Kirsten Dunst: “La diferencia salarial entre Spider-Man y yo era muy extrema”

La estrella de Virgin Suicides habla con Alexandra Pollard sobre la presión para alterar su apariencia, enfrentar preguntas “extrañas” como invitada de un programa de entrevistas adolescente, y su papel en la aclamada nueva película de Jane Campion The Power of the Dog

viernes 26 noviembre 2021 15:19
Bad Bunny debuta como actor en la nueva temporada de 'Narcos: México'

Kirsten Dunst tenía 19 años cuando un productor de Spider-Man la llevó para que le arreglaran los dientes. Ella no sabía que ese era el plan, no hasta que el auto se detuvo en la oficina del dentista. Situada al borde del estrellato, preparándose para interpretar al encantador interés amoroso de Peter Parker, Mary Jane, en la adaptación del cómic de 130 millones de dólares, Dunst tenía todo lo que los productores estaban buscando: Talento, juventud, belleza. ¿Pero ese beso al revés no se vería mejor con los dientes rectos? Ella no salió del auto. “Yo estaba como, 'Mmmmm, no, me gustan mis dientes'”, dice la mujer de 39 años ahora, mientras usa incisivos inalterados para morder una zanahoria cruda. "Además, a Sofía le encantaban mis dientes".

Se refiere a Sofia Coppola: Cuando Dunst conoció a la directora, tenía más de una década de trabajo; ya había tenido un beso espeluznante con Brad Pitt en Interview with the Vampire, escapó de una muerte gélida en Little Women y jugó el juego de mesa más peligroso del mundo en Jumanji. Pero fue en Coppola, de 28 años, donde encontró a su mentora. En la primera de muchas colaboraciones, Coppola eligió a Dunst, de 16 años, en The Virgin Suicides, una película como sueño febril y deslumbrante acerca de cinco hermanas bellas pero atormentadas. Hay una cierta inocencia proyectada en las mujeres que se parecen a Dunst (cabello rubio, ojos azules, hoyuelos puntiagudos) y, como la rebelde Lux, tomó eso y lo torció en algo más profundo, más oscuro. Era una habilidad que desplegaría muchas veces en los años siguientes.

Coppola, quien este año describió a Dunst como "la mejor actriz de su edad", tomó a la adolescente bajo su protección. "El hecho de que a la chica más genial le gustara cómo me veía, eso es lo que me conservó", dice Dunst ahora. “Ella me hizo sentir bonita. Cuando eres una chica de 16 años, te sientes como una mierda contigo misma, ¿verdad? Así que tener mi primera experiencia de un papel más 'sexy' a través de sus ojos me dio una confianza que me ayudó a lidiar con muchas otras cosas". Si hubiera sido un director masculino elogiando su apariencia... "¡Eso es diferente!" interviene. "Sería como, 'Ew, no digas eso, tengo 16 años'".

Spider-Man estaba muy lejos de la intriga artística de The Virgin Suicides, pero Dunst aportó ese mismo brillo conocedor a un personaje que podría haber sido poco más que un cifrado. La película recaudó US$821 millones, su secuela US$789 millones. Dunst no vio mucho de ese dinero. "La disparidad salarial entre Spider-Man y yo era muy extrema", dice. “Ni siquiera lo pensé. Yo estaba como, 'Oh, sí, Tobey [Maguire] interpreta a Spider-Man'. ¿Pero sabes quién estaba en la portada del póster de Spider-Man 2? Ella muestra una sonrisa y apunta a su pecho. "Spider-Man y yo".

Dunst es como un pánel de circuitos iluminado; habla rápido, con entusiasmo, como si tuviera noticias que se moría por contarte. Cuando me saluda, en las profundidades de un lujoso hotel de Londres, sus primeras palabras son "¡Míranos!" porque el patrón de su vestido blanco y negro no es muy diferente al de mi mono. Está un poco aturdida por su viaje en avión, me dice, y se sienta junto a un gran plato de verduras crudas y aderezo, pero es bueno tener la cama para ella sola después de meses de "dormir por las noches" con el nuevo bebé. Sus dos hijos, Ennis y James, están en Texas con su prometido, Jesse Plemons, quien da la casualidad que interpreta a su esposo en la película que ella está aquí para discutir: El hermoso y austero drama fronterizo de Jane Campion The Power of the Dog. “Estuve de lleno por unos cinco meses y medio y luego dije '¡Adiós!'”, Dice riendo. “Quiero decir que los extraño, pero ha sido agradable no decir: '¿Ese es mi sudor o se orinó en la cama?' ¿Sabes a lo que me refiero?" No en realidad no. “¡Oh, prepárate! Es tan agotador".

