Stay up to date with notifications from The Independent

Notifications can be managed in browser preferences.

Lizzo obligó a sus bailarinas a ‘tocar a artistas desnudas’ y las humilló por subir de peso, según demanda

La cantante estadounidense es conocida por promover la positividad corporal y defender los derechos de las mujeres

Tom Murray
Martes, 01 de agosto de 2023 18:16 EDT
Lizzo plays Lord of the Rings theme on recorder at Hobbiton

Tres exbailarinas de Lizzo han presentado una demanda contra la cantante acusándola de acoso sexual y de fomentar un ambiente de trabajo hostil.

La demanda, presentada el martes (1 de agosto), también alega que Lizzo (de nombre real Melissa Viviane Jefferson) presionó a una de las demandantes para que tocara a una artista desnuda en un club de striptease de Ámsterdam y orquestó un humillante proceso de audición de 12 horas para sus bailarinas.

Los representantes de Lizzo no respondieron inmediatamente a la solicitud de comentarios de The Independent.

Las acusaciones contradicen la imagen pública de la estrella, de 35 años. Como artista, es conocida por promover la positividad corporal, los derechos de la mujer, los derechos LGBT+ y la lucha contra el acoso.

La demanda de 44 páginas, presentada en el Tribunal Superior de Los Ángeles y obtenida por The Independent, alega además que Lizzo y su productora Big Grrrl Big Touring son responsables de agresión, acoso racial y religioso, vergüenza por gordura, discriminación por discapacidad y detención ilegal.

"La naturaleza asombrosa de cómo Lizzo y su equipo de gestión trataron a sus artistas parece ir en contra de todo lo que Lizzo representa públicamente, mientras que en privado avergüenza con su peso a sus bailarines y los degrada de maneras que no solo son ilegales, sino absolutamente desmoralizadoras", dijo el abogado de los demandantes, Ron Zambrano, en un comunicado.

Lizzo asiste a la Met Gala 2023
Lizzo asiste a la Met Gala 2023 (Getty Images for Karl Lagerfeld)

Dos de las demandantes, Arianna Davis y Crystal Williams, comenzaron a bailar para Lizzo después de competir en su reality show de Amazon Prime Video, Watch Out for the Big Grrrls, en 2021. La tercera demandante, Noelle Rodríguez, fue contratada ese mismo año tras su actuación en el vídeo musical para "Rumors" de Lizzo.

Davis y Williams han sido despedidas desde entonces, según la demanda, y Rodríguez dimitió a principios de este año.

Davis alega que Lizzo y su coreógrafo le dijeron que parecía "menos comprometida" con su papel después de una aparición en South by Southwest (SXSW) en abril, lo que ella interpretó como un comentario sobre su peso.

Durante un viaje al club de striptease Bananenbar de Ámsterdam a principios de este año, la demanda alega que Lizzo "acosó" a sus empleados para que se relacionaran con artistas desnudas.

Al parecer, "empezó a invitar a los miembros del reparto a turnarse para tocar a las artistas desnudas, atrapar los consoladores que las artistas expulsaban de sus vaginas y comer plátanos que sobresalían de las vaginas de las artistas".

La demanda alega que Lizzo presionó a Davis para que tocara los pechos de una de las mujeres desnudas y dirigió un cántico incitándola a hacerlo cuando ella se negó.

(AFP via Getty Images)

"Los demandantes estaban atónitos con la poca consideración que Lizzo mostraba por la autonomía corporal de sus empleados y de quienes la rodeaban, especialmente en presencia de muchas personas a las que empleaba", dice la demanda.

En un incidente separado, la demanda alega que Lizzo sometió a sus bailarines a una "insoportable" audición de 12 horas después de acusarles de beber antes de las actuaciones.

Tras responder a la acusación de la cantante, Williams afirma que fue despedida días después.

Durante la audición, Davis afirma que se orinó encima por miedo a ir al baño. Según la demanda, le dieron un traje transparente sin ropa interior para terminar la actuación.

"Como resultado próximo de la conducta de los demandados, los demandantes también sufrieron angustia emocional grave, ansiedad, dolor y sufrimiento, lesiones físicas, enfermedad física, gastos médicos, gastos médicos futuros, honorarios de abogados y otros daños que se determinarán en el juicio de acuerdo con las pruebas", dice la demanda.

La semana pasada, un vídeo de uno de los últimos conciertos de Lizzo se hizo viral después de que la cantante subiera al escenario a una joven fan australiana que le confesó que era víctima de bullying en el Internet.

"Las palabras que decimos tienen un efecto duradero en la gente", dijo Lizzo a la fan.

El año pasado, Lizzo habló de haber sido llamada "gorda" durante "toda su vida" en una entrevista con The Cut en la que instaba a los fans a dejar de hacer comentarios sobre su cuerpo.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in