Elon Musk sostiene que OpenAI podría haber creado una inteligencia artificial peligrosa que desató el caos

Musk, cofundador de la empresa, expresó que pudo haber algo que alarmó a la junta directiva

Andrew Griffin
Jueves, 30 de noviembre de 2023 15:03 EST

    Elon Musk afirma que la IA podría ser el riesgo existencial "más urgente" para la humanidad

Read in English

Según Elon Musk, OpenAI pudo haber descubierto “algo peligroso” que generó caos en la empresa.

En días recientes, OpenAI, el creador de ChatGPT, ha despedido y luego restituido a su director ejecutivo, Sam Altman. Muchas de las circunstancias de esa decisión aún son un misterio total, y no queda claro por qué la junta directiva de OpenAI destituyó a Altman.

OpenAI, cofundada por Elon Musk en respuesta a la preocupación de que la inteligencia artificial pudiera resultar un peligro para la humanidad, se ha enfrentado a las críticas de Musk por su reciente cambio hacia operaciones con fines de lucro y la decisión de que el proyecto deje de ser de código abierto.

En la conferencia Dealbook del New York Times, Musk reveló sus intentos de descubrir lo sucedido en OpenAI, pero no tuvo éxito. A pesar de ponerse en contacto con varias personas de la empresa, incluso Ilya Sutskever, científico jefe y miembro del consejo que se cree que lideró la rebelión contra Altman, Musk no obtuvo respuesta.

Sin embargo, expresó que la empresa podría haber descubierto “algo peligroso” que preocupó a Sutskever, y afirmó que lo más probable es que hubo un avance significativo que llevó a la empresa a tomar precauciones para evitar posibles peligros.

Cuando el periodista Andrew Ross Sorkin le preguntó si creía que se había descubierto algo peligroso en la empresa, Musk afirmó que así lo supondría.

Durante la misma entrevista, Musk reiteró sus críticas a OpenAI por alejarse de los principios de código abierto y sin ánimo de lucro sobre los que se fundó originalmente.

Musk también indicó que las empresas que afirman que sus sistemas de inteligencia artificial no han sido entrenados con datos de personas están siendo deshonestas. Sin embargo, señaló que cualquier disputa legal sobre este asunto quedaría sin resolver hasta la aparición de un “dios digital”, lo que las haría irrelevantes.

En una ocasión anterior, había dicho sin rodeos a los anunciantes que abandonaron la empresa debido a contenidos antisemitas que “se fueran a la m****a”.

Sus comentarios soeces se produjeron después de un momento de arrepentimiento en una entrevista en la cumbre DealBook del New York Times, en la que inicialmente se disculpó por un tuit en el que apoyaba una publicación antisemita en X el 15 de noviembre.

Musk ha sido objeto de intensas críticas desde el 15 de noviembre, cuando dio la razón a un usuario que afirmaba que los judíos fomentaban el odio contra los blancos. Musk mencionó que el usuario que se referió a la teoría de la conspiración del “Gran Reemplazo”, expresó “la verdad”.

El miércoles, Musk reconoció haber cometido un grave error y calificó su publicación como uno de los peores de su historial de mensajes “tontos”.

El director ejecutivo de Tesla se indignó ante la idea de que fuera antisemita y señaló que los anunciantes que abandonaron X, antes conocido como Twitter, no deberían pensar que pueden chantajearlo, y soltó un “vayan a la m****a" en varias ocasiones. En un momento, agregó las palabras “Hola, Bob”, una aparente referencia a Robert Iger, director ejecutivo de Walt Disney, que retiró anuncios de X.

La teoría conocida como el “Gran Reemplazo” postula que los judíos y los izquierdistas estarían orquestando la sustitución étnica y cultural de las poblaciones blancas por inmigrantes no blancos, lo que en última instancia llevaría a un fenómeno denominado “genocidio blanco”.

La publicación de Musk en las redes sociales suscitó las críticas de la Casa Blanca, que la denunció como una "aborrecible promoción de odio antisemita y racismo".

A raíz de la polémica publicación, grandes empresas estadounidenses, entre ellas Walt Disney, Warner Bros Discovery y Comcast, empresa matriz de NBC Universal, suspendieron sus anuncios en X. La decisión de los anunciantes se debió a un informe del grupo de vigilancia liberal Media Matters, en el que se citaban anuncios que aparecían junto a publicaciones que apoyaban el nazismo. En respuesta, la plataforma presentó la semana pasada una demanda por difamación contra Media Matters.

Información adicional de Reuters.

Traducción de Josué Palacios.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in