Seis preguntas sin respuesta sobre los vuelos con migrantes de Ron DeSantis

Todavía hay muchas cosas que no quedan claras sobre el plan del gobernador, por ejemplo cómo los fondos de Florida están financiándolo, quién está trabajando con el estado para poner a los migrantes en los aviones, y qué pasará después con los migrantes y sus familias que buscan asilo en Estados Unidos, informa Alex Woodward

Read in English

Dos aviones con 48 migrantes, la mayoría de los cuales huyeron de Venezuela tras el colapso político y económico de ese país, aterrizaron sin previo aviso en la isla de Martha's Vineyard frente a la costa de Massachusetts el 14 de septiembre.

Días después, los funcionarios de Delaware anticipaban otro vuelo desde Texas con destino a la costa, aproximadamente a 20 millas (32 kilómetros) de la casa de playa del presidente Joe Biden.

Los vuelos con origen en San Antonio, aproximadamente a 2.000 millas (3.200 kilómetros) de sus destinos costeros, fueron organizados por la administración del gobernador de Florida, Ron DeSantis, con el apoyo de un plan de US$12 millones del presupuesto de su estado.

Después de cruzar la frontera entre EE.UU. y México y ser procesados por las autoridades federales y estatales, al menos un grupo de migrantes, incluidas familias con niños pequeños, esperaban sus audiencias de asilo para presentarse ante los tribunales antes de ser presuntamente atraídos a abordar vuelos para cruzar el país con base en información falsa como promesas de empleo, de ayuda económica y de vivienda, entre otros beneficios, con folletos oficiales del gobierno.

Algunos grupos comunitarios, organizaciones religiosas y agencias estatales y locales se apresuraron a apoyar a los migrantes después de que aterrizaron sus vuelos, los cuales, según ha prometido el gobernador DeSantis, serán los primeros de muchos hasta que “agote” los millones de dólares destinados a su proyecto.

Después de pasar dos noches en un refugio de la iglesia, los migrantes que llegaron a Massachusetts fueron trasladados a un refugio más grande en el continente, con habitaciones separadas y apoyo médico y legal. Funcionarios estatales informan que las familias gozan de “buena salud y buen ánimo”, y tienen acceso a servicios legales, ayuda humanitaria e intérpretes.

Pero aún queda mucho por aclarar sobre el viaje de los migrantes, sobre cómo los funcionarios de Florida identifican y recogen a los migrantes en otros estados como parte de los planes aprobados por el estado del gobernador republicano para enviarlos a los estados y ciudades con líderes demócratas, y sobre cómo los fondos destinados para su plan se utilizan desde varios estados de distancia.

¿Quién está pagando para que alguien transporte migrantes por todo el país y qué pasó con la empresa de aviación contratada por Florida?

El Departamento de Transporte de Florida pagó a una empresa de aviación con sede en Oregon US$615.000 el 8 de septiembre, según los registros estatales.

El objetivo: “PROGRAMA DE REUBICACIÓN DE EXTRANJEROS NO AUTORIZADOS”.

Una semana después, un grupo de migrantes fue trasladado en avión desde San Antonio a Martha's Vineyard, por lo que el gobernador DeSantis se atribuyó el mérito y lo defendió.

Días después, el sitio web de Vertol Systems Company ya no estaba en funcionamiento.

Los registros estatales muestran que Florida pagó a la empresa otros US$950.000 el 19 de septiembre, un día antes de un vuelo programado de San Antonio a Delaware.

En total, el estado ha pagado a Vertol Systems Company al menos US$1,56 millones por el “programa de reubicación de extranjeros no autorizados” del estado.

Las solicitudes de comentarios por parte de The Independent, incluida la manera en que la empresa utiliza los fondos estatales, no han recibido respuesta.

Esa línea presupuestaria de US$12 millones, incluida en la página 494 de un documento presupuestario de 518 páginas, está respaldada por “las ganancias de intereses asociadas con el Fondo de Recuperación Fiscal del Estado tras el Coronavirus”, que es una parte del Plan de Rescate Estadounidense federal de US$1.9 billones promulgado por el presidente Biden, a pesar de la oposición republicana en bloque en el Congreso.

El propio gobernador incluso criticó la medida como “diseñada básicamente para rescatar a los estados mal gobernados”.

Aproximadamente US$350 mil millones en fondos estatales del Plan de Rescate Estadounidense están destinados a apoyar los esfuerzos estatales y locales de alivio tras la pandemia, así como la respuesta de salud pública, y para mantener los servicios gubernamentales en funcionamiento a pesar de la tensión económica.

El presupuesto de Florida afirma que el Departamento de Transporte del estado “puede, al recibir al menos dos cotizaciones, negociar y celebrar contratos con socios privados, incluidas las empresas de transporte público, para implementar el programa” y “puede celebrar acuerdos con cualquier agencia federal aplicable para implementar el programa”.

Durante el debate legislativo, los legisladores demócratas de Florida cuestionaron si el plan era siquiera legal.

