Asistente de Melania afirma que Trump criticó atuendo de la primera dama por chaqueta con frase “I don’t care”

Según los informes, el expresidente convocó a su esposa a la Oficina Oval y la reprendió

The Independent
miércoles 29 septiembre 2021 13:34
Donald y Melania Trump
Read in English

El expresidente Donald Trump convocó a su esposa a la Oficina Oval y la reprendió después de que ella llevara una chaqueta con las palabras “Realmente no me importa, ¿a ti?” durante un viaje a una instalación de alojamiento para migrantes en McAllen, Texas, según un nuevo libro.

Stephanie Grisham, que en su día fue la principal asesora de la primera dama en la Casa Blanca, escribe que no se dio cuenta del mensaje en la chaqueta de Melania Trump mientras se dirigían a Texas para el malogrado viaje de junio de 2018 que provocó una explosión de cobertura mediática y especulaciones en línea sobre qué declaración estaba intentando hacer la primera dama.

En aquel momento, la administración Trump se enfrentaba a duras críticas por su política de separación de los niños migrantes de sus familiares tras su detención en la frontera. La primera dama visitó un lugar en McAllen con la esperanza de suavizar la imagen de la Casa Blanca sobre el tema, lo que finalmente llevó a la administración Trump a abandonar el programa.

Pero tras regresar, añade, Melania fue convocada en el Ala Oeste por su marido, que le gritó por el incidente y la consiguiente cobertura mediática.

“Gritó y preguntó, ¿qué pensaban que estaban haciendo?”, escribe The Washington Post, que obtuvo una copia anticipada del libro.

Al mismo tiempo, se le ocurrió la idea de convertir la chaqueta en un mensaje para los medios de comunicación, de los que se quejaba a menudo de que le trataban injustamente; Melania Trump se haría eco de esa afirmación en una entrevista en octubre con Tom Llamas, de la cadena ABC.

“Es obvio que no me puse la chaqueta por los niños. Me puse la chaqueta para subir y bajar del avión. Y fue por la gente y por los medios de comunicación de izquierdas que me critican”, afirmó entonces.

Grisham también añade en su libro que la ex primera dama se mostró públicamente más desafiante con su marido después de que las noticias sobre su presunta aventura con la estrella del cine para adultos Stormy Daniels se abrieran paso en la prensa.

Leer más: Anulan acuerdo de confidencialidad de Trump con Omarosa por su “libro revelador” de la Casa Blanca

“Este es el problema de Donald. Él mismo se metió en este lío. Puede arreglarlo por sí mismo”, escribió Grisham, describiendo el pensamiento de su exjefa.

Grisham fue una de las asistentes más antiguas de la Casa Blanca de Trump y originalmente sirvió como asistente de prensa en su campaña presidencial de 2016. Más tarde se convirtió en secretaria de prensa de la Casa Blanca, aunque nunca celebró una conferencia de prensa pública con los periodistas. Dimitió el 6 de enero de 2020, después de que una turba irrumpiera en el Capitolio de Estados Unidos.

A pesar de tener uno de los mandatos más largos de todos los asesores de Trump, el expresidente afirmó, no obstante, que su excolaboradora “no tenía lo que hay que tener y eso era obvio desde el principio”, en unas declaraciones a The Hill este martes sobre las afirmaciones del libro.

“Tenía grandes problemas y pensamos que debía resolverlos por sí misma. Ahora, como todo el mundo, le paga una editorial de izquierda radical para que diga cosas malas y falsas”, dijo el expresidente.