Examiga de Amber Heard llora porque temía que el “monstruo” Johnny Depp “haría algo peor de lo que pretendía”

“Estaba preocupada por su seguridad física, de que cuando él se transformara, podría hacer algo peor de lo que alguna vez pretendió”, sollozó

La examiga de la pareja llora al explicar por qué temía por la seguridad de Amber Heard

Read in English

La ex mejor amiga de Amber Heard se echó a llorar cuando describió cómo temía que el “monstruo” Johnny Depp “hiciera algo peor de lo que pretendía” a la actriz de Aquaman.

Raquel Pennington testificó en el juicio por difamación multimillonario de la expareja el miércoles, donde le dijo al jurado que estaba “asustada” por la seguridad de su amiga al estar con su entonces esposo, Johnny Depp.

“Al principio no estaba preocupada. Hacia el final, cuando el abuso físico era más evidente, estaba preocupada”, solloza.

“Estaba preocupada por su seguridad física. Me preocupaba que, cuando se transformara, accidentalmente pudiera hacer algo peor de lo que jamás pretendió”.

Pennington dijo que temía por Heard porque Depp “podía ser muy impredecible y [Heard] no tenía mucha autoconservación”.

“Tenía miedo por Amber. Estaba triste por ella y también estaba triste por Johnny, ya que él también era mi amigo”, dijo con la voz entrecortada.

“Y realmente quería que pudieran arreglar sus cosas”.

Pennington dijo que el lado diferente de Depp se conocía como “el monstruo”, un nombre que él mismo se dio a lo que a veces podía convertirse.

Dijo que escuchó a Depp referirse directamente a sí mismo como "el monstruo" en varias ocasiones.

“Lo llamábamos el monstruo... yo, Johnny, Amber, cualquier otra persona en el círculo interno que estaba al tanto de las cosas privadas que sucedían”, dijo, y agregó que fue Depp quien “lo llamó así”.

Pennington describió cómo Depp “cambiaba a veces”.

“Johnny actuaba como su maravilloso yo durante una cierta parte de una ocasión en la que la gente estaba pasando el rato o, a veces, solo en privado en casa. Y nunca supe qué lo causaba. El cambio sucedía”, dijo.

“A veces explotaba solo o su estado de ánimo cambiaba a algo más oscuro”.

Ella recordó un incidente de 2013 en el que él “cambió” cuando estaban en el parque de casas rodantes de Hicksville, donde dijo que Depp gritó “Quítate de mi mujer” mientras Heard estaba en una silla con una amiga alrededor de la fogata.

Ella dijo que Heard se levantó para tratar de calmar la situación.

Al día siguiente, dijo que entró en el tráiler de la pareja y lo vio “desordenado”.

Pennington solía ser la mejor amiga de Heard y era vecina de ella y Depp, vivía en un penthouse en el mismo edificio que la pareja, el edificio Eastern Columbia en el centro de Los Ángeles, y fue testigo de las secuelas de varios presuntos incidentes de abuso doméstico.

Raquel Pennington rompe en llanto al testificar sobre las lesiones que vio en Amber Heard

Ella testificó sobre un presunto incidente violento el día antes de que Heard apareciera en The Late Late Show de James Corden en diciembre de 2015.

Ella le dijo a la corte cómo vio dormir a su amiga esa noche porque tenía tanto miedo de tener una conmoción cerebral.

Ella dijo que Heard le había pedido que fuera a su penthouse y la encontró muy molesta y con heridas.

“Tenía la cara roja, hinchada, le habían arrancado el cabello de la cabeza”, testificó.

“Creo que ni siquiera dormí esa noche por estarla viendo para asegurarme de que no...”, se aguantó el llanto.

A la corte se le mostraron fotos tomadas por Pennington esa noche que mostraban el rostro hinchado y magullado de Heard.

Ella sollozó mientras describía las fotos de las heridas a la corte, diciendo que vio su cara hinchada, ojos morados, un labio roto y que le habían arrancado cabello.

Pennington dijo que es “falso” sugerir que Heard no estaba herida cuando apareció en The Late Late Show, después de que los abogados de Depp intentaron refutar las acusaciones de Heard diciendo que las lesiones no eran visibles en el programa.

