Confirman 33 casos de viruela del mono en Francia; 24 se registraron en París

De acuerdo con la Agencia Nacional de Salud Pública de Francia, hasta el recién pasado miércoles por la mañana, se registraron más del doble de contagios que la semana pasada, por lo que “la situación evoluciona muy rápidamente”, advierten

La viruela del mono se propaga por 18 países

La Agencia Nacional de Salud Pública de Francia reveló que, hasta el recién pasado miércoles por la mañana, se contabilizaron 33 casos de viruela del mono; 24 de ellos, se registraron en la ciudad de París; cuatro más en Occitania.

La ola de contagios que se registró representa más del doble de contagios que la semana pasada, pues hasta el domingo anterior, se habían contabilizado 16 casos. “La situación está evolucionando muy rápidamente”, advirtió la Agencia.

Según declaraciones de la ministra de Salud, Brigitte Bourguignon, el país dispone de las vacunas suficientes para las personas que han estado expuestas a los contagiados. El pasado 24 de mayo, las instancias de salud francesas instaron a los adultos y personal médico a vacunarse si mantuvieron contacto con un enfermo de la viruela del mono.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) señaló más de 550 casos de esta afección en por lo menos 30 países; aunque aclaró que no se trata de una enfermedad que pudiera convertise en una pandemia, como sí lo fue el covid-19 en años recientes.

¿Qué es la viruela del mono?

De acuerdo con la OPS (Organización Panamericana de la Salud), la viruela es una ‘zoonosis’, es decir, esta afección se transmite de animales a seres humanos, generalmente en zonas boscosas de África central y occidental; además, las relaciones sexuales podrían tener un rol importante en el contagio.

Hasta el momento, se tiene conocimiento que el virus pertenece a la familia de la viruela, que se definen como los ‘ortopoxvirus’, según los expertos. Una de las primeras manifestaciones de esta afección son las erupciones pustulosas –grano repletos de pus– y puede tener variaciones leves e, inclusive, más graves. La OPS asegura que también podría causar la muerte.

En África, una de las zonas que han sido más afectadas por este virus, la tasa de letalidad –sobre todo en niños– es de entre 4 y 22 por ciento.

Los académicos han descrito que, entre los síntomas iniciales de la viruela del mono, se encuentran la fiebre, dolores de cabeza, hinchazón, dolor de espalda, dolor muscular e, inclusive, fatiga o fatiga crónica. Inicialmente, las erupciones pustulosas pueden desarrollarse en la cara y después extenderse a todo el cuerpo, normalmente en las extremidades.

Las erupciones pueden causar mucha picazón y, al igual que la varicela, estas adquieren la forma de una costra y, finalmente, se desprenden del cuerpo. En ocasiones, estas pueden dejar cicatrices; y en los casos leves, la infección puede desaparecer entre dos y cuatro semanas después del primer brote.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in