Abunda en redes sociales la desinformación sobre la guerra Israel-Gaza, pero más en X

Barbara Ortutay
Miércoles, 11 de octubre de 2023 19:01 EDT
ISRAEL-PALESTINOS-DESINFORMACIÓN
ISRAEL-PALESTINOS-DESINFORMACIÓN

Si bien Twitter siempre ha pasado apuros para combatir la desinformación sobre los principales acontecimientos noticiosos, seguía siendo el lugar al cual recurrir para enterarse de lo que sucede en el mundo. Pero la guerra entre Israel y Hamas ha puesto de relieve cómo la plataforma —ahora transformada en X— no sólo se ha vuelto poco confiable, sino que promueve falsedades activamente.

Los expertos dicen que bajo la dirección de Elon Musk la red social se ha deteriorado a tal grado que ya no sólo no toma medidas enérgicas contra la información falsa, sino que favorece las publicaciones de las cuentas que pagan por su servicio de suscripción —que les da una marca azul de verificación—, independientemente de quién las administre.

Si dichas publicaciones se vuelven virales, sus creadores que cuenten con la marca azul pueden ser elegibles para recibir pagos de X, lo que crea un incentivo financiero para publicar lo que sea que genere la mayor reacción, incluida la desinformación.

Ian Bremmer, un destacado experto en política exterior, publicó en X que el nivel de desinformación sobre la guerra entre Israel y Hamas “que está siendo promovido algorítmicamente” en la plataforma “no se parece a nada de lo que yo haya estado expuesto en mi carrera como politólogo”.

Y Thierry Breton, responsable de la Unión Europea para la regulación de las redes sociales, le escribió a Musk sobre la información errónea y falsa y el “contenido potencialmente ilegal” en X, en lo que se perfila como una de las primeras pruebas importantes para las nuevas reglas digitales del bloque de 27 naciones encaminadas a depurar las redes sociales.

Mientras la plataforma de Musk está inmersa en el caos, rivales como TikTok, YouTube y Facebook también enfrentan una avalancha de rumores y falsedades sin fundamento acerca del conflicto, y aplican las usuales medidas aisladas y en pequeña escala para combatir la desinformación cada vez que una noticia cautiva la atención del mundo.

“La gente está desesperada por obtener información, y el contexto de las redes sociales puede interferir activamente con su capacidad para distinguir la realidad de la ficción”, dijo Gordon Pennycook, profesor asociado de psicología en la Universidad de Cornell, quien estudia el fenómeno de la desinformación.

Por ejemplo, en lugar de preguntarse si algo es cierto, las personas podrían centrarse en si algo es sorprendente, interesante o incluso con probabilidades de hacer enojar a la gente, el tipo de publicaciones que es más probable que provoquen reacciones fuertes y se tornen virales.

El grupo activista liberal Media Matters descubrió que, desde el sábado, suscriptores del servicio X Premium compartieron al menos seis videos engañosos sobre la guerra. Esto incluía videos fuera de contexto y videos antiguos que pretendían ser recientes, los cuales fueron vistos millones de veces.

En cuanto a TikTok, es “casi tan mala” como X, dijo Kolina Koltai, investigadora del colectivo de investigación Bellingcat. Anteriormente trabajó en Twitter en el departamento Community Notes (Notas de la Comunidad), su servicio de verificación de datos a través de la colaboración masiva.

Pero a diferencia de X, TikTok nunca ha sido conocida como la fuente número 1 de información en tiempo real sobre eventos actuales.

“Creo que todo el mundo sabe que hay que ver a TikTok con cierto escepticismo (en cuestión de noticias)”, dijo Koltai. Pero en X “ves a personas que se benefician activamente de la información errónea o falsa debido a los incentivos que tienen para difundir contenido que se vuelve viral, y la desinformación tiende a volverse viral”.

Por su parte, las plataformas emergentes aún buscan su lugar en el ecosistema de la información global, por lo que, si bien es posible que todavía no sean blancos de campañas de desinformación a gran escala, tampoco tienen la influencia de rivales más grandes y establecidos.