“Mi reacción es que esa es una declaración falsa”, dijo.

“Vi heridas en su cuerpo desde el momento inmediatamente posterior a que ocurrieran durante la noche siguiente, al día siguiente y mientras sanaban!.

Ella insistió en que nunca montó ninguna foto y dijo que estaba con Heard cuando le aplicaron maquillaje para cubrir las heridas antes de que apareciera en el programa.

Pennington sollozó mientras contaba cómo vio lesiones en Heard en varias otras ocasiones y también vio a la actriz a menudo “cubrir los moretones y las heridas en la cara con maquillaje”.

Heard fue vista limpiándose las lágrimas de los ojos mientras escuchaba el testimonio.

Amber Heard se limpia una lágrima al escuchar el testimonio de Raquel Pennington

El penthouse de Depp y Heard en el edificio Eastern Columbia fue el escenario de otra supuesta pelea violenta el 21 de mayo de 2016, que se produjo solo dos días antes de que Heard solicitara el divorcio y seis días antes de que solicitara una orden de restricción por violencia doméstica.

Pennington testificó que Heard le dijo que Depp quería ir a su apartamento para recoger algunas de sus pertenencias.

Ella declaró que ella, su entonces prometido Josh Drew y otra amiga, Elizabeth Marz, estaban con Heard y entraban y salían de diferentes apartamentos y en algún momento Heard regresó a su propio penthouse porque Depp iba a ir.

Más tarde, dijo que recibió un mensaje de Heard que decía “ven”, así que fue directamente al penthouse de la expareja.

Ella dijo que escuchó a Depp y Heard gritar adentro, pero la puerta estaba cerrada, por lo que usó una llave para entrar.

Ella testificó que escuchó a Heard gritar “ayuda, ayuda”.

Cuando entró al departamento, dijo que se puso entre Heard y Depp y le puso las manos en el pecho para decirle que se detuviera.

Ella dijo “me empujó las manos”.

Pennington testificó que luego puso sus brazos alrededor de Heard en el sofá y la abrazó, mientras Depp les estaba gritando.

“Él le estaba gritando que se levantara o dejara de llorar o algo así. Fue muy fuerte y él se acercó más y más”, dijo, rompiendo a llorar.

Pennington dijo que Depp se acercó “tanto a nosotros” que pensó en cómo proceder si se acercaba más.

“Había un gran cenicero de cerámica anaranjado en la mesa de café y estaba pensando que si él se acerca más, simplemente voy a levantar ese cenicero y golpearlo con él porque estaba muy cerca de nosotros”, gritó.

Pennington testificó que tenía miedo de que Depp fuera a lastimar a su esposa.

En algún momento, el equipo de seguridad de Depp ingresó al apartamento y Depp “finalmente” salió del apartamento, dijo.

Pennington testificó que no vio a Depp tocar a Heard ni arrojarle nada mientras estaba presente en el apartamento.

Sin embargo, dijo que vio a Depp “romper” cosas al salir.

“Él había derribado un montón de artículos que estaban en la isla de la cocina… canastas de frutas y botellas y cosas así”, dijo, y agregó que este fue el “daño principal” al apartamento de la pareja.

El actor de Pirates supuestamente destruyó cosas en otros apartamentos del edificio.

Pennington negó las acusaciones del equipo legal de Depp de que ella y Heard “montaron” la escena y que ella había estado “al acecho” esperando que él llegara al penthouse.

“Eso no es cierto”, dijo ella.

Depp está demandando a su exesposa por difamación por un artículo de opinión de 2018 que ella escribió para The Washington Post, donde se describía a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”.

El actor de Pirates of the Caribbean no es nombrado en el artículo, que se titula “I spoke up against sexual violence — and faced our culture’s wrath. That has to change” (Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar).

Sin embargo, Depp afirma que implica falsamente que él es un abusador doméstico, algo que él niega rotundamente, y que lo ha dejado luchando para conseguir papeles en Hollywood. Él está demandando por US$50 millones.

Heard está contrademandando por US$100 millones, y acusa a Depp de orquestar una “campaña de difamación” en su contra y describe la demanda de él como una continuación del “abuso y acoso”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in