Trump continúa con berrinche provocado por Biden diciéndole que perdió

La última declaración de Trump llena de agravios es la cuarta que ha emitido en las 24 horas desde que Biden culpó a las mentiras de su predecesor acerca de las elecciones del 2020 por el ataque del 6 de enero

Andrew Feinberg
viernes 07 enero 2022 17:22
Asalto al Capitolio | Biden culpa a Trump de haber impulsado una "insurrección armada"
Read in English

El expresidente Donald Trump emitió otra declaración incoherente y llena de quejas en respuesta al discurso del presidente Joe Biden en conmemoración del primer aniversario del ataque del 6 de enero del 2021 contra el Capitolio de los Estados Unidos.

El jueves, Biden pronunció comentarios en el Salón Nacional de Estatutos del Capitolio para conmemorar el año transcurrido desde que una multitud pro-Trump irrumpió en el edificio con la esperanza de evitar que el Congreso certificara su victoria en el colegio electoral de 2020 por encima de Trump.

Por primera vez desde que asumió el cargo, el presidente culpó del peor ataque a la sede del gobierno de Estados Unidos, desde que el general de división Robert Ross ordenó a las tropas británicas que lo quemaran en 1814, a su predecesor directo y a quien acusó de difundir “una red de mentiras” acerca de las últimas elecciones presidenciales “porque ve sus propios intereses como más importantes que los intereses de su país y los intereses de Estados Unidos, y porque su ego magullado le importa más que nuestra democracia o nuestra Constitución”.

“No puede aceptar que perdió, a pesar de que eso es lo que han dicho 93 senadores de Estados Unidos, su propio Fiscal General, su propio vicepresidente, gobernadores y funcionarios estatales en todos los estados en disputa: perdió”, dijo Biden.

El viernes, el expresidente caído en desgracia y dos veces impugnado emitió la cuarta declaración de las últimas 24 horas en la que atacaba a Biden por haber señalado su propensión a mentir y condenó a la prensa estadounidense por informar sobre sus comentarios y el aniversario en sí a través de su comité de acción política “Save America”.

“Lo que presenciamos ayer fueron los últimos suspiros de un establecimiento político y mediático de izquierda corrupto y desacreditado que, durante décadas, han guiado a nuestro país por el suelo: exportan nuestros trabajos, entregan nuestras fuerzas, sacrifican nuestra soberanía, atacan nuestra historia y valores, y tratan de convertir a Estados Unidos en un país que nuestra gente apenas si puede reconocer”, dijo Trump.

Acusó a Biden de ser “la voz de la desesperación y la desolación”, y sugirió que el discurso que pronunció el jueves fue obra de “manipuladores” no especificados que “le dieron” el discurso para leer “porque conocen los fracasos sin precedentes de su la presidencia y el extremismo de izquierda del Congreso Pelosi-Schumer han destruido al Partido Demócrata”, y después agregó que la conmemoración del aniversario del ataque que inspiró al Capitolio se basó en “mentiras absurdas”.

El expresidente continuó con recitar una sucesión de teorías de conspiración de derecha falsas y desacreditadas que se han planteado para desviar la atención de su propia participación y culpan del ataque a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Trump, quien en los días previos al ataque respaldó un plan para anular los resultados de las elecciones del 2020 e instalarlo para un segundo mandato en contra de los deseos de los votantes estadounidenses, exhortó a sus seguidores a recordar que él “no es el que intenta socavar la democracia estadounidense” a pesar del hecho de que numerosos funcionarios de su anterior administración trabajaron en un plan para hacer precisamente eso.

Jennifer Mercieca, profesora de comunicaciones de la Universidad Texas A&M y autora de Demagogue for President: The Rhetorical Genius of Donald Trump, dijo a The Independent que la más nueva misiva de Trump era una “respuesta predecible por completo” al discurso de Biden.

“Estamos en una batalla por dar forma a la memoria pública del 6 de enero y las elecciones del 2020 y las amenazas a la democracia estadounidense. Vimos al Partido Demócrata aprovechar la ocasión para marcar de forma solemne el día, y señalar su lugar en la historia de Estados Unidos y cómo el 6 de enero del 2021 fue una infracción de nuestras normas democráticas, y vimos al Partido Republicano ignorar o trivializar o burlarse de esas conmemoraciones como irrelevantes o sensacionalistas o parte de una conspiración más grande”, dijo.

“Es fascinante ver los intentos de dar forma a la memoria pública en tiempo real”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in