En una carta a los líderes republicanos del 19 de septiembre, los legisladores demócratas de Florida exigieron su apoyo para detener el “uso inapropiado del dinero de los contribuyentes antes de que vuelva a ocurrir”.

“Este uso de fondos estatales no es lo que se pretendía o describía en la ley, ni fue lo que se discutió en el debate”, escribieron los legisladores Evan Jenne y Fentrice Driskell.

¿Quién es 'Perla' y quién convenció a los migrantes para abordar los vuelos?

Varios migrantes que llegaron a Martha's Vineyard y otros cerca del Centro de Recursos para Migrantes de San Antonio describieron a una mujer rubia que les prometió trabajo, vivienda, tarjetas de regalo, asistencia familiar y US$200 en efectivo para ayudarle a reclutar a otros migrantes que abordaran los vuelos con destino a Massachusetts.

A los pasajeros se les dijo que los aviones aterrizarían en Martha's Vineyard, no en Boston, hasta que el vuelo estaba en el aire, según el director ejecutivo de Abogados por los Derechos Civiles con sede en Boston, Iván Espinoza-Madrigal, y el director de litigios, Oren Sellstrom.

En cartas dirigidas a la fiscal federal Rachael Rollins y a la fiscal general de Massachusetts Maura Healey, el grupo legal de la zona de Boston, Lawyers for Civil Rights, alegó que “algunos individuos, en colaboración con el gobernador de Florida, hicieron numerosas promesas falsas a nuestros clientes, incluidas… oportunidades de trabajo, educación para sus hijos, y asistencia migratoria, con el fin de inducirlos a viajar”.

Ardenis Nazareth le dijo a The New York Times que una mujer llamada Perla les ofreció a él y a otros 30 inmigrantes tarjetas de regalo de McDonald's y un vuelo gratis.

Otro hombre, identificado como Luis, le dijo a Reuters que Perla les ofreció a él y a sus familiares permisos de trabajo, clases de inglés y apoyo para su familia hasta durante 90 días.

Un hombre de 22 años llamado Eduardo, que sufrió de secuestros y amenazas de los cárteles en su peligroso trayecto desde Venezuela junto con su esposa y su hija de siete años, le dijo al Texas Tribune que le prometieron ayuda con el alquiler y el empleo.

La ciudad de San Antonio ha aconsejado a los migrantes que “no acepten aventones ni ninguna otra ayuda de extraños” fuera del centro.

La organización de derechos civiles latinos más grande de la nación, la League of United Latin American Citizens, también está distribuyendo volantes de “Se busca” en la ciudad para obtener información que conduzca a la identificación de Perla.

La organización ha ofrecido una recompensa de US$5.000 por información que conduzca a su “identificación, arresto y condena”.

El grupo dijo que se le busca por “ayudar e incitar a una conspiración para que refugiados inocentes cometan delitos al ofrecerles trabajo” sin permisos de trabajo legales, “mentirles y engañarlos” mientras se les utiliza como “peones políticos” y por “fraude y posibles violaciones de los derechos civiles”.

“Ella les prometió que les pagarían tres meses de trabajo”, dijo paraThe Washington Post el presidente nacional del grupo, Domingo García. “Según la ley de inmigración, están aquí bajo libertad condicional. Tienen una cita en el tribunal. Es ilegal que trabajen. Así que los está incitando a trabajar, lo cual es un delito federal. Ella los está incitando a violar la ley”.

¿Quién hizo los folletos?

A los migrantes que abordaron aviones con destino a Martha's Vineyard se les entregó un tríptico titulado “Beneficios para refugiados en Massachusetts”, con una portada que incluye una fotografía de un letrero de carretera del Departamento de Transporte de Massachusetts que dice “Massachusetts te da la bienvenida” sobre una ilustración del estado.

En el reverso estaba impreso un número de teléfono y un sitio web de la Oficina de Refugiados e Inmigrantes de Massachusetts. La agencia estatal apoya los programas de reasentamiento y trabaja con grupos comunitarios para brindar asistencia a los refugiados recién llegados.

Pero la agencia no tuvo nada que ver con el volante. El volante fue diseñado para que pareciera un programa oficial de la agencia y sugería falsamente que los inmigrantes serían elegibles para una miríada de beneficios que se enumeran en el interior.

“Estos folletos no son nuestros y no estoy seguro de quién los imprime o distribuye, en este momento”, dijo el jefe de personal de la oficina, Falah Hashem, para The Independent.

El gobernador DeSantis le dijo al presentador de Fox News, Sean Hannity, el 19 de septiembre que los migrantes se habían inscrito voluntariamente para abordar los aviones con destino a Massachusetts y “todos firmaron formularios de consentimiento para ir”.

“Y luego el proovedor que está haciendo esto para Florida les entregó un paquete que tenía un mapa de Martha's Vineyard. Tenía los números de diferentes servicios en Martha's Vineyard. Y luego tenía números para las agencias generales en Massachusetts que manejan asuntos relacionados con la inmigración y los refugiados”, dijo.

Un portavoz del gobernador no respondió a las solicitudes de comentarios de The Independent sobre los folletos o las preguntas sobre quién los hizo.

