recibimos ningún maltrato, pero sí nos molestamos con la gente que organizó la experiencia. Fue una falta de respeto hacia las familias e incluso hacia nosotros como actores profesionales con la reputación en juego”.

También agregó: “Había tres actores para el papel de Willy Wonka, pero yo fui el más desafortunado porque fui el primero y me quedé tres horas y media allí, por compromiso o por estupidez”.

Paul Connell, originario de Hull, señaló que, tras averiguar en Google cuál era la ciudad más divertida del Reino Unido, se trasladó a Glasgow para cumplir su sueño de convertirse en comediante.

A continuación, finalizó: “Fue una noche que trataré de olvidar. Infelizmente, no solo yo la recordaré, sino que también lo harán todas las personas que conozco. A nosotros, los actores, nos contrataron a última hora y hicimos lo mejor que pudimos por los niños”.

El actor Gene Wilder que interpreta a Wonka en la emblemática película original
El actor Gene Wilder que interpreta a Wonka en la emblemática película original (Warner Bros)

Stuart Sinclair viajó dos horas para asistir a la experiencia inmersiva junto con su familia. Se comunicó con The Independent y manifestó: “Fue un desastre. Todos los miembros del elenco se esforzaron mucho. Infelizmente, todos eran actores subcontratados por The House of Illuminati y tampoco han cobrado. Estaban tan alterados como nosotros. Pero probablemente fue peor para ellos. No era culpa suya y la empresa les hizo quedar mal”.

Por otro lado, el organizador Billy Coull, director de la empresa de eventos inmersivos House of Illuminati, en dialogo con STV News señaló: “Estoy realmente sorprendido de que la experiencia no haya estado a la altura de las expectativas de la gente que asistió”.

Concluyó: “Mi versión de la interpretación artística de un popular libro no llegó a concretarse, por lo que les pido mis más sinceras disculpas”.

Traducción de Maria Luz Avila

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in