Cerdos salvajes “destructivos” pueden ayudar a cultivar entornos tropicales biodiversos, sugiere un estudio

La contribución de los cerdos a los bosques a pesar de su reputación de dañarlos destaca la complejidad de las relaciones entre la flora y la fauna

miércoles 03 marzo 2021 22:14
Miles de cerdos vietnamitas invaden Puerto Rico
Read in English

Puede parecer que los cerdos salvajes dejan un rastro de devastación a su paso, pero resulta que estos animales pueden tener considerables beneficios positivos para los paisajes que habitan.

Un nuevo estudio realizado por científicos australianos ha descubierto que los cerdos salvajes pueden cultivar selvas tropicales biodiversas en sus hábitats nativos.

El doctor Matthew Luskin, quien ha estado investigando el efecto de los cerdos nativos en las selvas tropicales de Malasia, dijo que los nidos de los cerdos pueden ser una contribución "crítica" para mantener comunidades de árboles diversas y equilibradas.

"Hemos demostrado que los cerdos salvajes pueden soportar ecosistemas de mayor diversidad y no son sólo molestias y plagas, gracias al efecto beneficioso de sus prácticas de anidación", dijo el doctor Luskin.

“Antes de dar a luz, los cerdos construyen nidos de nacimiento compuestos por cientos de plántulas de árboles, generalmente en sitios planos y secos del bosque.

“A medida que construyen sus nidos, los cerdos matan muchas de las plántulas dominantes y reducen inadvertidamente la abundancia de especies arbóreas dominantes localmente, pero por lo general no son especies locales más raras, lo que sustenta la diversidad arbórea”.

El doctor Luskin dijo que los cerdos salvajes, también conocidos como jabalíes (Sus scrofa), descienden de la misma especie de cerdos domésticos y, en general, ambos han sido considerados plagas por granjeros, administradores de tierras y conservacionistas.

Leer más: Comunidades de Puerto Rico son invadidas por cerdos vietnamitas

“Sus impactos negativos sobre los ecosistemas naturales y cultivados han sido bien documentados, desde alteraciones del suelo hasta ataques al ganado recién nacido”, dijo.

Los investigadores dijeron que el estudio fue el primero en vincular a los animales con este mecanismo clave para mantener "selvas tropicales hiperdiversas".

Para evaluar los impactos que estaban teniendo los cerdos, el equipo marcó más de 30 mil plántulas de árboles en una selva tropical de Malasia.

Esto les permitió examinar cómo cambió la diversidad de árboles en las áreas donde anidaban los cerdos después de recuperar más de mil 800 de esas etiquetas de árboles del interior de más de 200 nidos de parto de cerdos.

“Se podría considerar a los cerdos como 'jardineros forestales accidentales' que podan plántulas comunes y sin darse cuenta mantienen la diversidad”, dijo el doctor Luskin.

“En muchas regiones, hay un enfoque en la gestión de poblaciones de cerdos sobreabundantes para limitar sus impactos ambientales negativos.

"Pero nuestros resultados sugieren que puede haber algunos aspectos positivos en el mantenimiento de los cerdos en el ecosistema".

El doctor Luskin dijo que, dado que el trabajo de campo se realizó en Malasia, donde los cerdos son nativos, los impactos de los cerdos invasores en Australia pueden no crear efectos similares.

"Actualmente estamos en el proceso de diseñar una nueva investigación para estudiar los mismos procesos porcinos aquí en Queensland", dijo.

“Y también compararemos nuestros resultados iniciales de Malasia con las condiciones en un bosque cercano de Malasia que está fuertemente cazado y donde se han matado muchos cerdos nativos.

"Es una idea intrigante, ya que los cerdos se han convertido en el animal grande más extendido en la tierra, por lo que documentar cualquier impacto ecológico nuevo tiene repercusiones masivas a nivel mundial".

En el Reino Unido, el regreso de los jabalíes a áreas como el Bosque de Dean, donde los depredadores naturales de los animales también han sido eliminados, ha dado como resultado una población creciente de animales, a pesar de los sacrificios anuales.

Según Forestry England, “los jabalíes en densidades bajas probablemente sean buenos para el medio ambiente natural, ya que los comportamientos de enraizamiento y revolcarse destruyen ecosistemas estáticos y permiten que crezca una mayor variedad de especies de plantas y fauna de insectos.

“Sin embargo, a medida que aumenta la densidad del jabalí, los problemas negativos, como perturbar continuamente la misma área de suelo para que todo quede en lodo desnudo, y comer insectos y otro material vegetal podría ser dañino para especies específicas a largo plazo".

La investigación se publica en las Actas de la Royal Society B.