¿Podría DeSantis enfrentar algún cargo?

Los abogados de inmigración y al menos un alguacil en Texas están liderando los esfuerzos para que el gobernador y su administración rindan cuentas por las denuncias de fraude y violaciones de las libertades civiles de los inmigrantes.

Lawyers for Civil Rights ha pedido a la fiscal federal Rachael Rollins y a la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, que abran investigaciones penales sobre los vuelos, y alegaron que “algunas personas, en colaboración con el gobernador de Florida, hicieron numerosas promesas falsas a nuestros clientes, incluidas oportunidades laborales, la escolarización de sus hijos y la asistencia migratoria, a fin de inducirlos a viajar”.

La demanda federal del grupo presentada en nombre de tres migrantes que viajaron en los vuelos hacia Martha's Vineyard también alega que hay un “esquema fraudulento y discriminatorio” dirigido contra los inmigrantes que fueron liberados recientemente de refugios con falsas promesas de oportunidades laborales, educación y asistencia financiera antes de aterrizar en la isla con solo el apoyo voluntario de grupos locales y asistencia de emergencia de las agencias estatales.

El alguacil del condado de Bexar, Javier Salazar, también anunció que su oficina está trabajando con “abogados que representan a las víctimas, así como organizaciones de defensa con respecto a este incidente” y se está “preparando para trabajar con cualquier agencia federal que tenga jurisdicción concurrente, en caso de que surja la necesidad”.

Su oficina está investigando si los inmigrantes fueron “atraídos” de manera fraudulenta para abordar vuelos hacia afuera de Texas.

“Tienen todo el derecho de estar donde están, y creo que se aprovecharon de ellos: alguien vino de fuera del estado, se aprovechó de estas personas, los atrajo con promesas de una vida mejor, que es lo que definitivamente estaban buscando, con el conocimiento de que iban a aferrarse a cualquier esperanza que se les pudiera ofrecer... para simplemente ser explotados y engañados para hacer este viaje”, dijo durante una conferencia de prensa el 19 de septiembre.

El aeropuerto costero de Delaware se preparó para los vuelos con migrantes del gobernador de Florida, Ron DeSantis, el 20 de septiembre

En respuesta al anuncio del alguacil, la directora de comunicaciones del gobernador, Taryn Fensk, dijo en un comunicado que Florida les dio a los migrantes “la oportunidad de buscar mejores oportunidades en una jurisdicción santuario que les ofreció mayores recursos, como esperábamos”.

“A menos que la [Guardia Nacional de Massachusetts] haya abandonado a estas personas, se les ha brindado alojamiento, sustento, ropa y más opciones para tener éxito luego de su injusta incitación para ingresar a Estados Unidos, a diferencia de los 53 inmigrantes que murieron en un camión abandonado en el condado de Bexar en junio pasado”.

¿DeSantis programará más vuelos?

Es casi seguro.

En una conferencia de prensa el 16 de septiembre, el gobernador dijo que los vuelos hacia Martha's Vineyard son “solo el comienzo” de sus planes.

“Tenemos una infraestructura instalada ahora. Va a haber mucho más de lo que está sucediendo”, dijo.

Los migrantes enviados desde Texas fueron dejados frente a la residencia de la vicepresidenta Kamala Harris en Washington, D. C. el 15 de septiembre

“La legislatura me dio US$12 millones”, agregó. “Vamos a gastar cada centavo de eso para asegurarnos de que estamos protegiendo a la gente del estado de Florida”.

Mientras tanto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, ha transportado en autobús a cientos de inmigrantes de su estado a Chicago, Washington, D. C. y la ciudad de Nueva York.

¿Qué pasará después con los migrantes y sus solicitudes de asilo?

Los abogados de inmigración en Massachusetts están trabajando con los inmigrantes que llegaron a la Base Conjunta de Cape Cod, una gran instalación mejor equipada para dar refugio a los inmigrantes que llegaron a Martha's Vineyard. Los distritos escolares locales, los grupos de ayuda y otras agencias también están trabajando con las familias mientras los abogados los ayudan con sus casos de asilo y otros asuntos legales.

Pero los abogados y defensores de inmigración le dijeron a The Independent que el ya complicado proceso para lograr un estatus legal de las personas que buscan asilo en EE.UU. se complica aún más al trasladar a las personas a cientos de millas de distancia desde donde se originan esos casos.

Las solicitudes de asilo solo se pueden hacer mientras se está en EE.UU. Los migrantes que buscan asilo para recibir asistencia humanitaria o protección primero deben pasar lo que se llama una evaluación de “amenaza creíble”, luego de la cual, si son elegibles, recibirán un aviso para comparecer ante un juez de inmigración para la consideración de esas solicitudes.

“No hay duda de que existe una necesidad continua de ayuda y asistencia humanitaria”, dijo a The Independent Matt Maiona, abogado de inmigración en Boston y portavoz de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración. “Esas son las personas que pueden ayudar no solo a superar el proceso, sino también a adaptarse, llegar a los tribunales, revisar su caso, porque... es un sistema complicado”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in