Las tormentas solares provocan que los satélites se desplacen de sus órbitas

Algunos satélites se desvían más de dos kilómetros al año, y las naves más pequeñas corren un mayor riesgo

<p>Los científicos creen que la meteorología solar podría estar provocando la desviación de los satélites de sus órbitas</p>

Los científicos creen que la meteorología solar podría estar provocando la desviación de los satélites de sus órbitas

Read in English

En el último año, la constelación Swarm de la ESA (Agencia Espacial Europea) -que mide los campos magnéticos alrededor de la Tierra- empezó a descender en la atmósfera diez veces más rápido que antes.

“En los últimos cinco o seis años, los satélites se hundían unos dos kilómetros y medio [1,2 millas] al año”, explicó a Space.com Anja Stromme, responsable de la misión Swarm de la ESA.

“Pero desde diciembre del año pasado, prácticamente se han echado un clavado. La tasa de hundimiento entre diciembre y abril ha sido de 20 kilómetros [12 millas] por año”.

Se cree que el nuevo ciclo solar -que comenzó al mismo tiempo que estos fenómenos- podría ser el responsable. Cada vez se genera más actividad del viento solar, así como manchas solares, llamaradas solares y eyecciones de masa coronal.

“En las capas superiores de la atmósfera, donde se produce la interacción con el viento solar, hay mucha física compleja que aún no comprendemos del todo”, explica el Dr. Stromme. “Sabemos que esta interacción provoca un afloramiento de la atmósfera. Eso significa que el aire más denso se desplaza hacia arriba, a mayores alturas”.

El aire más denso crea más resistencia para los satélites, algo así como “correr con el viento en contra”, dijo el Dr. Stromme. “Es más duro, es un arrastre, por lo que ralentiza los satélites, y cuando se ralentizan, se hunden”.

Los satélites se hundieron de forma tan dramática que en mayo los operadores tuvieron que elevar las altitudes utilizando su propulsión a bordo. Si los satélites bajan demasiado, es posible que las agencias los pierdan por completo.

Es probable que todas las naves espaciales situadas a 250 millas (400 kilómetros) de la Tierra tengan problemas, predice el Dr. Stromme, incluida la Estación Espacial Internacional. Además, cada vez se envían al espacio más satélites pequeños de baja potencia, conocidos como CubeSats, que son especialmente vulnerables.

“Muchos de estos [nuevos satélites] no tienen sistemas de propulsión”, explicó el Dr. Stromme. “No tienen medios para elevarse. Eso significa básicamente que tendrán una vida útil más corta en órbita. Volverán a entrar antes de lo que lo harían durante el mínimo solar”.

Afortunadamente, uno de los beneficios del aumento de la actividad solar es que puede ayudar a limpiar la basura espacial, y esto hace que los detritos que orbitan la Tierra desciendan y se desintegren en la atmósfera.

Hay aproximadamente 228 millones de piezas de basura espacial en todo el mundo, que corren el riesgo de mantenernos atrapados en el planeta, y los expertos afirman que los gobiernos no han tomado suficientes medidas para hacerles frente.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in