Tres recetas asiáticas a base de plantas para mantener la rotación

Prudence Wade prueba tres platos deliciosos, saludables y fáciles de “Asian Green” de Ching-He Huang

viernes 02 abril 2021 16:52

“A medida que crezca, no quiero estar holgazaneando demasiado en la cocina”, dice el chef Ching-He Huang. “También quiero divertirme y no ser un esclavo de la estufa”.

Read in English

“A medida que crezca, no quiero estar holgazaneando demasiado en la cocina”, dice el chef Ching-He Huang. "También quiero divertirme y no ser un esclavo de la estufa".

Por eso le encanta un buen sofrito, que puede transformar las verduras en un plato rápido y delicioso, como esta receta con tofu de frijoles negros y baby pak choi.

Receta vegana de salteado con tofu de frijoles negros y baby pak choi

Sirve cuatro como acompañamiento

Ingredientes

1 cucharada de harina de maíz

1 cucharada de aceite de colza

5 dientes de ajo finamente picados

1 cucharada de jengibre de raíz recién rallado

1 guindilla roja, sin semillas y picada

1 guindilla ojo de pájaro, sin semillas y picada

1 cucharada de frijoles negros salados fermentados, enjuagados y triturados

1 cucharada de pasta de frijoles amarillos o pasta de miso

250g de tofu frito, cortado en cuartos

1 cucharada de vino de arroz Shaohsing o jerez seco

2 pimientos verdes, sin semillas y cortados en trozos de 1,5 cm

200ml de caldo de verduras

1 cucharada de tamari o salsa de soya ligera baja en sodio

Arroz jazmín cocido, para servir

Para el pak choi:

200 g de baby pak choi, a la mitad

Pizca de sal marina

1 cucharada de vino de arroz Shaohsing

1 cucharada de tamari o salsa de soya ligera baja en sodio

1 cucharadita de aceite de sésamo tostado

Trozo de 2,5 cm de raíz de jengibre fresco, cortado en palitos de fósforo

Método

1. Primero, prepara el pak choi. Coloca una placa resistente al calor dentro de una vaporera de bambú. Sazona el pak choi con sal, vino de arroz, tamari o salsa de soya ligera y aceite de sésamo tostado, luego coloca las rodajas de jengibre por encima. Coloca la tapa sobre la vaporera y ponla sobre un wok o cacerola con agua. Llevar a ebullición, luego vaporizar suavemente a fuego lento durante tres o cuatro minutos. En una jarra o taza pequeña, mezcla la harina de maíz con dos cucharadas de agua para crear una pasta y déjala a un lado hasta que la necesites. Mientras tanto, coloca un wok a fuego alto y agrega el aceite de colza. Cuando el aceite empiece a humear, añadir el ajo, el jengibre y las guindillas y sofreír unos segundos. Luego agrega los frijoles negros y la pasta de frijoles amarillos y revuelve rápidamente.

2. Añadir el tofu y sofreír durante un minuto, manteniendo los ingredientes en movimiento en el wok, luego añadir el vino de arroz o jerez y los pimientos verdes y sofreír durante un minuto más.

3. Agregar el caldo y llevar a ebullición. Sazona con tamari o salsa de soya, luego agrega la mezcla de harina de maíz y revuelva para espesar.

4. Sirve el tofu de frijoles negros y el baby pak choi al vapor con arroz jazmín a un lado y cómelo inmediatamente.

Leer más: Aquí te presentamos tres fáciles recetas para reavivar tu pasión por la cocina

Ram-don vegano de tofu ahumado y brócoli al estilo coreano

Con sabores picantes, ahumados y umami, esta receta vegana de ram-don cumple todos los requisitos.

La inspiración para esta receta vino de un lugar inesperado: la película ganadora del Oscar Parasite.

En la exitosa película de Bong Joon-ho, un ama de llaves tiene la tarea de hacer un ram-don de ternera, un plato único similar a una sopa de fideos picante. Esto inspiró a Ching-He Huang a hacer su propia versión vegana, que su esposo ahora llama su comida insignia.

Sirve cuatro.

