Hallan cristales exóticos “nunca vistos” en el meteoroide más grande del siglo XXI que cayó en la Tierra

Los científicos encontraron pequeños microcristales de carbono en formas inusuales como varillas hexagonales y coronas esféricas

Vishwam Sankaran
viernes 08 julio 2022 21:12

Desmintamos mitos: ¿cuál es la diferencia entre un meteoroide, un meteoro y un meteorito?

Read in English

En el polvo de una roca espacial que explotó en Rusia hace casi una década se encontraron cristales de carbono únicos y minúsculos con una variedad de formas inusuales y con “peculiaridades morfológicas únicas”.

La roca espacial que explotó, conocida como superbólido, cayó el 15 de febrero de 2013 en la región de los Urales del Sur y es el meteoroide más grande que ha explotado en la Tierra en el siglo XXI hasta la fecha.

Explotó a unos 23 km sobre la ciudad de Chelyabinsk, a unos 1.440 km al este de Moscú, lo que provocó una gran preocupación pública, ya que más de 1.000 personas resultaron heridas y 3.000 edificios resultaron dañados.

Los expertos espaciales calificaron el evento como una inmensa llamada de atención sobre los peligros que representan los asteroides y otras rocas espaciales para el planeta.

Pero el evento también generó un gran interés científico, ya que trajo consigo materiales únicos del espacio que no se pueden reproducir ni siquiera en laboratorios avanzados.

La desintegración del superbólido en la atmósfera cuando entró en el planeta estuvo acompañada por la formación de una columna de gas y polvo a altitudes de unos 80-27 km que posteriormente se asentó en la Tierra, según lo detectado por varios satélites.

Los científicos ahora encontraron microcristales de carbono del tamaño de un micrómetro en el polvo de Chelyabinsk, según un nuevo estudio publicado recientemente en la revista EPJ Plus.

Los cristales toman una variedad de formas inusuales, como coronas cerradas, casi esféricas, y varillas hexagonales, señaló.

“Nos enfocamos en las peculiaridades morfológicas únicas de los cristales de carbono del componente de polvo del meteoroide”, dijeron los científicos, incluidos los de la Universidad Estatal de los Urales del Sur en Rusia.

“El primer cristal de carbono se encontró durante una investigación del polvo usando un microscopio óptico, porque sus facetas estaban en el plano focal”, agregaron.

Los investigadores también encontraron varios otros fragmentos microscópicos similares en el polvo meteorítico.

Las pruebas adicionales que utilizaron otros métodos de análisis químico y rayos X revelaron que los cristales de carbono estaban hechos de capas de formas exóticas de grafito que rodeaban un nanocúmulo central en su corazón.

Los científicos sospechan que los candidatos más probables para estos nanoclusters son el buckminsterfullereno (C60), una bola con forma de jaula de 60 átomos de carbono, o el polihexaciclooctadecano (C18H12), una molécula hecha de carbono e hidrógeno.

Las estructuras microscópicas probablemente se formaron al agregar repetidamente capas de grafeno a núcleos de carbono cerrados creados por las condiciones extremas de temperatura y presión cuando el meteorito se reventó.

En estudios futuros, los investigadores esperan rastrear y analizar otras muestras de polvo de meteoritos para comprender si estos cristales exóticos generalmente se forman a través de rupturas de meteoritos, o si son exclusivos del superbólido de Chelyabinsk.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in