Perú: Muerto en protestas fue seminarista, quería ser médico

Una de las seis víctimas que murieron durante las protestas para exigir nuevas elecciones en Perú anhelaba ser médico, estudió en un colegio semillero de futuros sacerdotes y cantaba eventualmente en el coro de la iglesia de Andahuaylas, ciudad donde pereció el lunes de un balazo en la espalda

Franklin Briceo
miércoles 14 diciembre 2022 04:55
PERÚ-PROTESTAS VÍCTIMAS
PERÚ-PROTESTAS VÍCTIMAS

Una de las seis víctimas que murieron durante las protestas para exigir nuevas elecciones en Perú anhelaba ser médico, estudió en un colegio semillero de futuros sacerdotes y cantaba eventualmente en el coro de la iglesia de Andahuaylas, ciudad donde pereció el lunes de un balazo en la espalda.

Wilfredo Lizarme tenía 18 años y al igual que varios vecinos de esta ciudad andina —donde han emergido fuertes movilizaciones en Perú contra la nueva presidenta Dina Boluarte y el Parlamento— fue a mirar los enfrentamientos entre la policía y más de 3.000 manifestantes desde una colina cercana, relató el martes a The Associated Press su hermana Carla Lizarme, de 15 años.

“Fue una bala perdida, una tumbó a mi hermano”, dijo Carla. Las manifestaciones en Andahuaylas, en la región de Apurímac, han sido las más letales al momento en Perú. Cuatro de los seis muertos desde el inicio de las protestas, la semana pasada, ocurrieron en esta ciudad de los Andes.

Aún con vida, Lizarme fue bajado del cerro Huayhuaca donde junto a más personas observaba las manifestaciones. Los que lo cargaban cruzaron un puente sobre el río Chumbao, rumbo al hospital subregional de Andahuaylas. La entidad indicó en un reporte posterior que Lizarme tenía "un impacto de bala" y había fallecido. Carla Lizarme mostró a la AP un casquillo que hallaron cerca de su hermano en cuya base decía “PNP 762x39”.

El lunes. otros tres peruanos, incluido un menor de edad, murieron. Amnistía Internacional dijo que en Perú “las autoridades deben poner los derechos humanos al centro y hacer un alto a la represión”.

La familia de Lizarme recogió el martes su cadáver del hospital y lo cargó casi cuatro kilómetros hasta su hogar en los extremos de la ciudad. Llevaban letreros que decían “urgente fuera Dina traidora, usurpadora”.

La mandataria dijo no entender por qué se estaban levantado. “Esta situacion de ser presidenta no lo he pedido, vengo de una fórmula presidencial donde fue elegido presidente Pedro Castillo y Dina Boluarte como su vicepresidenta”, indicó. Castillo fue destituido hace una semana por el Parlamento, Boluarte lo reemplazó y criticó la supuesta corrupción de su antecesor.

The Associated Press ha observado que las protestas en Andahuaylas han atraído a más de 3.000 personas que han llegado de comunidades rurales, entre ellos adultos, pero gran parte son adolescentes, de entre 15 y 17 años. De los seis muertos confirmados por las autoridades, sólo uno tiene 38 años, otros dos 18 y tres eran adolescentes.

El difunto también jugaba al fútbol en el equipo local Red Lyon de Andahuaylas junto a otra víctima reciente, Beckham Quispe, escolar de 17 años, que murió el domingo en las manifestaciones cerca de un aeropuerto. Lizarme era defensa y Quispe, delantero, dijo Smith Allcca, amigo en común y quien estudió con Lizarme cinco años en la escuela secundaria católica San Francisco Solano, donde se aceptan estudiantes que tienen interés en convertirse luego en sacerdotes.

“No sabía si quería ser sacerdote o médico”, comentó Allca. “Le gustaba dibujar un montón”, añadió. Dijo que Lizarme también participó en el coro del colegio y cantaba en la iglesia de Andahuaylas y la comunidad cercana de Huancabamba. “Entonábamos el Ave María y el Panis Angelicus”, dijo Allca, aunque recordó que también les gustaba las canciones de Bad Bunny y Anuel AA.

"Tengo una pena enorme porque he perdido a dos amigos, uno el domingo y el otro el lunes”, dijo Allca.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in