De todos modos, volvamos a los dientes. ¿Dunst cree que se habría sentado en la silla de ese dentista si nunca hubiera conocido a Coppola? "¿Quién sabe? Quiero decir, yo también tengo una madre en verdad buena, pero mi madre es alguien que podría haber estado como, 'Sí, ¿por qué no tener dientes rectos?' ”. La madre de Dunst le reconoció recientemente a su hija que era“ demasiado vanidosa ”cuando era más joven. “Solo recuerdo que ella quería que le hicieran un lavado de cara o una cirugía de senos, ese tipo de cosas. Nunca se le vio bien, ese tipo de vanidad... tienes que tener mucho cuidado con esas cosas". Ella ríe. "Me hizo rechazarlo más, supongo". Entonces, en el póster de Spider-Man , los dientes de Mary Jane se enderezaron mágicamente, y los "colmillos chuecos" de Dunst vivieron para ver otro día.

Fue una decisión adecuada para una actríz que comercia con la imperfección, que rechaza el brillante artificio de Hollywood mientras sigue su trabajo dentro de él. Pero si hay algo que une sus actuaciones, es que su genio tiende a ser reconocido solo años después. ¿La película de culto para adolescentes Bring It On ? Ella aportó tanto encanto como vivacidad a la animadora principal Torrance, pero los críticos de la película no pudieron ver más allá de los pompones y la aguda sátira sobre el privilegio blanco. ¿El falso documental de tono negro Drop Dead Gorgeous ? Ella era trágica de manera valiente como un concurso de claqué que se peleaba con sus rivales. Los críticos lo odiaron y luego cambiaron de opinión en algún momento. Incluso Marie Antoinette de Sofia Coppola, una delicia espléndida y anacrónica y una de las mejores actuaciones de Dunst, fue objeto de burla y, sin embargo, muchos dramas de época recientes sienten que le deben algo a esa película. “No podría estar más de acuerdo contigo”, dice Dunst, con tanta vehemencia que estalla en carcajadas. “Quizás si lo hubiera dirigido un director varón, habría sido [mejor recibida]. Creo que, en cierto modo, Sofía también amenazó a la gente". En ese momento, no pudo evitar culparse a sí misma. “Pensé que habíamos hecho algo especial, y luego todo el mundo… no se sintió así. Te quedas como, 'Oh, ¿qué hice?'"

Toby Maguire y Kirsten en la película del 2002 ‘Spider-Man'

Los organismos de premios, si no los críticos, la pasaron por alto de manera atróz incluso por Melancholia de Lars Von Trier. Como recién casada que sufre una depresión tan abrumadora que su comida sabe “a cenizas”, ofrece una actuación tan visceral y aplastante que casi puedes saborear las cenizas por ti mismo. Debería haber ganado un Oscar por eso, pero ni siquiera estaba nominada. Tampoco lo ha sido nunca. Los Oscar, los Globos de Oro, los Baftas: Dunst ha sido pasada por alto con tanta frecuencia que en una entrevista viral hace unos años, se preguntó en voz alta qué había hecho mal.

Se ve un poco avergonzada cuando le menciono eso, pero se mantiene fiel al sentimiento. “Me sentí un poco como, 'Eh, he estado en esto por tanto tiempo. Tal vez simplemente no sea...'” Hace una pausa, luego decide no seguir ese camino. “Prefiero forjarme mi propia carrera que seguir algún tipo de fórmula. Preferiría estar en esa mentalidad". Después de hacer Melancholia , por ejemplo, "solo le ofrecieron papeles en los que las mujeres estaban deprimidas", por lo que hizo la estridente comedia Bachelorette. “Y ahora he trabajado con Jane Campion. Estoy bien. No estoy preocupada. No me quejo en absoluto ".

Kirsten Dunst interpreta a Rose Gordon en la nueva película de Jane Campion, ‘The Power of the Dog’

Hay que susurrarlo, pero The Power of the Dog podría ser el único que rompa la maldición. En la primera película de Campion en 12 años, Dunst interpreta a Rose, una mujer tímida que vive en la década de 1920 en Montana, pisoteada por la sociedad y las circunstancias. Rose, dueña de una casa de huéspedes frecuentada por borrachos, es una “viuda suicida”, como dice con tanta crueldad el brutal ganadero de Benedict Cumberbatch, Phil. Los dos se conocen por primera vez cuando el hijo de Rose, Peter (Kodi Smit-McPhee), un chico tranquilo y femenino que hace flores de papel y destripa conejos con el mismo cuidado, es intimidado por Phil mientras le sirve la cena. Cuando la crueldad de Phil hace llorar a Rose, es su hermano benévolo y gentíl George (Plemons) quien la consuela. Pronto, Rose y George se casan, pero vivir bajo el techo de Phil erosiona de manera gradual el poco sentido de valor que tenía Rose para empezar. Ella se torna hacia la botella.

