Biden pide no aumentar el precio de los combustibles mientras Colonial Pipeline regresa a la normalidad

El presidente dijo que nadie debe aprovechar el problema del oleoducto para obtener un beneficio económico

Danielle Zoellner@dani__zoellner
jueves 13 mayo 2021 18:52

Joe Biden firmó orden para fortalecer la ciberseguridad

Read in English

El presidente Joe Biden advirtió a las compañías de gas que no se aprovechen de los estadounidenses en medio de la escasez de combustible, mientras Colonial Pipeline restablece sus servicios operativos luego de un cierre de seis días.

"No... No intenten aprovecharse de los consumidores durante este tiempo", dijo Biden el jueves a las compañías de gas. “Nadie debería utilizar esta situación para obtener beneficios económicos. Eso es lo que intentaban hacer los piratas informáticos. Eso es lo que son. Nosotros no. Eso no es lo que somos".

Los informes de aumento de precios han circulado en los estados más afectados por el cierre del oleoducto de 5.500 millas (8.851 metros). El oleoducto se extiende desde Texas hasta Nueva Jersey, transportando más de 100 millones de galones (378 millones de litros) de combustible por día a lo largo del sureste de Estados Unidos.

Biden alentó a los residentes que sufrieron cualquier aumento de precio en la gasolina a informar sobre la estación a las agencias estatales y federales.

Esto se produce cuando Colonial Pipeline anunció que reinició de manera segura su sistema de tuberías el miércoles por la noche después de cerrarlo el viernes. Pero probablemente pasarían varios días antes de que vuelva a sus operaciones normales.

“El combustible está comenzando a fluir hacia la mayoría de los mercados a los que sirven y deberían estar alcanzando la capacidad operativa total mientras hablamos”, añadió Biden.

“Queremos ser claros, no sentiremos los efectos de inmediato. Esto no es como encender un interruptor de luz”, agregó. "No consuma más gasolina de la que necesita... la compra de pánico solo ralentizará el proceso".

Leer más: Colonial Pipeline: todo lo que sabemos sobre el ciberataque que amenaza los suministros de energía de EE. UU.

DarkSide, un grupo de hackers con sede en Rusia, fue responsable del ataque de ransomware, confirmó el lunes el FBI.

Biden dijo que no había indicios de que el gobierno ruso estuviera involucrado en el ataque, según la evaluación del FBI, pero ha presionado al país para que aborde el ataque.

"No creemos que el gobierno ruso haya estado involucrado en este ataque, pero tenemos fuertes razones para creer que los criminales que cometieron el ataque vivían en Rusia, de ahí es de donde vino", dijo el presidente, y agregó que su administración ha estado en contacto con Moscú "sobre el imperativo de que los países responsables tomen medidas decisivas contra estas redes de ransomware".

DarkSide estuvo entre varias bandas criminales responsables de costar a las naciones occidentales decenas de miles de millones de dólares en los últimos tres años.

El grupo afirma apuntar solo a grandes corporaciones que no están relacionadas con entidades médicas, educativas o gubernamentales. Una parte del dinero ganado por el grupo durante estos ataques de ransomware se dona a organizaciones benéficas, afirma DarkSide.

Por lo general, un ataque de ransomware implica que los piratas informáticos bloqueen los sistemas informáticos encriptando datos y paralizando las redes antes de pedir un gran rescate a la empresa objetivo para descifrarlos.

Los informes iniciales indicaron que la empresa con sede en Georgia no tenía intención de pagar la tarifa de extorsión mientras intentaba restaurar el servicio completo a su sistema operativo. Pero varias fuentes le dijeron a Bloomberg que Colonial Pipeline pagó un rescate de US$ 5 millones en criptomonedas imposibles de rastrear el viernes.

Cuando se le preguntó sobre este informe, Biden respondió: "Sin comentarios".