Trump tenía un asistente especial que le tocaba melodías para calmar su ira

Grisham escribió en su libro que el expresidente a menudo la regañaba y le hacía solicitudes imposibles

Gustaf Kilander
martes 28 septiembre 2021 22:07
Desmontando la política antiinmigración de Donald Trump
Read in English

La exsecretaria de prensa de la Casa Blanca durante el mandato de Donald Trump, Stephanie Grisham, escribe en su nuevo libro que el expresidente hizo que un asistente especial le tocara melodías para sacarlo de su rabia "aterradora".

Grisham escribe en I’ll Take Your Questions Now que Donald Trump a menudo la regañaba y le hacía solicitudes imposibles.

“Cuando comencé a ver que su temperamento no era solo por su valor de shock o las cámaras, comencé a lamentar mi decisión de ir al ala oeste”, escribe Grisham en su nuevo libro que fue obtenido por The New York Times. Grisham también se desempeñó en el ala este de la Casa Blanca como secretaria de prensa y jefa de personal de la entonces primera dama Melania Trump.

Según Grisham, los manejadores de Trump designaron a un funcionario anónimo de la Casa Blanca conocido como el "Hombre de la Música" para que tocara las melodías de programas favoritos de Trump, incluido Memory del musical Cats, para mejorar su estado de ánimo.

Más tarde se revela que el asistente no identificado es el exnovio de Grisham. Ella no lo nombra, pero The New York Times informó que es Max Miller, quien ahora es un candidato al Congreso respaldado por Trump.

Politico informó que Miller tiene un historial de comportamiento presuntamente amenazador y violento, que incluye abofetear a Grisham, quien decidió no hablar con el medio.

Miller presuntamente empujó a Grisham contra una pared y la abofeteó después de que ella lo acusó de hacer trampa, escribe Politico.

El abogado de Miller, Larry Zukerman, escribió una carta de nueve páginas al medio, en la que negó que el episodio hubiera tenido lugar.

"Miller nunca, nunca ha agredido a Grisham de ninguna manera", escribió Zukerman.

El ex asistente de Trump ahora se postula para el Congreso en Ohio.

Grisham escribe en su libro que nunca celebró una rueda de prensa mientras se desempeñaba como secretaria de prensa de la Casa Blanca porque “sabía que tarde o temprano el presidente querría que le dijera al público algo que no era cierto o que me haría sonar como un lunático".

"La verdad es que casi todo el mundo finalmente agotó su tiempo con el presidente", agregó Grisham. “Éramos botellas de leche con fecha de caducidad. ... Debería haber hablado más".

Leer más: Simpatizantes de Trump gritan “enciérrelo” a Mark Zuckerberg

Politico informó el martes que Miller “puede ser un abusador engreído con un temperamento volatil” y que tiene un historial de exceso de velocidad, consumo de alcohol siendo menor y conducta desordenada.

The Independent se ha acercado a la campaña de Miller para obtener más comentarios.