Informe revela que producción de prendas ha contaminado ríos en África

Según un informe de Water Witness International, la producción de prendas ha teñido al menos un río de color azul

Chiara Giordano
miércoles 18 agosto 2021 19:21

Una laguna aparece rosa en Argentina por la polución de industrias pesqueras.

Read in English

Las marcas mundiales de moda están ayudando a impulsar la contaminación que ha teñido de azul los ríos africanos o ha vuelto sus aguas tan alcalinas como la lejía, según un informe.

El informe de Water Witness International (WWI) presentó los ríos contaminados en Lesotho, en el sur de África, y Tanzania para resaltar los riesgos planteados a medida que las marcas globales obtienen cada vez más prendas en este continente, atraídas por la mano de obra barata y los incentivos fiscales.

Las marcas globales podrían forzar mejores prácticas, pero hasta ahora su presencia en África ha hecho poco para detener la contaminación generalizada, el acaparamiento de agua mediante la contratación de fábricas o incluso garantizar agua y saneamiento adecuados para el personal de la fábrica, dijo Nick Hepworth, director de WWI y autor del informe.

Hepworth señaló que "la otra cara es que [la moda rápida] podría ser una fuerza para el cambio", pero las marcas y los inversores debían tomar la iniciativa.

En Lesotho, los investigadores encontraron un río visiblemente contaminado con tinte azul para jeans.

Mientras tanto, las muestras tomadas del río Msimbazi, de Tanzania en Dar es Salaam probaron un pH de 12, el mismo que la lejía o cloro, cerca de una fábrica de textiles, según el informe, agregando que las comunidades locales usan el Msimbazi para lavar, irrigar y más.

Identificaron unas 50 marcas internacionales que obtienen o han obtenido su ropa de países africanos, incluidas Zara, ASOS y H&M de Inditex, pero no relacionó la contaminación con la cadena de suministro de ninguna empresa.

Fábrica de textiles contaminando el río Msimbazi de Tanzania en Dar es Salaam

Zara no brindó ningún comentario. ASOS y H&M confirmaron que se abastecen de África, pero señalaron iniciativas para garantizar la sostenibilidad o abordar los riesgos del agua.

Leer más: Partículas de plástico dan la vuelta al mundo, revela estudio sobre contaminación

Katrina Charles, experta en seguridad y calidad del agua en la Universidad de Oxford, declaró que las marcas pueden y hacen ropa ambientalmente sustentable, y la presión del consumidor es clave para alentar más.

Charles, que ha trabajado con gobiernos en África y Asia, dijo que el sector textil ofrecía oportunidades para las naciones africanas, incluido el crecimiento y el empleo, pero que no valdrían la pena si no se garantizara la gestión de la contaminación y las condiciones laborales adecuadas.

“Hacer de la industria textil una fuerza positiva en África es un equilibrio muy delicado”, mencionó.

Información adicional de Reuters