Lady Di y Carlos; conoce este y otros divorcios controversiales de la realeza británica

Durante 74 años del que es considerado “el matrimonio preferido de la Corona”, la reina Isabel II y el príncipe Felipe presenciaron graves rupturas amorosas en su círculo familiar.

Princesa Diana influencia

“En la salud y en la enfermedad” y “hasta que la muerte nos separe” son dos frases que, en el pasado, se utilizaban con fuerza y convicción para afianzar un vínculo amoroso entre dos personas tras contraer matrimonio. En la actualidad, esa pesadilla llamada divorcio, es más común de lo que se cree, y ha alcanzado a la realeza británica.

En noviembre de 1947, Isabel contrajo nupcias con el teniente Felipe Mountbatten, a quien pocos días antes de su boda, el rey Jorge VI –suegro de Felipe– le otorgó el noble título de duque de Edimburgo, convencido que esa unión sería indisoluble. Y así fue. Hasta su fallecimiento en abril de 2021, la reina Isabel II y el príncipe Felipe de Edimburgo estuvieron casados.

Sin embargo, durante 74 años del que es considerado “el matrimonio preferido de la Corona”, la reina Isabel II y el príncipe Felipe presenciaron graves rupturas amorosas en su círculo familiar. En Independent en Español, compartimos un recuento de las separaciones más notables:

Princesa Margarita y Antony Armstrong-Jones

Una de las primeras rupturas amorosas de la Corona británica fue la de la princesa Margarita de Inglaterra quien, a los 22 años de edad, se enamoró de un capitán divorciado de nombre Peter Townsend, pero sus padres se opusieron y la pareja tuvo que separarse.

Cuando Isabel ascendió al trono, intentó casar a su hermana menor con alguno de los príncipes de la nación pero no lo logró. La princesa Margarita se enamoró del fotógrafo Antony Armstrong-Jones, un amor que intentó ser boicoteado pero el enlace matrimonial se consumó el 6 de mayo de 1960.

El amor duró poco a pesar de que la reina Isabel II les otorgó los títulos de nobleza, pues en 1978, la princesa Margarita y Antony se separaron. Él fue visto en aquellos años en compañía de atractivas mujeres; mientras que ella sostuvo un romance con un jardinero que tenía 17 años menos.

Princesa Ana y Mark Phillips

El divorcio de la princesa Ana y el capitán Mark Phillips fue una de las rupturas amorosas más dolorosas de la Corona británica, pues luego de 16 años de matrimonio, este finalizó debido a una crisis que involucró a un tercero.

Según los relatos de la nobleza, a principios de 1970 circuló la noticia sobre el afianzamiento de la relación entre la princesa Ana y el entonces capitán Mark Phillips, quienes vivían plenamente enamorados. La reina madre secundó la unión y contrajeron nupcias en 1973, aunque la relación entre Mark y su suegra no comenzó del todo bien, pues el prometido no quiso aceptar un título de nobleza antes del magnoevento.

A Mark no le agradaba la familia real, sin embargo ,tuvo dos hijos con la princesa Ana: Peter y Zara Phillips. Fue hasta 1989, cuando se difundió la noticia de que la dama real se escribía cartas de amor con otro capitán de nombre Timothy Laurence, lo que provocó el divorcio de la pareja en 1992. Al año siguiente, en 1993, la princesa Ana y Laurence se casaron y, hasta la fecha, siguen unidos.

Princesa Diana y el príncipe Carlos

En 1992, se anunció la separación del príncipe Carlos –quien era el heredero de la Corona británica– y Diana de Gales. En ese mismo año, el príncipe Andrés y Sarah Ferguson también vociferaron su divorcio. Las separaciones fueron efectivas hasta 1996, con solo unos pocos meses de diferencia.

El fracaso del matrimonio entre el príncipe Andrés y Sarah Ferguson –convertida en la duquesa de York– no sorprendió a propios ni extraños. La Corona británica y la prensa mundial la catalogaban como una “mujer ordinaria” que no seguía los protocolos de la realeza; algunos la tildaron de “vulgar”. Años más tarde, los medios de comunicación reforzarían la teoría de un supuesto romance entre Ferguson y un estadounidense acaudalado de nombre Steve Wyatt.

En cuanto al príncipe Carlos y Diana de Gales, una de las versiones más enfáticas sugiere que cuando el hijo de la reina Isabel II se casó con ‘Lady Di’ en 1981, en realidad no estaba enamorado de ella, sino de su amante Camilla Parker-Bowles. Esto habría ocasionado fricciones en una relación plagada de mentiras, infidelidades y un trágico desenlace.

Fue hasta 1996 cuando Diana, princesa de Gales, anunció su acuerdo de divorcio e inició una vida independiente a la Corona británica, lo que muchos consideraron que irritó a la reina Isabel II. En una entrevista con la cadena BBC, ‘Lady Di’ habló de asuntos extramaritales asegurando que “éramos tres en ese matrimonio”. También reveló que sufrió depresión, bulimia desenfrenada y automutilación, ocasionadas por la ruptura sentimental.

Diana de Gales y el príncipe Carlos tuvieron dos hijos, Guillermo y Enrique; y la honorable ‘Lady Di’ murió en un controversial accidente automovilístico en el túnel del Pont de l’Alma en París, Francia. En el auto viajaba su entonces pareja Dodi Al-Fayed  y el conductor de la unidad, Henri Paul.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in