Cruz Roja: Rebeldes yemenís, alianza saudí intercambian reos

Los rebeldes hutíes y la coalición liderada por Arabia Saudí que lucha contra ellos en Yemen inician un intercambio de más de 800 prisioneros de guerra, dice el Comité Internacional de la Cruz Roja

Ahmed Al-Haj,Samy Magdy
Viernes, 14 de abril de 2023 05:42 EDT
MOR-GEN YEMEN
MOR-GEN YEMEN

Los rebeldes hutíes y la coalición liderada por Arabia Saudí que lucha contra ellos en Yemen iniciaron el viernes un intercambio de más de 800 prisioneros de guerra, dijo el Comité Internacional de la Cruz Roja. El acuerdo, mediado por Naciones Unidas y que estuvo preparándose durante varios meses, coincide con los esfuerzos diplomáticos para negociar el final del conflicto.

Durante los tres días que durará el operativo, habrá vuelos que llevarán a prisioneros entre Arabia Saudí y la capital de Yemen, Saná, controlada desde hace años por hutíes, que están apoyados por Irán, explicó Majed Fadail, viceministro de Derechos Humanos del gobierno yemení reconocido internacionalmente.

Otros vuelos trasladarán a reos entre Saná y otras ciudades yemeníes controladas por el gobierno reconocido por la comunidad internacional, añadió. La Cruz Roja indicó que el viernes habrá dos rondas de vuelos simultáneos entre Adén y Saná para el traslado de presos.

Este es el intercambio de prisioneros más significativo en Yemen desde que ambos bandos liberaron a más de 1.000 detenidos en octubre de 2020. Se cree todas las partes tienen retenidas a miles de personas como prisioneros de guerra desde que estalló el conflicto.

La guerra comenzó en 2014, cuando los hutíes tomaron Saná y gran parte del norte de la nación. El gobierno yemení reconocido internacionalmente huyó al sur y más tarde se exilió a Arabia Saudí.

La campaña de los rebeldes provocó la intervención, meses más tarde, de una coalición liderada por Riad. En los últimos años, se ha convertido en un conflicto regional teledirigido entre Arabia Saudí e Irán, con la implicación periférica de Estados Unidos, que proporcionaba ayuda de inteligencia al reino saudí. Pero las críticas internacionales por los bombardeos aéreos saudíes que se cobraron la vida de civiles hicieron que Washington retirase su apoyo.

Más de 150.000 personas, entre combatientes y civiles, han muerto en la guerra, que ha creado uno de los peores desastres humanitarios del planeta.

Estaba previsto que el intercambio de prisioneros comenzase a principios de semana, pero se demoró por aparentes motivos logísticos.

“Con este acto de buena voluntad, cientos de familias desgarradas por el conflicto vuelven a reunirse durante el mes sagrado del ramadán, un rayo de esperanza en medio de un gran sufrimiento", manifestó Fabrizio Carboni, director regional de Cruz Roja para Oriente Próximo y Oriente Medio, en un comunicado. “Nuestro profundo deseo es que estas liberaciones proporcionen un impulso para una solución política más amplia, que lleve a que aún más detenidos regresen con sus seres queridos".

El acuerdo contempla que los hutíes liberen a más de 180 prisioneros, incluyendo soldados saudíes y sudaneses de la coalición y cuatro periodistas yemeníes. Los reporteros fueron detenidos en los últimos años y sentenciados a muerte por una corte controlada por los hutíes en un juicio que, según Amnistía Internacional, fue “manifiestamente injusto”.

El pacto supondrá también la puesta en libertad de altos cargos militares retenidos por los hutíes desde que comenzó el conflicto. Entre ellos están el mayor general Mahmoud al-Subaihi, quien fungía como ministro de Defensa en aquel momento; Nasser Mansour Hadi, el hermano del expresidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi, y familiares del fallecido presidente Ali Abdullah Saleh.

A cambio, la coalición saudí y el gobierno de Yemen dejarán libres a más de 700 rebeldes hutíes, indicaron los rebeldes.

Arabia Saudí ha liberado ya a 13 detenidos hutíes que regresaron a Saná el 9 de abril, antes del viaje del embajador saudí en Yemen, Mohammed bin Saeed al-Jaber, a la capital. Contando a esos, el acuerdo supondrá la puesta en libertad de 869 prisioneros, según Cruz Roja.

La visita de Al-Jaber a Saná formaba parte del diálogo mediado por Omán entre Riad y los hutíes, que buscaba revivir el alto el fuego nacional que expiró en octubre y reactivar las conversaciones de paz interyemeníes para poner fin a la guerra.

El acuerdo alcanzado el mes pasado entre Arabia Saudí e Irán para restablecer su relación ha impulsado las negociaciones entre el reino y los hutíes y avivó la esperanza de hallar una salida negociada al conflicto.

Pero algunos analistas temen que la retirada de los saudíes pueda suponer el inicio de una nueva versión del conflicto entre los gobiernos rivales del país. Además, existe un movimiento secesionista que quiere recuperar Yemen del Sur, una nación que existió entre 1967 y 1990.

___

Magdy informó desde El Cairo. El periodista de The Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in