Asesinatos de Murdaugh: cómo una familia propensa a las tragedias llegó a dominar los titulares de EE.UU. con tiroteos, un intento de suicidio asistido y otros extraños contratiempos

Alex Murdaugh ha sido acusado de arreglar su propia muerte, conspirar para cometer fraude de seguros y malversar hasta 4 millones de dólares; y esa no es la mitad

Nathan Place
sábado 18 septiembre 2021 00:12
Former client charged with shooting Alex Murdaugh in insurance scam
Read in English

En las últimas semanas, el nombre Alex Murdaugh ha aparecido en un titular espantoso tras otro, cada uno más extraño que el anterior.

Primero, la esposa y el hijo de Murdaugh fueron asesinados a tiros. Luego, el propio Murdaugh recibió un disparo, pero sobrevivió. Ahora, Murdaugh ha admitido haber organizado su propio tiroteo como parte de un plan de fraude de seguros de 10 millones de dólares. Mientras tanto, según la información que descubrieron en relación con los dos primeros tiroteos, la policía ha abierto investigaciones sobre la muerte de su ama de llaves y un adolescente aparentemente sin parentesco que murió en circunstancias misteriosas.

La historia es tan confusa como complicada. Como dijo el abogado de Murdaugh, Jim Griffin, "Nos hace preguntarnos a todos qué diablos está pasando".

Aquí hay un desglose de lo que sabemos hasta ahora.

¿Quién es Alex Murdaugh?

Alex Murdaugh, de 53 años, es un ex abogado y heredero de una poderosa familia de abogados en el 14° Circuito Judicial de Carolina del Sur, que incluye los condados de Allendale, Beaufort, Colleton, Hampton y Jasper. Su padre, abuelo y bisabuelo ocupaban el cargo de procurador en ese circuito, y otros miembros de la familia eran prominentes abogados civiles en la región.

Asesinato de esposa e hijo

El 7 de junio, Murdaugh llamó al 911 para informar que había encontrado los cuerpos de su esposa Maggie, de 52 años, y su hijo Paul, de 22, cerca de algunas perreras en su propiedad de caza en el condado de Colleton. Ambos estaban muertos por heridas de bala. Sus asesinatos siguen sin resolverse.

"Está totalmente angustiado", dijo más tarde el abogado de Murdaugh, Richard Harpootlian, a NBC News. "Él no los mató".

Intento de suicidio asistido

El 4 de septiembre, el propio Murdaugh recibió un disparo mientras cambiaba una llanta al costado de una carretera en el condado de Hampton. Sobrevivió y fue tratado en un hospital por lo que la policía denominó "herida superficial de bala en la cabeza".

Leer más: “Ya no hay libertad”: reportajes de los 80´s sobre el cinturón de seguridad resurgen por debate sobre vacunas

El 13 de septiembre, Murdaugh admitió a la policía que había organizado el tiroteo. Un ex cliente suyo, Curtis Edward Smith, de 61 años, fue acusado dos días después de dispararle a instancias de Murdaugh.

La policía dice que el plan era que Murdaugh muriera para que su hijo sobreviviente, Buster, pudiera heredar 10 millones en dinero del seguro de vida.

El jueves por la mañana, según CNN, Murdaugh llegó al Centro de Aplicación de la Ley del Condado de Hampton para entregarse. Ha sido arrestado y acusado de fraude de seguros, conspiración para cometer fraude de seguros y presentar un informe policial falso.

Muerte del ama de llaves

El 15 de septiembre, la División de Aplicación de la Ley de Carolina del Sur (SLED) anunció que estaba investigando la muerte de Gloria Satterfield, ama de llaves y niñera de la familia Murdaugh desde hace mucho tiempo.

Satterfield murió en 2018 después de más de dos décadas trabajando para los Murdaugh. Murdaugh le dijo a su familia que ella tropezó y se cayó por unas escaleras en su casa. Sufrió una lesión cerebral traumática, entró en coma y murió tres semanas después.

Pero la forense del condado de Hampton, Angela Topper, pensó que la historia de Murdaugh no cuadraba y escribió una carta a SLED pidiéndoles que investigaran.

"La muerte de la difunta no se informó al forense en ese momento, ni se realizó una autopsia", escribió Topper. "En el certificado de defunción, la forma de la muerte se dictaminó 'Natural', lo que no concuerda con las lesiones sufridas en un accidente de tropiezo y caída".

Con base en esta carta y la nueva información descubierta durante la investigación de las muertes de Maggie y Paul Murdaugh, SLED acordó abrir una investigación criminal.

Presunta malversación de fondos

Un abogado de los hijos de Satterfield, Tony Satterfield y Brian Harriott, dice que sus clientes demandaron con éxito a Murdaugh por un gran acuerdo después de su muerte, pero nunca recibieron un centavo.

Ese acuerdo fue por 505 mil dólares. El 15 de septiembre, Satterfield y Harriott presentaron una demanda exigiendo que Murdaugh finalmente lo pagara. Pero según el abogado de los hijos, Eric Bland, la nueva información muestra que se les debe mucho más que eso.

“Hemos aprendido desde que se presentó la demanda que la cantidad que no se ha contabilizado y se ha malversado es de 4 millones”, dijo Bland a Fox Carolina News. "Y nos dijeron que Alex Murdaugh se apropió indebidamente de ese dinero, ya sea en su totalidad o en parte".

Según Bland, Murdaugh aconsejó a los hijos de Satterfield que lo demandaran después de su muerte y dispuso que un abogado amigo suyo los representara. Luego admitió su responsabilidad, dice Bland, lo que obligó a sus compañías de seguros a pagar "grandes cantidades de dinero".

Pero según Bland, nada de ese dinero llegó a sus clientes.

“Se pagaron los 4 millones y mis clientes no recibieron nada”, dijo el abogado.

Los abogados de Murdaugh han dicho que no tuvo nada que ver con la muerte de Satterfield y que una compañía de seguros determinó que fue un accidente.

Muerte de adolescente

El 8 de julio de 2015, un hombre de 19 años llamado Stephen Smith fue encontrado muerto en una carretera en el condado de Hampton. No se realizaron arrestos y el caso sigue sin resolverse.

Al igual que con Satterfield, SLED ha dicho que está reabriendo una investigación sobre la muerte de Smith basándose en la información que obtuvo después de los asesinatos de Murdaugh.

El consumo de drogas

El abogado de Murdaugh, Richard Harpootlian, dice que Murdaugh ha luchado con una adicción a las drogas durante décadas, y esto jugó un papel en su intento de suicidio.

“Durante los últimos 20 años, ha habido muchas personas alimentando su adicción a los opioides. Durante ese tiempo, estas personas se aprovecharon de su adicción y su capacidad para pagar fondos sustanciales por drogas ilegales”, dijo Harpootlian en un comunicado. "Uno de esos individuos se aprovechó de su enfermedad mental y acordó quitarle la vida a Alex, disparándole en la cabeza".

El abogado sostiene que el fallido intento de suicidio no estaba relacionado con los asesinatos de Maggie y Paul, y que Murdaugh no sabe quién los mató.

The Independent se ha puesto en contacto con Harpootlian para obtener comentarios adicionales, pero aún no ha recibido respuesta.