A Dunst no le gustaba del todo ponerse en la piel de alguien con tanta inseguro. La dinámica entre Rose y Phil, llena de microagresiones nocivas, se sintió "como tener un novio controlador", dice. “Es como, '¿Cómo me hizo eso?' Estás tan sorprendida por lo que puedes dejar que alguien te haga. Entonces, para mí, como actriz, ir a todos esos viejos sentimientos fue un lugar de verdad doloroso para vivir. No quiero ser insegura. Es una parte muy antigua de mí que tuve que remoldear. Incluso me haría cuestionar mi actuación. No era un lugar divertido para estar todos los días".

Cuando era más joven, “nunca me defendí ni dije nada. Incluso decir que no y saber lo que vales, es algo muy importante". Ella se corrige a sí misma. "No es tan difícil. Los chicos lo han estado haciendo desde siempre ".

¿Se agravaron esas viejas inseguridades al ser una actríz en el ojo público? “No creo que sea cosa de actores…” Piensa por un momento. “Definitivamente tuve un novio controlador en un momento. Pero también es como cuando eres una niña pequeña y hablas con todos estos hombres mayores y haces ruedas de prensa, es una dinámica extraña". Menciono una vieja entrevista que desenterré en YouTube, con un David Letterman que la aborda de manera incómoda. Ella tiene 13 años y él le pregunta sobre su beso en pantalla con Brad Pitt, cuando ella tenía 10 años y Pitt casi 30. “¿Era la primera vez que besabas a un chico en una película? ¿Fue extraño? le preguntó a ella. “Olvidé esa entrevista", dice Dunst ahora. “Sí, eso es raro. ¿Por qué estuvo bien?"

Las cosas son diferentes ahora, por supuesto, en especial para las chicas jóvenes, pero ¿cómo se sentiría ella si sus hijos quisieran entrar en la industria tan jóvenes como ella? “Entonces mi hijo ya estaría trabajando”, dice burlona. "Mi hijo de tres años ya estaría trabajando como modelo infantil". El primer trabajo de Dunst fue un anuncio de cereales cuando tenía tres años, lo que la llevó a un contrato con la agencia de modelos Ford. Tiene sentimientos encontrados acerca de haber pasado por eso tan joven. “Lo pensé mucho más antes de tener hijos. Yo estaba como, '¿Cómo pudiste hacernos esto? Quién pone a sus hijos en... ya sabes, lo que sea. Pero cuando tienes un niño lindo y todo el mundo dice: 'Dios mío, deberías llevarlo a modelar un niño pequeño', lo entiendo. Es divertido.'"

Rose (Dunst) abraza a George Burbank, interpretado por su esposo en vida real Jesse Plemons, en ‘The Power of the Dog’

Saca su teléfono y muestra un video de Ennis en su primer día de clases. Ahí está, el pelo tan rubio como el niño de los anuncios de Milky Bar, dos hoyuelos enormes como su madre, los brazos extendidos hasta donde pueden llegar. “¡Está haciendo el paso del jazz! Digo, escucha, es obvio que tiene algo de teatralidad en él. Lo recogí de su pequeña escuela y él era el único niño que salió corriendo y dijo”, ella lo imita con un respiro melodramático, “'¡Mami!" Es tan dulce, pero también me sentí un poco avergonzada". Ella ríe. “Cuando tu hijo actúa así, piensas: 'Oh, este niño necesita ser visto. Vamos a intentarlo. Parece que le interesaría, y solo guardaremos el dinero para su universidad '. Pude ver cómo podría ser una opción. Más que nunca".

Además, digo, la mayoría de los padres no predecirían que sus hijos terminarán siendo super famosos mientras Letterman los interroga sobre besar a Brad Pitt. "¡Sí! Es un efecto de bola de nieve. Y se nota que lo disfruté. Y todavía lo disfruto". Ella se encoge de hombros. "Me encanta hacerlo".

'The Power of the Dog' se estrena en los cines del Reino Unido el viernes 19 de noviembre. Estará disponible en Netflix a partir del 1 de diciembre.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in