Gente impactada por el costo del menú en el nuevo restaurante de Salt Bae en Londres

“Creo que hay una línea en la que los altos precios de los restaurantes dejan de ser una estafa y se convierten en una especie de arte escénico, y creo que el nuevo restaurante londinense de Salt Bae la ha superado”

Hollie Richardson
miércoles 29 septiembre 2021 15:39

Salt Bae abre un restaurante en Londres que venderá filetes de oro de 24 quilates

Read in English

Nusret Gökçe -el restaurador y chef turco conocido en internet como Salt Bae- acaba de abrir una sucursal de sus restaurantes Nusr-Et en Londres.

Este carismático cocinero de 38 años se convirtió en una sensación de memes en 2017 por utilizar una técnica teatral única a la hora de preparar y sazonar la carne.

El último restaurante de carne de Gökçe, situado en el hotel Park Tower de Knightsbridge, es el decimoquinto que abre en todo el mundo, con otros establecimientos en Nueva York, Los Ángeles y Turquía.

La gente ya está compartiendo sus reacciones ante el costoso menú, que incluye el famoso bistec tomahawk de oro de 24 quilates del chef.

En Internet se está compartiendo un recibo, impreso por Nusr-Et, en el que aparece una Coca Cola a 12 dólares (9 libras), el tomahawk gigante a 630 libras y el té turco de cortesía.

“¿44 libras (59 dólares) por 4 Red Bulls? ¿Está bien Salt Bae?”, preguntó una persona sorprendida en Twitter.

“Es más barato volar y comer en el restaurante turco de Salt Bae que ir al de Londres. 9 libras (12 dólares) por una coca-cola. 630 libras por un filete tomahawk. No gracias”, compartió otra persona en respuesta al recibo.

“Creo que hay una línea en la que los precios altos de los restaurantes dejan de ser un timo y se convierten en una especie de arte escénico, y creo que el nuevo restaurante londinense de Salt Bae la ha sobrepasado”, aseguraba otro.

Leer más: Multitud de Staten Island desafía el mandato de vacunas irrumpiendo en el patio de comidas de centro comercial

“Un hombre que ha creado toda una marca y una cadena de restaurantes a partir de la publicidad en Internet cobra 11 libras (14 dólares) por un Red Bull. Me sorprende”, añadió este usuario de Twitter.

Un asistente al restaurante compartió en Instagram un vídeo del servicio de los filetes dorados y una foto con Salt Bea.

Con 36 millones de seguidores en Instagram y mucho bombo y platillo a su alrededor, quizá no sea de extrañar que ya sea casi imposible reservar una mesa en el restaurante Salt Bae, a pesar de que los precios del menú suben como la espuma.

Para saber lo que otros están diciendo y unirse a la conversación, desplácese hacia abajo para ver la sección de comentarios o haga clic aquí para ver nuestros artículos más comentados.