Ingredientes

200 g de ramen seco o fideos udon

1 cucharada de aceite de sésamo tostado

2 dientes de ajo

Trozo de 2,5 cm de raíz de jengibre fresco, pelado

3 chalotes

2 chiles rojos, sin semillas

1 cucharada de harina de maíz

1 cucharada de aceite de colza

200 g de tofu ahumado, escurrido, enjuagado con agua fría y cortado en cubos de 2 cm

400 g de tofu firme, escurrido y cortado en cubos de 2 cm

200 g de setas shiitake frescas

1 cucharada de vino de arroz Shaohsing

2 cucharadas de salsa de soya oscura

150 g de brócoli de tallo largo, floretes cortados a lo largo y tallos cortados en rodajas de 0,5 cm

2 cucharadas de salsa de champiñones vegetariana

1 cucharada de vinagre de arroz claro

1 cucharada de tamari o salsa de soya ligera baja en sodio

2 cebolletas, cortadas y finamente cortadas en ángulo en rodajas de 1 cm

Condimento para fideos (por tazón):

1 cucharadita de salsa de soya oscura y aceite de chile Chiu Chow

1 cucharada de cada tahini y salsa de chile dulce

Espolvorear hojuelas de pimienta shichimi togarashi

Método

1. Cocina los fideos de acuerdo con las instrucciones del paquete. Enjuaga con agua fría y escurre bien, luego rocía sobre el aceite de sésamo tostado para evitar que se peguen. Ponlos a un lado en el colador hasta que necesite.

2. Coloca el ajo, el jengibre, las chalotas y los chiles rojos en un procesador de alimentos pequeño y mezcla hasta formar una pasta. Mezcla la harina de maíz con dos cucharadas de agua en un tazón o taza pequeño para hacer una papilla. Dejar a un lado hasta que se necesite. Calentar un wok a fuego fuerte hasta que humee y agregar el aceite de colza. Una vez caliente, agrega la pasta aromática y cocina, revolviendo, durante unos segundos hasta que esté fragante. Agrega ambos tipos de tofu y los champiñones. Sazona con el vino de arroz y la salsa de soya oscura y mezcla bien durante uno o dos minutos hasta que todos los ingredientes estén cubiertos.

2. Agrega el brócoli y cocina, revolviendo, durante un minuto. Agrega la salsa de champiñones, el vinagre de arroz y el tamari o la salsa de soya ligera. Vierta la mezcla de harina de maíz para espesar los jugos de cocción en el wok y revuelve para mezclar bien.

3. Vierte un poco de agua hirviendo sobre los fideos en el colador para recalentarlos, luego divídelos en cuatro tazones.

4. Coloca un cucharón de la mezcla de tofu, champiñones y brócoli en un lado de los fideos en cada tazón y cubre con la cebolla tierna en rodajas. Vierte los fideos rociándolos sobre la salsa de soya oscura, el aceite de chile Chiu Chow, el tahini y la salsa de chile dulce, seguido de una pizca generosa de hojuelas de pimienta shichimi togarashi. Servir inmediatamente.

Cheesecake vegano de mango y anacardos

¿No estás convencido de que los postres veganos puedan ser lujosos? Deja que este “pastel de queso” a base de plantas te transporte a una isla tropical.

Para 10 porciones.

Ingredientes

Para la base de galleta:

200 g de galletas de avena veganas y afrutadas

3 cucharadas de mantequilla de nueces mixtas

Para la capa de 'queso' de anacardos:

200 g de anacardos, remojados en agua durante 30 minutos, luego escurridos y enjuagados

200 ml de leche de coco

400 g de yogur de coco natural

1 cucharada de crema de coco

3 cucharadas de sirope dorado

Zumo de 1 lima

Pizca de sal marina

Para la compota de mango fresco:

2 mangos, pelados, deshuesados y cortados en cubos de 0,5 cm

4 cucharadas de sirope dorado

Adornar:

Ralladura y jugo de 1 lima

Método

1. Para hacer la base de galleta, tritura las galletas en un procesador de alimentos. Agrega la mantequilla de nueces y procesa hasta que esté bien combinado. Transfiere la mezcla a un bol y reserva. Limpia el procesador de alimentos.

2. Coloca todos los ingredientes de la capa de “queso” de anacardos en el procesador de alimentos y mezcla hasta que quede suave.

3. Cubre la base de un plato de tarta de queso de vidrio redondo de 26 cm con la mezcla de galletas y mantequilla de nueces y presione en su lugar. Vierte sobre la mezcla de “queso” de anacardos. Tapar y dejar reposar en el frigorífico durante 30 minutos.

4. Mientras tanto, prepara la compota de mango. Coloca el mango y el almíbar dorado en una sartén poco profunda a fuego medio. Revuelve suavemente para combinar. Cocina de dos a tres minutos hasta que el mango se ablande y la mezcla esté ligeramente pegajosa. Retirar del fuego y dejar enfriar durante 30 minutos. Para armar, saca la “tarta de queso” del refrigerador y cúbrelo con la compota de mango enfriada. Justo antes de servir, decora con la ralladura de limón y el jugo. ¡A disfrutar!

'Asian Green: Recetas diarias basadas en plantas inspiradas en Oriente' de Ching-He Huang, fotografía de Tamin Jones, es publicada por Kyle Books el 11 de febrero, con un precio de $27.