Senado ratifica a Lloyd Austin como secretario de Defensa, será el primer afroamericano al frente del Pentágono

“Es un honor y un privilegio servir como el 28 ° Secretario de Defensa de nuestro país, y estoy especialmente orgulloso de ser el primer afroamericano en ocupar el cargo”, externó 

Justin Vallejo
viernes 22 enero 2021 17:39
Joe Biden Chooses William Burns as CIA Director
Read in English

El Senado ha confirmado a Lloyd Austin como Secretario de Defensa, convirtiendo al general retirado del Ejército en el primer afroamericano en dirigir el departamento.

El hombre de 67 años fue confirmado en una votación de 93-2 después de que ambas cámaras del Congreso concedieron una exención a una ley que requería que un secretario de defensa esperara siete años después del servicio activo antes de asumir el cargo.

Es el segundo miembro del gabinete de Joe Biden en recibir la aprobación del Senado luego de la confirmación de Avril Haines como Directora de Inteligencia Nacional el miércoles.

Tras la confirmación, Austin tuiteó una foto con el presidente diciendo que era hora de "ponerse a trabajar".

“Es un honor y un privilegio servir como el 28º Secretario de Defensa de nuestro país, y estoy especialmente orgulloso de ser el primer afroamericano en ocupar el cargo”, dijo en el tuit.

Los dos votos en contra de que Austin se convierta en el 28º Secretario de Defensa provinieron de los republicanos Mike Lee, de Utah, y Josh Hawley, de Missouri.

El ex general de cuatro estrellas sirvió en el ejército durante 41 años, ascendiendo a comandante del Comando Central de Estados Unidos supervisando la campaña contra el EI en Irak y Siria, y vicejefe de personal del Ejército de Estados Unidos antes de retirarse en 2016.

En la audiencia de confirmación, Austin reconoció las preocupaciones sobre el control militar del Pentágono para una segunda administración en una ruptura continua con la tradición del control civil. El ex general de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, Jim Mattis, dirigió el departamento durante los dos primeros años de la administración Trump.

Austin dijo que estaba comprometido a involucrar a expertos civiles en la elaboración de políticas, y no creía que los dos años adicionales sin uniforme, como lo exige la ley, cambiarían su perspectiva sobre temas de seguridad nacional.

"Defenderé el principio de control civil de las fuerzas armadas, como se pretendía", dijo Austin. "No estaría aquí, pidiendo su apoyo, si sintiera que no puedo o no estoy dispuesto a interrogar a las personas con las que una vez serví y las operaciones que una vez dirigí, o si tuviera demasiado miedo de decir lo que pienso a usted o al presidente".

Después de dejar el ejército, Austin sirvió en la junta directiva del contratista de tecnología y armas militares del Pentágono Raytheon Technologies.

Al comparecer ante el Comité de Servicios Armados el martes, se comprometió a recusarse de las decisiones que involucren a Raytheon.

“Puedo prometerles que seré consciente no solo de los requisitos legales que rigen mi conducta, sino también de las apariencias para asegurar que el público no tenga motivos para cuestionar mi imparcialidad”, dijo, según Defense One. "Y consultaré con los funcionarios de ética profesional del Departamento de Defensa sobre estos temas y exigiré a todos los que trabajan conmigo que se aseguren de que el servicio público es y seguirá siendo una confianza pública".