Niños que comen más frutas y verduras tienen una mejor salud mental, revela nuevo estudio

Los investigadores encontraron que la nutrición “tenía igual o mayor impacto sobre el bienestar que otros factores, tales como presenciar discusiones o violencia en el hogar de forma habitual”

Joanna Whitehead
lunes 04 octubre 2021 18:36
Conservas de otoño: "mix" de verduras
Read in English

Comer frutas y verduras se asocia con una mejor salud mental para los niños, sugiere una nueva investigación.

Los niños que comían cinco o más porciones de frutas y verduras al día contaron con las puntuaciones más altas en bienestar mental, según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia.

Sus hallazgos, los cuales fueron publicados y analizados por homólogos en la revista BMJ Nutrition, Prevention & Health, también encontraron tasas más altas de bienestar entre los estudiantes de educación secundaria en particular.

El estudio, el cual analizó datos de casi 9.000 niños en 500 escuelas de Norfolk, es el primero en investigar el vínculo entre el consumo de frutas y verduras entre los alumnos y el bienestar mental.

Los participantes informaron por sí mismos sobre sus elecciones dietéticas y participaron en pruebas de bienestar mental que evaluaron la alegría, la relajación y las relaciones interpersonales positivas.

El estudio también consideró otros factores que afectan a los niños, como su entorno familiar y las experiencias adversas en la niñez.

Los resultados encontraron que solo una cuarta parte de los niños de educación secundaria y el 28 por ciento de los niños de educación primaria informaron comer frutas y verduras cinco veces por día, que es la cantidad recomendada.

Más de uno de cada cinco estudiantes de educación secundaria y uno de cada 10 estudiantes de educación primaria no desayuna, mientras que más de uno de cada 10 estudiantes de educación secundaria no almuerza, mientras que poco menos de uno de cada 10 de los encuestados informó no comer frutas ni verduras.

El autor del estudio, el Dr. Richard Hayhoe, dijo: “Esto es motivo de preocupación y es probable que afecte no solo el rendimiento académico en la escuela, sino también el crecimiento y el desarrollo físico.

“Otra cosa interesante que encontramos fue que la nutrición tenía igual o mayor impacto sobre el bienestar que otros factores, tales como presenciar discusiones o violencia en el hogar de forma habitual”.

Añadió: "Entre los niños de educación secundaria en particular, había un vínculo muy fuerte entre comer una dieta nutritiva, llena de frutas y verduras, y tener un mejor bienestar mental".

La investigadora principal, la profesora Ailsa Welch, de la Facultad de Medicina de Norwich de la Universidad de East Anglia, dijo: “Sabemos que el bienestar mental deficiente es un problema importante para los jóvenes y es probable que tenga consecuencias negativas a largo plazo.

“Aunque los vínculos entre la nutrición y la salud física son debidamente conocidos, hasta ahora no se sabía mucho acerca de si la nutrición desempeña un papel en el bienestar emocional de los niños.

La profesora Welch agregó: "Como factor potencialmente modificable a nivel individual y social, la nutrición representa un importante objetivo de salud pública en las estrategias para abordar el bienestar mental infantil".

Los investigadores concluyeron que las estrategias de salud pública y las políticas escolares deben revisarse para garantizar que todos los niños tengan acceso a una nutrición de buena calidad antes y durante la escuela.