Stay up to date with notifications from The Independent

Notifications can be managed in browser preferences.

Comment

El video íntimo filtrado de Drake no lo convierte en un machote, sino una víctima

La reacción al video filtrado nos revela los contrastes brutales que rigen las diferentes formas en que los hombres y las mujeres experimentan el mundo y al Internet, escribe Victoria Richards

Martes, 13 de febrero de 2024 11:33 EST
<p>Todos elogian a Drake. No dejan de comentar su físico. Efectivamente, se ha convertido en una especie de leyenda a raíz de las recientes imágenes filtradas. Pero no hay que perderse de vista el hecho de que, al fondo, él es una víctima, y debería ser tratado con la simpatía y gentileza que se merece</p>

Todos elogian a Drake. No dejan de comentar su físico. Efectivamente, se ha convertido en una especie de leyenda a raíz de las recientes imágenes filtradas. Pero no hay que perderse de vista el hecho de que, al fondo, él es una víctima, y debería ser tratado con la simpatía y gentileza que se merece

Pregúntale a cualquier mujer qué haría si se filtrara un video suyo realizando un acto sexual (sola o con otra persona) en Internet. Pregúntame a mí, si quieres, porque de pura casualidad, soy una mujer viajando en bus leyendo sobre Drake y esperando que nadie me vea el texto por encima del hombro. De hecho, puedo predecir la reacción en un instante: conmoción, vergüenza y humillación.

Pregúntale a cualquier mujer cuál sería su reacción incluso si las imágenes filtradas ni siquiera fueran auténticas. Preguntémosle a Taylor Swift, por cierto, ya hace apenas una semana se compartieron imágenes pornográficas ultrafalsas suyas generadas por la IA. ¿Su reacción?: sin duda una mezcla de conmoción, vergüenza y humillación.

Pregunta a cualquier mujer, incluso a una que se haya enfrentado con éxito al abuso en línea en la corte. Preguntémosle a Georgia Harrison, por ejemplo, que se ha sincerado sobre su experiencia de la porno de venganza a manos de su exnovio Stephen Bear, que fue encarcelado como consecuencia de dichos abusos. Ella te diría lo mismo: conmoción, vergüenza y humillación.

Pregunta a cualquier mujer que tenga una expareja a la que haya enviado imágenes suyas, y que no sepa si las ha borrado... ahí está una vez más: conmoción, vergüenza y humillación.

Drake comparte una foto desde un avión privado horas después de la publicación del video íntimo filtrado

Ahora, con todo eso en mente, consideremos el caso de Drake. El rapero se ha visto envuelto en un frenesí mediático después de que unas imágenes suyas realizando un acto sexual en solitario se publicaran en línea en la plataforma X (antes conocida como Twitter).

El popular streamer Adin Ross, que apareció en videos con Drake, le envió una nota de voz en la que le contaba sobre la situación. Probablemente yo haría lo mismo, si una de mis amigas se hubiera visto envuelta en semejante situación espantosa.

En cambio, en la nota de voz compartida en las redes sociales, Ross dijo: “Estábamos mirándolo y dijimos: 'Dios mío, qué locura'”.

Y agregó: “Estás bendecido con tu voz, estás bendecido con tus actuaciones, estás bendecido por ser tú, estás bendecido por ser el número uno y encima estás bendecido por tener un súpermisil”.

¿La reacción de Drake, según Ross? Nada de conmoción, horror o humillación (al menos, no en público). De hecho, mandó ocho emojis de risa y comentó en tono de broma que podría utilizar la nota de voz del streamer como “próxima introducción de su álbum”.

¿Ves la diferencia?

Cabe destacar que no podemos saber lo que Drake realmente piensa del video filtrado, ya que no ha respondido públicamente. Aun así, la reacción de sus seguidores me pone sumamente incómoda. Por no hablar de las discusiones que se están dando actualmente en Internet, en las que algunos sugieren que él no debería estar molesto, ya que el “luce bien” en el video, y otros incluso especulan con que él mismo publicó el video para llamar la atención.

Todo eso subraya, una vez más, lo diferente que es la experiencia del mundo en línea para los hombres y las mujeres. Todos elogian a Drake. No dejan de comentar su físico. Efectivamente, se ha convertido en una especie de leyenda a raíz de las recientes imágenes filtradas. Pero no hay que perderse de vista el hecho de que, al fondo, él es una víctima, y debería ser tratado con la simpatía y gentileza que se merece.

Si todos fuéramos iguales, tendríamos una única reacción colectiva ante este video filtrado: sí, lo has adivinado: conmoción, vergüenza y humillación. El hecho de que cuando se trata de un hombre la gente lo encuentre “divertido” (e incluso lo elogie por ello) lo dice todo. No es muy diferente de las grandes diferencias de actitud hacia la sexualidad de hombres y mujeres: cuando un hombre hace alarde de su sexualidad, es un “machote”. Por el contrario, cuando una mujer lo hace, le lanzan todo tipo de insultos que ni siquiera me dignaré a escribir aquí. Pero en lo esencial, ambas posturas son igualmente perjudiciales.

En el caso de Drake, se ha adoptado una postura que, a mi modo de ver, es nociva tanto para las mujeres como los hombres.

Hay que tomarnos en serio este tipo de incidente, arrojar luz sobre sus efectos perjudiciales y reconocer hasta qué punto invade la intimidad de la víctima, por no hablar de que es ilegal en muchos países. Sino, corremos el riesgo de invalidar las experiencias de los hombres que enfrentan la pornovenganza, y minar su capacidad para dar su consentimiento y para hablar abiertamente si están traumatizados por lo que les ha ocurrido.

Por otra parte, estos incidentes desencadenan una serie de problemas para las mujeres. Restar importancia a lo que le ha ocurrido a Drake puede dar la impresión de que las mujeres están siendo “dramáticas” cuando les acontece algo similar a través de imágenes reales o aquellas generadas por la IA. Nos inculca que la reacción adecuada sería “reírnos” de este tipo de incidentes, que no son tan graves, que todo es una broma, humor de vestuario o puro cotorreo.

No es una broma. Y la única forma de frenar estos graves delitos contra la intimidad y el consentimiento es tratar a Drake como una víctima. Porque lo es. Nada de emojis de risa.

Traducción de Anna McDonnell

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in