Threads, de Meta —propietario de Facebook e Instagram—, por ejemplo, está ganando terreno entre los usuarios que huyen de X, pero hasta ahora la empresa ha tratado de restar importancia a las noticias y la política en favor de temas más “amigables”.

Meta, TikTok y X no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios que les hizo The Associated Press.

Una publicación del equipo de seguridad de X el lunes por la noche decía: “En los últimos dos días hemos visto un incremento en los usuarios activos diarios en @X en el área del conflicto, y además ha habido más de 50 millones de publicaciones en todo el mundo que se centran en el ataque terrorista de Hamas contra Israel el fin de semana. A medida que los acontecimientos continúan desarrollándose rápidamente, un grupo de liderazgo integrado por personal de todas la áreas de la empresa ha evaluado que este momento es una crisis que requiere del más alto nivel de respuesta”.

Si bien han surgido muchas imágenes y recuentos reales de la carnicería, se han entremezclado con usuarios de las redes sociales que promueven afirmaciones falsas y tergiversan videos de otros eventos.

Entre las mentiras se encuentran afirmaciones falsas de que un alto comandante israelí fue secuestrado, un memorando de la Casa Blanca editado que pretende mostrar al presidente estadounidense Joe Biden anunciando miles de millones de dólares de ayuda para Israel, y viejos videos sin relación con esto del presidente ruso Vladímir Putin con subtítulos inexactos en inglés. Incluso un fragmento de un videojuego fue publicado como si fueran tomas del conflicto.

“Cada vez que ocurre un evento de gran magnitud y la información escasea, vemos que la desinformación se propaga como la pólvora”, dijo Pennycook. “Ahora hay un patrón muy constante, pero cada vez que sucede se produce una repentina oleada de preocupación sobre la información errónea o falsa que tiende a desvanecerse después de que el momento pasa”.

“Necesitamos herramientas que ayuden a generar resistencia a la desinformación antes de eventos como este”, agregó.

Por ahora, aquellos que buscan un concentrador central para encontrar información confiable y en tiempo real en línea podrían no tener suerte. Por imperfecto que fuera Twitter, no tiene un reemplazo claro. Esto significa que cualquiera que busque información precisa en línea necesita tener una actitud vigilante.

En tiempos de grandes noticias de última hora, como el conflicto actual, Koltai recomendó “recurrir a las marcas tradicionales y a los medios de comunicación como la AP, o Reuters, que hacen cosas como verificar la información” y reportan activamente desde el lugar.

Mientras tanto, en Europa, las principales plataformas de redes sociales enfrentan un escrutinio más estricto sobre la guerra.

Michelle Donelan, secretaria de Tecnología del Reino Unido, convocó a los jefes británicos de X, TikTok, Snapchat, Google y Meta a una reunión el miércoles para conversar sobre “la proliferación del antisemitismo y el contenido extremadamente violento” tras el ataque de Hamas.

Exigió que describieran las acciones que están tomando para eliminar rápidamente el contenido que infringe la ley de seguridad en línea del Reino Unido o los propios términos y condiciones de esas empresas.

Breton advirtió en su carta a Musk sobre posibles sanciones por no cumplir con la nueva Ley de Servicios Digitales de la Unión Europea, que somete a un escrutinio adicional a las plataformas en línea más grandes, como X, y les exige que les faciliten a los usuarios el poder marcar los contenidos ilegales y tomar medidas para reducir la desinformación, o de lo contrario enfrentan multas de hasta el 6% de sus ingresos globales anuales.

Musk respondió promoviendo el enfoque de la plataforma de utilizar etiquetas de verificación de información basadas en la colaboración masiva, una aparente referencia a Community Notes.

“Nuestra política es que todo sea de código abierto y transparente, un enfoque que sé que la UE respalda”, escribió Musk en X. “Por favor, enliste las violaciones a las que alude en X, de forma que el público pueda verlas”.

Breton respondió que Musk está “muy al tanto” de los informes sobre “contenido falso y glorificación de la violencia”.

“Depende de usted demostrar que practica lo que predica”, dijo.

_____

Kelvin Chan contribuyó a este despacho desde Londres.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in