La IA identifica nuevo material que podría cambiar radicalmente el funcionamiento de las baterías

Según Microsoft, sus sistemas de IA fueron capaces de analizar 32 millones de materiales

Andrew Griffin
Martes, 09 de enero de 2024 11:20 EST

¿Es hora de alarmarse por la IA? | Detrás de los titulares

Read in English

Según Microsoft, esta hazaña de la inteligencia artificial podría cambiar radicalmente el funcionamiento de las pilas.

La empresa utilizó sistemas de IA para analizar digitalmente más de 32 millones de materiales para encontrar aquellos que fueran idóneos para la fabricación de baterías. A partir de ahí, fueron capaces de fabricar un nuevo material que podría transformar las baterías para siempre.

El nuevo tipo de batería podría reducir el uso del litio hasta en un 70 %. De esa manera, se disminuiría el consumo de un metal caro y problemático (abundan preocupaciones éticas en torno a su extracción). Además, Microsoft afirma que se trata de un gran avance para la IA, ya que muestra que la tecnología podría utilizarse para solucionar problemas concretos y alcanzar retos significativos de forma mucho más acelerada.

El año pasado, Microsoft lanzó un nuevo sistema llamado Azure Quantum Elements. Fue concebido para acelerar determinados descubrimientos científicos a partir del uso de la IA y otras tecnologías de última generación. Varias empresas, incluidas las farmacéuticas, han adoptado el sistema para investigar las propiedades de posibles materiales.

Sin embargo, Microsoft anunció que quería demostrar que la tecnología era capaz de identificar un nuevo material que pudiera sintetizarse y ser útil. Eligió las pilas, en parte, porque tienen diversas aplicaciones en la vida cotidiana.

La tecnología de las baterías ha sido una parte fundamental de la investigación científica, especialmente en los últimos años, dado que ofrece la posibilidad de crear fuentes de energía sostenible, además de ser clave para tecnologías como los vehículos autónomos.

“El desarrollo de nuevas baterías representa un reto mundial muy significativo”, afirmó Brian Abrahamson, director digital del PNNL, en un comunicado.

Agregó: “Ha sido un proceso muy laborioso. Sintetizar y probar materiales a escala humana es un factor limitante ya de por sí”.

Microsoft examinó más de 32 millones de materiales potenciales y encontró más de 500.000 candidatos estables. El pasado mes de agosto, la empresa informó de estos resultados, pero señaló que el cribado de materiales suele marcar apenas el primer paso para este tipo de avance científico.

En esta ocasión, Microsoft utilizó el sistema de IA y colaboró con el Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico del Departamento de Energía de Estados Unidos para identificar un material desconocido y no presente en la naturaleza. Se ha demostrado que se podría usar para fabricar baterías que utilicen recursos de forma eficiente.

Los científicos del laboratorio sintetizaron el material y lo convirtieron en un prototipo. Demostraron que funcionaba en la práctica y que podría convertirse en una nueva forma de almacenar energía.

El artículo 'Accelerating computational materials discovery with artificial intelligence and cloud high-performance computing: from large-scale screening to experimental validation', en el que se describe el trabajo, está publicado en arXiv.

Traducción de Anna McDonnell

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in