Ciberataques contra Estados Unidos están “aquí para quedarse”, advierte un funcionario de Biden

Los bipartidistas instan a que las empresas reciban un mayor apoyo para protegerse de los ciberataques

Vishwam Sankaran
martes 11 mayo 2021 14:25
Farmacéuticas rechazan la suspensión de patentes propuesta por Joe Biden
Read in English

Tras un ataque de ransomware en el gasoducto más grande de Estados Unidos, un funcionario de la administración de Joe Biden ha dicho que tales ataques cibernéticos contra la infraestructura del país están "aquí para quedarse".

La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, instó al Congreso de los Estados Unidos a ayudar al sector privado del país a prepararse mejor para un futuro en el que los ataques cibernéticos a empresas e infraestructura se vuelven cada vez más comunes.

Raimondo le dijo a Face The Nation de CBS el domingo que tales ataques están "aquí para quedarse", y agregó: "Esto es de lo que las empresas ahora tienen que preocuparse".

El senador republicano Bill Cassidy, que representa a uno de los estados afectados por el ataque, señaló que las implicaciones de tales incidentes en la seguridad nacional "no pueden ser exageradas", y agregó que una medida para proporcionar a las empresas recursos para resistir los ciberataques puede generar apoyo bipartidista.

El sábado, Colonial Pipeline, una empresa que suministra el 45 por ciento del gas a la costa este de Estados Unidos, reveló que fue víctima de un ataque de ciberseguridad con ransomware que detuvo temporalmente todas las operaciones de su gasoducto y afectó sus sistemas de TI.

Los ataques de ransomeware están diseñados para bloquear los sistemas mediante el cifrado de datos, luego de lo cual los piratas informáticos exigen un pago para otorgar acceso nuevamente.

Leer más: Starbucks está considerando dejar Facebook por el odio e intolerancia

Según Bloomberg News , antes de exigir el rescate, los piratas informáticos se llevaron cerca de 100 gigabytes de datos de la red de Colonial un día antes del cierre del oleoducto.

“Esto es lo más cerca que se puede llegar a la yugular de la infraestructura en Estados Unidos. No es una tubería importante. Es la tubería”, dijo Amy Myers Jaffe, profesora de investigación y directora general del Laboratorio de Política Climática.

Tras el ciberataque, Colonial Pipeline respondió desconectando algunos de sus sistemas principales y trayendo una empresa de ciberseguridad para investigar, mientras mantenía operativas sus líneas laterales más pequeñas entre terminales y puntos de entrega.

"Estamos en el proceso de restaurar el servicio a otros laterales y pondremos nuestro sistema completo nuevamente en línea solo cuando consideremos que es seguro hacerlo y en total cumplimiento con la aprobación de todas las regulaciones federales", señaló la compañía en un comunicado.

Raimondo dijo que el presidente Biden fue informado sobre el ataque y estaba trabajando en estrecha colaboración con la compañía y los funcionarios locales para reiniciar las operaciones normales "lo más rápido posible".

Expertos citados por Reuters dijeron que un cierre prolongado del oleoducto, incluso uno que dure cuatro o cinco días, puede conducir a un aumento en los precios de los surtidores de gasolina antes de la temporada alta de conducción de verano.

Colonial Pipeline no ha revelado más información sobre cuánto tiempo estarán cerradas sus tuberías.

Según los informes, los investigadores están indagando a un grupo de ciberdelincuentes profesionales llamado "DarkSide", conocido por desplegar ransomware y extorsionar a las víctimas.