Joe Biden asegura que Israel tiene el derecho a defenderse tras hablar con Benjamin Netanyahu

El presidente confía en que el conflicto entre israelíes y palestinos se resuelva pronto

Josh Marcus
miércoles 12 mayo 2021 22:59

Guerra abierta entre Israel y Hamás

Read in English

El presidente Joe Biden dice que espera que la violencia en Israel termine "más temprano que tarde", y que la nación tiene derecho a defenderse, después de una conversación telefónica el miércoles con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Mi expectativa y esperanza es que esto se cerrará más temprano que tarde", dijo el mandatario a los periodistas el miércoles después de su conversación con el primer ministro israelí.

Al menos 72 personas han muerto en combates entre las fuerzas israelíes y militantes palestinos, muchos de ellos civiles palestinos, incluidos al menos 16 niños y cinco mujeres.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha instado a la "calma" y la "desescalada en todos los lados".

Los enfrentamientos entre Israel y los militantes en Gaza comenzaron el lunes, pero las tensiones se habían estado acumulando durante días y décadas previas.

La renovada violencia, la primera vez que Hamás dispara cohetes contra Jerusalén en siete años, tiene varias causas diferentes.

Uno es el esfuerzo en curso para desalojar a los palestinos del distrito de Sheikh Jarrah en Jerusalén Este, una parte en disputa de la ciudad que Israel anexó durante la guerra árabe-israelí de 1967, que alberga a los descendientes de refugiados palestinos que fueron expulsados en 1948 del área durante el “Nakba” (catástrofe), el nombre palestino para la guerra civil que estableció el moderno estado de Israel. La mayor parte de la comunidad internacional no ha reconocido como legítima la reclamación de Israel sobre Jerusalén Oriental.

Leer más: Disparan más de 80 cohetes desde Gaza hacia Tel Aviv, informa la policía israelí

Mientras continúan las protestas contra los desalojos, que vieron enfrentamientos entre palestinos, activistas de asentamientos de extrema derecha y la policía israelí, la fuerza del orden israelí disparó balas de goma y granadas paralizantes contra una multitud de palestinos durante las oraciones del viernes en la mezquita de Al-Aqsa, una de los lugares más sagrados del Islam, durante el mes sagrado del Ramadán.

Al menos 163 palestinos y seis policías israelíes resultaron heridos.

Los oficiales de la policía israelí dijeron que usaron estas tácticas para “restaurar el orden“ debido a los "disturbios de miles de fieles".

El lunes, las fuerzas de seguridad israelíes descendieron nuevamente sobre el recinto de la mezquita, que también es sagrado para judíos y cristianos, disparando granadas paralizantes y destruyendo el interior de la mezquita. Más de 330 palestinos resultaron heridos, al igual que al menos 21 agentes de policía.

La policía dijo que estaba respondiendo a los palestinos que les arrojaban piedras.