Elon Musk explica sus planes para Twitter

“La razón por la que adquirí Twitter es que es importante para el futuro de la civilización tener una plaza digital común”, comentó el multimillonario

Adam Smith
Jueves, 27 de octubre de 2022 11:44 EDT

Al parecer, Elon Musk tranquilizó a los empleados de Twitter preocupados por los recortes

Read in English

Elon Musk tuiteó sus planes para Twitter y cómo podría moderar el contenido, antes de su compra de la página de redes sociales que se llevará a cabo mañana.

“Quería compartir mi motivación en la adquisición de Twitter. Se ha especulado mucho sobre por qué compré Twitter y qué pienso de la publicidad. La mayoría de las especulaciones han sido erróneas”, señaló.

“La razón por la que adquirí Twitter es que es importante para el futuro de la civilización contar con una plaza digital común, donde se pueda debatir una amplia gama de creencias de manera saludable, sin recurrir a la violencia. Actualmente, existe un gran peligro de que las redes sociales se fragmenten en cámaras de eco de extrema derecha y extrema izquierda que generen más odio y dividan nuestra sociedad”.

Musk afirma que Twitter “tiene obviamente un fuerte sesgo de izquierda”, a pesar de que los propios estudios de la compañía indican que su algoritmo amplifica las noticias de derecha más que otras. Musk hizo esta afirmación en respuesta a un comentarista conservador que en su día afirmó que un ataque con gas en Siria era una operación de “falsa bandera” por parte de “agentes del Estado profundo”.

“En la implacable búsqueda de clics, gran parte de los medios de comunicación tradicionales han alimentado y atendido a esos extremos polarizados, ya que creen que eso es lo que trae el dinero, pero, al hacerlo, se pierde la oportunidad de dialogar”.

“Por eso compré Twitter. No lo hice porque fuera fácil. No lo hice para ganar más dinero. Lo hice para tratar de ayudar a la humanidad, a la que amo. Y lo hago con humildad, al reconocer que el fracaso en la consecución de este objetivo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, es una posibilidad muy real”.

“Dicho esto, es obvio que Twitter no puede convertirse en un infierno anárquico, donde se puede decir cualquier cosa sin consecuencias. Además de cumplir con las leyes del país, nuestra plataforma debe ser cálida y acogedora para todos, donde puedan elegir la experiencia que deseen según sus preferencias, al igual que pueden elegir, por ejemplo, ver películas o jugar a videojuegos de todas las edades”.

Musk ya había dicho que era un “absolutista de la libertad de expresión” y que estaba “en contra de la censura que va más allá de la ley”. A continuación, señaló que “si la gente quiere menos libertad de expresión, pedirá al gobierno que apruebe leyes en ese sentido. Por tanto, ir más allá de la ley es contrario a la voluntad del pueblo”.

Esta definición, de la que Musk parece haber renegado ahora, iría en contra de muchas leyes. Además, la legislación de algunos países permite muchos discursos que son legales, pero que serían perjudiciales si se dejaran difundir en las redes sociales sin obstáculos.

En Estados Unidos, por ejemplo, la negación del Holocausto está protegida constitucionalmente por la Primera Enmienda y, según la opinión de Musk en ese momento, estaría permitida en Twitter.

“También creo con firmeza que la publicidad, cuando se hace bien, puede deleitarte, entretenerte e informarte; puede mostrarte un servicio o producto o tratamiento médico que no sabías que existía, pero que es adecuado para ti. Para que funcione bien, es esencial mostrar a los usuarios de Twitter publicidad que sea lo más relevante posible para sus necesidades. Los anuncios de baja relevancia son spam, pero los de alta relevancia son en verdad contenido”.

“En esencia, Twitter aspira a ser la plataforma publicitaria más respetada del mundo que fortalezca su marca y haga crecer su empresa. A todos los que se han asociado con nosotros, les agradezco. Juntos construyamos algo extraordinario”.

Un tribunal le otorgó de plazo hasta el viernes para cerrar su acuerdo de abril para adquirir la empresa, después de su pasado intento de retractarse.

Musk, la persona más rica del mundo, acordó comprar la empresa por US$54,20 la acción en abril, pero en julio ya había indicado que había cambiado de opinión, tras alegar problemas de bots y spam.

A principios de este mes renovó su intento de adquirir la empresa.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in