Israel y Gaza se dirigen hacia un gran conflicto tras un nuevo día de violencia mortal

Un total de 26 palestinos fueron enterrados este martes tras el ataque aéreo israelí

Bel Trew
martes 11 mayo 2021 20:04

Israel bombardea la Franja de Gaza en respuesta a los cohetes de Hamas

Read in English

La crisis entre Israel y Hamas en Gaza se acercó a un conflicto total, ya que ambas partes sufrieron muertes y prometieron continuar intercambiando disparos.

Los entierros comenzaron el martes para 26 palestinos muertos durante la noche durante ataques aéreos en Gaza, y dos personas murieron en la ciudad de Ashkelon, en el sur de Israel, luego de un bombardeo de cohetes disparados desde el enclave controlado por Hamas.

El aumento de la violencia mortal fue provocado por los disturbios en Jerusalén que vieron a la policía israelí asaltar la Mezquita Al-Asqa con granadas paralizantes y gases lacrimógenos. Mientras que los palestinos arrojaron piedras, botellas y fuegos artificiales a los agentes.

La ciudad santa ha estado tensa durante el mes de ayuno musulmán del Ramadán, con disturbios esporádicos y posibles desalojos de palestinos de hogares reclamados por colonos judíos, en un caso judicial que se suma a la fricción.

Con las tensiones altas, ambas partes se encontraban al borde de una guerra total el martes.

Los palestinos afligidos dijeron que tenían poco que perder tras los últimos ataques aéreos, mientras que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró que "aumentaría la intensidad y frecuencia" de los ataques en Gaza.

El Ministerio de Salud de Gaza dijo que entre sus muertos había nueve niños, la mayoría de ellos asesinados por ataques aéreos israelíes. Otras 107 personas resultaron heridas.

El ejército israelí cuestionó las cifras y dijo que 15 de los muertos eran militantes.

En Beit Hanooun, una ciudad en el norte de Gaza, Abdel-Hamid Hamad declaró que su sobrino Hussein, de 11 años, murió el lunes, en lo que los residentes dijeron que fue un ataque aéreo israelí. Dijo a Reuters que el niño estaba recogiendo leña cuando fue impactado.

“Gaza ha tenido suficiente y ahora nada marca la diferencia. Nuestros hijos están siendo asesinados. ¿Qué debemos hacer?", expresó Hamad.

Las dos personas asesinadas en Ashkelon murieron luego de un bombardeo de cohetes en la ciudad, dijeron paramédicos israelíes. Se informó que ambas víctimas eran mujeres. También se dijo que una tercera persona se encontraba en estado crítico y que 10 personas resultaron heridas en total.

Los paramédicos en el lugar confirmaron las dos muertes. “Tuvimos dos impactos directos en Ashkelon en dos edificios. Debido a estos impactos directos, dos personas murieron y varias más resultaron heridas”, dijo aThe Independent Uri Shacham, portavoz de Magen David Adom, el servicio médico nacional y de ambulancias de Israel. “Es un día muy duro para el pueblo de Israel y Ashkelon”.

En el lugar del ataque con cohetes se vio un enorme agujero en un edificio. Los testigos describieron cómo solo tuvieron unos segundos para sumergirse en busqueda de refugio.

Leer más: Encuentran reacciones nucleares ardiendo en Chernobyl “como brasas en una barbacoa”

“Nos zambullimos en el refugio cuando el cohete impactó y luego vimos un enorme agujero en el edificio”, afirmó Oshi Aohnah, dueño de una tienda.

“Corrimos escaleras arriba y encontramos a un anciano gritando que su esposa había desaparecido. Fue enterrada bajo una parte del edificio que se había derrumbado sobre ella".

Los paramédicos dijeron que hubo dos impactos directos en dos edificios.

Israel había desatado una ola de ataques aéreos en la pequeña franja bloqueada después de que Hamas disparara cohetes de largo alcance el lunes hacia Jerusalén, a más de 100 kilómetros de distancia, por primera vez desde 2014.

Los oficiales militares agregaron que Israel había alcanzado "130 objetivos" en Gaza, incluida la casa de un alto comandante de Hamas.

Hamas había advertido el lunes de una grave escalada después de que las fuerzas israelíes asaltaron la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam, en medio de una ola de disturbios en la ciudad en disputa, que vio a la policía israelí desplegar gases lacrimógenos, agua y granadas de aturdimiento contra manifestantes palestinos que arrojaron piedras y botellas.

Más de 700 palestinos resultaron heridos en las 24 horas de violencia, incluidos seis médicos, según las autoridades sanitarias palestinas. También resultaron heridos varios agentes de policía israelíes.

En el pasado, los estallidos de violencia y los estallidos transfronterizos terminaron gracias a la furiosa mediación de países como Egipto y Occidente.

Pero a pesar de los horribles videos que muestran las muertes en Gaza y las sirenas de alerta de cohetes que ponen a las familias a luchar por sus refugios antiaéreos en Israel, ninguno de los lados muestra signos de retroceder.

Mientras continuaban los ataques con cohetes desde Gaza, los tanques israelíes se concentraban en la frontera mientras los funcionarios decían que se estaban enviando refuerzos de infantería. Israel también dijo que había movilizado 5,000 soldados de reserva.

El aumento de la violencia se produjo después de semanas de tensiones latentes centradas principalmente en la ciudad de Jerusalén, que tanto israelíes como palestinos reclaman como su capital.

Pero el malestar surgió por primera vez después de la controvertida decisión de las autoridades israelíes en el mes sagrado de Ramadán de acordonar la histórica Puerta de Damasco a la Ciudad Vieja, donde a las familias palestinas les gusta reunirse tradicionalmente durante el Iftar, la cena para romper el ayuno durante este tiempo.

Después de semanas de disturbios nocturnos, la policía israelí finalmente retiró las barricadas.

Pero la ira solo volvió a hervir, en respuesta a la posibilidad del desalojo forzoso de cuatro familias palestinas del cercano barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén oriental, en tierras reclamadas por colonos judíos.

La decisión profundamente controvertida, que la Corte Suprema de Israel debía dictaminar el lunes pero fue pospuesta debido a los disturbios, podría equivaler a crímenes de guerra, según Naciones Unidas.

A pesar de la ira internacional, el tema ha sido calificado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel como una “disputa inmobiliaria” privada.

También han comenzado los intentos internacionales de mediación.

Egipto, Qatar y la ONU estaban tratando de detener la violencia, dijo un funcionario palestino.

Las Naciones Unidas dijeron que estaban tratando de reducir las tensiones con el secretario general Antonio Guterres y señaló que estaba entristecido por "el número cada vez mayor de víctimas, incluidos niños, de los ataques aéreos israelíes en Gaza, y de las víctimas israelíes de los cohetes lanzados desde Gaza”, según su portavoz.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó a todas las partes a tomar medidas para reducir las tensiones.

La Liga Árabe, algunos de cuyos miembros han estrechado lazos con Israel durante el último año, la acusó de ataques "indiscriminados e irresponsables" en Gaza y dijo que era responsable de una "peligrosa escalada" en Jerusalén.

El estallido de las hostilidades llevó a los opositores políticos de Netanyahu a suspender las negociaciones sobre la formación de una coalición de partidos de derecha, izquierda y centro izquierda para derrocarlo después de unas elecciones inconclusas del 23 de marzo.

El líder de la oposición, Yair Lapid, tiene tres semanas para establecer un gobierno. Los combates prolongados podrían afectar el mandato de Lapid, con una nueva elección, y otra oportunidad para que Netanyahu retenga el poder, probablemente si fracasa.