God of War y Wordle lideran año complicado para videojuegos

Ha sido un año complicado para los videojuegos, debido en parte a las repercusiones de la pandemia

Lou Kesten
miércoles 28 diciembre 2022 19:53

Ha sido un año complicado para los videojuegos, debido en parte a las continuas repercusiones de la pandemia. Algunos lanzamientos importantes se retrasaron (2023 podría ser increíble), pero los suficientes cruzaron la línea de meta para mantener a los jugadores contentos. Los desarrolladores independientes cumplieron con su parte y ofrecieron desafíos innovadores e historias fascinantes. Estos son los juegos que más disfrutamos en 2022:

1. God of War: Ragnarök: el último capítulo de la saga de Kratos, el hosco guerrero espartano, ofrece todo lo que podría pedir de un éxito de ventas AAA de la PlayStation de Sony. Hay combates demoledores contra monstruos míticos impresionantes. Hay ingeniosos acertijos ambientales para que los resuelva cuando necesite un descanso del caos. Hay una historia sorprendentemente conmovedora sobre la paternidad, el arrepentimiento y la batalla entre el destino y el libre albedrío. Y tiene la mejor actuación de voz del año, por parte de Richard Schiff (Toby, de “The West Wing”), como un divertido y manipulador Odín. Épico en todos los sentidos.

2. Wordle: en el otro extremo del espectro se encuentra este sencillo, pero seductor juego de palabras y lógica que se puede resolver en unos minutos mientras uno desayuna. Creado por el ingeniero de software Josh Wardle para diversión de su pareja, Wordle se convirtió en un fenómeno cuando añadió la posibilidad de que los jugadores compartieran sus éxitos (y fracasos) en las redes sociales. Algunos fanáticos se quejaron cuando Wardle vendió su creación a The New York Times por una cantidad de siete cifras, pero sigue siendo un delicioso refrigerio diario para los amantes del lenguaje.

3. Horizon: Forbidden West: De regreso a lo épico. El otro gran lanzamiento de Sony de 2022 es esta extensa aventura postapocalíptica. En “Horizon: Zero Dawn”, de 2017, la intrépida heroína Aloy descubrió por qué colapsó la civilización; ahora tiene que detener a un misterioso enemigo para que no acabe con la humanidad para siempre. El resultado es un viaje enérgico y a menudo impresionante a través de un lejano oeste estadounidense, donde búfalos robóticos deambulan mientras nuestros descendientes intentan pacientemente reconstruir la cultura a partir del desorden que hemos creado.

4. Pentiment: No es frecuente ver un videojuego en el que un punto importante de la trama gire en torno a Martín Lutero y la Reforma protestante, pero así es la vida en la Alemania del siglo XVI, el escenario de esta historia de misterio que lo pondrá a pensar. Comienza con un asesinato en una abadía y las elecciones que uno tome mientras investiga el crimen tienen efectos irreversibles en las personas de la aldea circundante a medida que pasan las décadas. Es una indagación provocadora de la fe, la historia y las consecuencias imprevistas, contada con gráficos hermosos que evocan los manuscritos y grabados en madera de la época medieval.

5. Norco: una joven llamada Kay regresa a su ciudad natal de Luisiana después de la muerte de su madre en este absorbente misterio. Norco —una ciudad real construida alrededor de una refinería de petróleo gigante—, es un lugar desolado, dañado por inundaciones y décadas de contaminación, pero tiene un tipo de belleza extraña gracias al vívido arte de los píxels que hace recordar los juegos clásicos de LucasArts de la década de 1990. Y mientras Kay busca a su hermano desaparecido, hay personajes alegres y momentos de comedia triste que equilibran la sensación de melancolía. Es uno de los juegos desarrollados más cuidadosamente en años.

6. Return to Monkey Island: Hablando de LucasArts, Ron Gilbert —uno de los genios locos de su época dorada— regresó este año con una estruendosa repetición de su creación más famosa. El aspirante a espadachín Guybrush Threepwood está decidido a descubrir finalmente el Secreto de Monkey Island que se prometió en el juego original de 1990 (spoiler: es muy tonto). Los acertijos son tan dementes como siempre —uno consiste en reparar una lavadora para que pueda aplanar un cráneo parlanchín— y cada encuentro está repleto de chistes. Incluso si eres nuevo en la franquicia, es un viaje que vale la pena realizar.

7. Elden Ring: Desde Dark Souls de 2011, la japonesa From Software ha conquistado una base de fanáticos entusiastas de sus aventuras notoriamente difíciles, aunque algunos dirían sádicas. Elden Ring es un poco más amable, y al menos da tiempo a los primerizos para orientarse y desarrollar su fuerza antes de enfrentar a las bestias más temibles. Todavía es un reto, pero el cambio del estudio de castillos sombríos y claustrofóbicos a un mundo abierto más colorido y apetecible al menos da a los jugadores menos masoquistas la oportunidad de explorar su versión singular del género de las espadas y hechicería.

8. The Case of the Golden Idol: El pequeño estudio Color Grey Games (esencialmente dos hermanos letones) causó sensación con este ingenioso misterio que vincula 12 crímenes horripilantes en una gran conspiración. Cada caso le presenta una serie de capturas de pantalla, en su mayoría estáticas, y su trabajo es descubrir no sólo quién lo hizo, sino qué diablos ocurrió para empezar. Le hará sentir como el detective Columbo —aunque en el siglo XVIII—, mientras reúne fragmentos de evidencia para armar una narrativa coherente. Golden Idol tiene más momentos eureka que la mayoría de los juegos de gran presupuesto, y espero que los hermanos tengan más casos bajo la manga.

9. Marvel Snap: Hay tantas toneladas de videojuegos de tarjetas coleccionables como los hay de superhéroes, pero de alguna manera el estudio Second Dinner (formado por un veterano de Hearthstone, el clásico de batallas de cartas) ha combinado los dos de una manera completamente única. Cada jugador tiene un puñado de personajes de Marvel que son puestos a jugar en tres ubicaciones que tienen diferentes efectos. El objetivo es adueñarse de dos de los tres sitios. Un juego toma apenas unos minutos, pero es fácil perder horas jugando “sólo uno más” mientras trata de armar un mazo asesino.

10. Kirby and the Forgotten Land: Este año, el mejor juego para la Nintendo Switch finalmente lleva a Kirby a un mundo en 3D y abre nuevas habilidades y desafíos para la esférica criatura rosa. El talento de Kirby —puede inhalar enemigos y asumir sus poderes— siempre ha asegurado mucha variedad, pero ¿quién esperaba que aspirara un automóvil completo? Forgotten Land es fácil, pero es divertido jugar en modo cooperativo con niños más pequeños, y tiene suficientes secretos ocultos que querrás volver a jugar en cada nivel después de que los niños se hayan ido a la cama.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in