Abogado de Carolina del Sur recibe disparo meses después del asesinato sin resolver de su esposa e hijo

"Hace que todos nos preguntemos qué demonios está pasando" dice el abogado de la familia

Helen Elfer
lunes 06 septiembre 2021 15:46
Biden anuncia órdenes ejecutivas sobre control de armas
Read in English

Un hombre, cuya esposa e hijo de 22 años fueron asesinados en el pabellón de caza de la familia hace tres meses, ha recibido un disparo en la cabeza, en un nuevo e impactante avance de un caso que ha conmocionado a Carolina del Sur.

Alex Murdaugh, que sobrevivió al ataque y está consciente en el hospital, pudo decirle a su hermano que le habían disparado cuando se detuvo a cambiar una rueda a un lado de la carretera.

La tragedia de la familia ha sido objeto de intensas especulaciones y, dado que no se han producido detenciones por los asesinatos ni por los disparos a Murdaugh, sigue siendo un misterio.

Los Murdaugh son una familia adinerada de Carolina del Sur y una especie de dinastía legal, informa el New York Times. El padre, el abuelo y el bisabuelo de Murdaugh fueron los principales fiscales de gran parte del sur del estado y Murdaugh es también un destacado abogado.

Antes de morir, el hijo de Murdaugh, Paul, estuvo implicado en un accidente de barco en 2019 en el que murió una mujer de 19 años y estaba a la espera de ser juzgado por cargos de navegación bajo la influencia del alcohol.

La policía fue acusada de darle un trato preferencial, lo que negó rotundamente.

En junio de este año, Murdaugh prometió una recompensa de 100 mil dólares por cualquier información que condujera a una condena en el asesinato de su esposa e hijo.

Después de los asesinatos, los hermanos de Murdaugh dijeron en una entrevista televisiva con Good Morning America que la familia estaba “dolida” y que consideraban que deberían haber tomado más en serio las amenazas contra Paul Murdaugh por el accidente de barco.

Leer más: Retiran cargos contra socialité de Carolina del Sur acusada de matar a una mujer en un accidente de barco

El sábado, Jim Griffin, el abogado de Murdaugh, comentó que el tiroteo contra su cliente sólo había aumentado el sufrimiento de la familia.

“Es impactante y muy perturbador, sin duda”, afirmó Griffin. “Hace que todos nos preguntemos qué demonios está pasando”.