Cornwall será escenario de la cumbre del G7 de líderes mundiales, incluido Joe Biden

Boris Johnson utilizará el evento para promover su visión de una "Gran Bretaña global" post-Brexit y para tratar de construir un consenso para la acción sobre el cambio climático

Andrew Woodcock
domingo 17 enero 2021 00:54
Líderes mundiales reaccionan al asalto contra el Capitolio de los Estados Unidos
Read in English

Boris Johnson nombró a Cornwall como la sede de la cumbre del G7 en junio, cuando los líderes mundiales, incluido el recién electo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se reunirán para discutir la recuperación mundial de la pandemia de coronavirus.

Los primeros ministros y presidentes del grupo de las principales potencias industrializadas (Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón) descenderán al resort de playa de cinco estrellas Carbis Bay, cerca de St Ives, para un "jamboree" diplomático de tres días (11 -13 de junio), lo que causará enormes trastornos, pero se estima que tendrá un valor de 50 millones de libras para el condado.

Será la primera cumbre en persona de líderes mundiales en casi dos años, después de que el G7 del año pasado en Estados Unidos fuera cancelado y el G20 en Arabia Saudita se realizó en línea debido al COVID-19.

Johnson, quien es el anfitrión como titular de la presidencia rotatoria anual del G7, dijo que pedirá a sus compañeros líderes que "aprovechen la oportunidad para reconstruirse a partir del coronavirus, uniéndose para hacer un futuro más justo, más verde y más próspero".

Utilizará el evento para promover su visión de una "Gran Bretaña global" post-Brexit y para tratar de construir un consenso para la acción sobre el cambio climático antes de la conferencia COP26 de la ONU en Glasgow en noviembre.

Y buscará rehabilitarse a los ojos del nuevo presidente, quien anteriormente lo tildaba de “un clon físico y emocional” de Donald Trump.

Si bien la imagen de Johnson fue cimentada en muchas mentes estadounidenses por la descripción que el presidente saliente hizo de él como "Trump británico", se cree que la llegada de Biden brinda una oportunidad para fomentar la cooperación transatlántica en varias de las prioridades del primer ministro.

La cumbre del G7 podría significar el primer viaje presidencial de Biden fuera de América del Norte en lo que se consideraría un golpe diplomático para Downing Street.

Biden ha indicado su determinación de revertir la retirada de Trump del acuerdo de París sobre el cambio climático de 2015, y Johnson buscará trabajar estrechamente con él para persuadir a otros estados de que amplíen sus compromisos de calentamiento global en Glasgow.

Y se ha alineado con la prioridad de Biden de difundir la democracia a nivel internacional al invitar a Australia, India y Corea del Sur a la cumbre de Cornwall.

La expansión única del grupo G7 de las principales potencias industrializadas en el llamado D10 de las democracias mundiales fue resistida por algunos otros miembros, incluidos Italia y Francia, que temen que el grupo se convierta en un frente anti-chino.

Johnson dijo que la elección de Cornwall como lugar para la cumbre centrará los ojos del mundo en la hermosa e histórica región, y agregó que su condición de centro para la innovación ecológica lo convierte en un escenario apropiado para una reunión que se espera que debata sobre el clima.

Visit Cornwall ha estimado el impacto económico total para el condado en £ 50 millones, incluso a través de un aumento en el turismo futuro.

Johnson dijo: “Como el grupo más destacado de países democráticos, el G7 ha sido durante mucho tiempo el catalizador de una acción internacional decisiva para abordar los mayores desafíos que enfrentamos.

“Desde la cancelación de la deuda del mundo en desarrollo hasta nuestra condena universal de la anexión de Crimea por parte de Rusia, el mundo ha recurrido al G7 para aplicar nuestros valores compartidos y poder diplomático para crear un planeta más abierto y próspero.

“El coronavirus es sin duda la fuerza más destructiva que hemos visto durante generaciones y la mayor prueba del orden mundial moderno que hemos experimentado. Es correcto que abordemos el desafío de reconstruir mejor uniéndonos con un espíritu de apertura para crear un futuro mejor.

“Cornwall es el lugar perfecto para una cumbre tan crucial. Hace doscientos años, las minas de estaño y cobre de la región estaban en el corazón de la revolución industrial del Reino Unido y este verano Cornwall volverá a ser el núcleo de un gran cambio y avance global. Tengo muchas ganas de dar la bienvenida a los líderes mundiales a esta gran región y país”.