Gran Bretaña: ventas minoristas experimentan repentina caída; compradores prefieren ir a restaurantes

Las ventas experimentaron la mayor caída desde el regreso en enero al confinamiento

Holly Bancroft
viernes 20 agosto 2021 19:28
La venta ambulante de libros, un sueño relalizado y un servicio a los clientes en la pandemia
Read in English

Las ventas minoristas en Gran Bretaña cayeron drásticamente en julio, ya que los consumidores se saltaron las compras para dirigirse a restaurantes y pubs.

Los volúmenes de venta minorista cayeron un 2,5 por ciento con respecto al mes anterior, según la Oficina de Estadísticas Nacionales, a pesar de que los economistas pronosticaron un pequeño aumento del 0,4 por ciento. Esta es la mayor caída en las ventas desde enero, cuando Gran Bretaña volvió al confinamiento.

En junio, las ventas aumentaron un 0,5 por ciento.

Los minoristas informaron que el éxito de Inglaterra en la Euro 2020 y el mal tiempo mantuvieron a los compradores alejados de las tiendas, dijo la Oficina de Estadísticas Nacionales.

Los analistas también predijeron que el impacto de la variante Delta de rápida expansión también podría estar detrás de la caída repentina.

Samuel Tombs, economista de Pantheon Macroeconomics, dijo: "La fuerte caída de julio en las ventas minoristas puede atribuirse en gran parte al aumento de los casos de covid-19, lo que llevó a algunos hogares a mantenerse alejados de las tiendas y obligó a otros a aislarse por sí mismos".

Las ventas de las tiendas de alimentos también se redujeron en un 1,5 por ciento, según las cifras de la ONS, y las tiendas de productos no alimentarios registraron una caída del 4,4 por ciento.

Las ventas de gasolina y diésel cayeron un 2,9 por ciento en julio, la primera caída mensual desde febrero. Las fuertes lluvias a principios de mes disuadieron a los conductores de salir a la carretera.

El canciller Rishi Sunak dijo: “Nuestra recuperación de la pandemia está bien encaminada, impulsada por la enorme cantidad de apoyo que ha brindado el gobierno.

"Pero los últimos 18 meses han tenido un gran impacto en nuestra economía y finanzas públicas, y quedan muchos riesgos".

Si bien las ventas minoristas cayeron drásticamente entre junio y julio, fueron un 5,8 por ciento más altas que en febrero de 2020, antes de que la pandemia golpeara el Reino Unido.

Las ventas en línea continuaron aumentando con su proporción de ventas aumentando a casi el 28 por ciento en julio, frente al 27 por ciento en junio. Esto es mucho más alto que antes de la pandemia, cuando las ventas en línea eran poco menos del 20 por ciento.

Aled Patchett, director de venta minorista y bienes de consumo de Lloyds Bank, reaccionó a la caída de las ventas minoristas de julio y dijo: "Con la recuperación del Reino Unido a la zaga de la de otras economías importantes, el regreso de las vacaciones, los eventos sociales, incluidas las bodas y la relajación general de las restricciones del mes pasado no ha impulsado el gasto de los consumidores de la manera que muchos esperaban".

Las tiendas de ropa y artículos para el hogar registraron descensos del 2 por ciento.

Leer más: Veganos son mucho menos propensos a tener un covid severo

Jonathan Athow, un estadístico de la ONS, dijo: “Tras el impulso relacionado con la Euro 2020 en junio, las ventas minoristas cayeron en julio a su nivel más bajo desde que las tiendas reabrieron en abril, pero aún permanecen muy por encima de los niveles prepandémicos.

"Las ventas de alimentos retrocedieron a medida que un mayor levantamiento de las restricciones de hospitalidad significaba que los consumidores tenían más oportunidades de gastar fuera del comercio minorista".