Trump tenía razón, Merkel se equivocó: y eso ha dificultado la salvación de Ucrania

En 2018, el entonces presidente de EE.UU. dijo que los alemanes se estaban volviendo demasiado dependientes de Rusia para la energía, y que no estaban gastando lo suficiente en su propia defensa

Boris Johnson saluda a Trump, Merkel y Trudeau en la cumbre de la OTAN

Read in English

Visto desde el punto en que nos encontramos (y esto no es la faceta más importante de la crisis mundial), y teniendo en cuenta todas las cosas, probablemente sea el momento de admitir que Donald Trump tenía razón. Cierto, se trata de una cosa, aunque solo sea una, y es que Alemania ha metido la pata por completo (por utilizar un trumpismo) en su política energética y de seguridad, y eso ha hecho mucho más difícil salvar a Ucrania.

No se equivoquen, Trump fue un monstruo; un riesgo para la seguridad nacional; un amigo de Putin; inhumano; amenazó a Volodymyr Zelensky con retrasar la ayuda militar a Ucrania a menos que hablara mal sobre Hunter Biden. Hizo muchas cosas mal. En general, Trump fue malo para Estados Unidos y el resto del mundo; pero cuando llegó a la reunión de la OTAN en Bruselas en 2018 y fue grosero con la canciller alemana, Angela Merkel, hay que admitir que el entonces presidente fue previsor.

De hecho, fue escalofriante. Señaló que los alemanes (y otros europeos) se estaban volviendo demasiado dependientes de Rusia para la energía; y que no estaban gastando lo suficiente en su propia defensa. Dios mío, cómo nos burlamos de sus maneras groseras, de su lenguaje poco diplomático y de su crudo análisis; sin embargo, Alemania y la UE deberían haber prestado atención a sus advertencias. Por ahora no podemos imponer un embargo al petróleo y al gas rusos -y dejar de financiar la maquinaria bélica de Putin- porque haríamos colapsar la economía europea.

Esto es lo que advirtió el presidente Trump: “Estamos protegiendo a Alemania, estamos protegiendo a Francia, estamos protegiendo a todos estos países. Y luego numerosos de los países salen y hacen un acuerdo de oleoducto con Rusia, donde están pagando miles de millones de dólares en las arcas de Rusia”.

“Así que se supone que debemos protegerlos contra Rusia y ustedes pagan miles de millones de dólares a Rusia, y creo que eso es muy inapropiado... Creo que estos países tienen que mejorar, no durante un periodo de 10 años, tienen que mejorar inmediatamente. Alemania es un país rico, hablan de aumentar un poco para 2030. Pues bien, podrían aumentarlo de inmediato, mañana mismo, y no tendrían ningún problema”.

“Si se fijan, Alemania es una cautiva de Rusia. Se deshicieron de sus plantas de carbón, se deshicieron de su [planta] nuclear, están recibiendo gran parte de su petróleo y gas de Rusia. Pienso que es algo que la OTAN tiene que analizar. Es muy inapropiado”.

Lo que nos lleva a lo que podemos hacer ahora en Europa sobre la seguridad energética, y a la importancia de sacar las conclusiones correctas. Tal es el precio de los hidrocarburos que, según se informa, Shell está considerando reiniciar un plan para bombear más petróleo del Mar del Norte, frente a Shetland. Se habla de fracking en Lancashire. A algunos les gustaría reabrir los pozos de carbón cerrados por los conservadores en los años 80 y 90.

Si no nos preocupara el futuro del planeta y los logros obtenidos con tanto esfuerzo en la COP26, el Reino Unido podría ser probablemente autosuficiente en energía basada en el carbón en unos pocos años. Pero no somos tan obtusos, ¿verdad?

Nos preocupamos por la vida en la Tierra, y por muy terrible que sea la guerra en Ucrania, tenemos que seguir centrados en el largo plazo y en el futuro del mundo. Es precisamente el uso alemán y europeo de los combustibles fósiles lo que ha contribuido a meternos en este lío (Trump tenía razón, pero con la respuesta equivocada, como resulta). Llegar a ser autosuficientes en combustibles fósiles no es posible para muchas grandes economías (especialmente Japón), en ningún momento, e incluso donde lo es, no sirve de nada sacrificar el planeta por ello.

Además, lo cierto es que para cuando el nuevo petróleo y el gas de esquisto lleguen a los oleoductos, la guerra en Ucrania habrá terminado, y una recesión mundial podría haber llevado el precio del petróleo a mínimos históricos. Si algo deberían habernos enseñado las últimas décadas es que el precio de los recursos naturales es muy volátil, y que el calentamiento global es una realidad. La energía verde puede ser poco fiable cuando depende de la meteorología, pero no es tan susceptible a los choques geopolíticos.

Por supuesto, hay una crisis del costo de la vida, pero la economía tiene que ajustarse a un mundo de costos energéticos más caros, o al menos más volátiles, como ha tenido que hacer en cada crisis energética desde 1973. El problema es ahora proteger a los más expuestos al aumento de los precios de la energía y de los alimentos, dado que gran parte de Oriente Medio y de las economías emergentes se abastecen de trigo en Ucrania y Rusia.

Eso no debería ser tan difícil de resolver, al menos en principio. Tanto en el país como en el extranjero, los gobiernos podrían subvencionar los precios de los alimentos básicos, y podrían aumentar los ingresos de los más pobres mediante la reducción de impuestos y el aumento de las prestaciones para los que se encuentran en la parte inferior de la escala de ingresos. Los ricos se enfrentarían a mayores impuestos sobre su gasto en artículos de lujo (a través de nuevos tramos de IVA, una libertad post-Brexit) y sobre sus ingresos. En cambio, los actuales llamados a recortar el IVA en las facturas de energía y los impuestos sobre el combustible ayudarían sobre todo a la gente de las grandes casas con los grandes autos. Eso no tiene ningún sentido en absoluto.

Librar una guerra económica contra Putin y una guerra contra la crisis climática nos va a costar y va a ser doloroso; es una cuestión de quién paga y quién recibe el dolor.

A largo plazo, la solución a la crisis energética y a la crisis climática es construir más fuentes de energía renovable: eólica, solar, hidráulica y de las olas, según el caso. Todos sabemos que hay un problema cuando el sol no brilla y el viento no sopla, pero los científicos e ingenieros deberían ser capaces de solucionarlo con suficiente tiempo e inversión: ¿quién pensaba que el auto eléctrico tenía un futuro viable hace unos años?

Hay otras tecnologías que pueden ayudarnos a colmar las lagunas: los gasoductos internacionales de energía (en el mundo libre) y los cables para equilibrar los riesgos meteorológicos, la energía nuclear, por supuesto (aunque militarmente vulnerable) y el hidrógeno, posiblemente. Pero no podemos resolver la crisis energética o la crisis del precio de la vida agravando la crisis climática o buscando la autosuficiencia nacional).

Donald Trump también nos advirtió que las turbinas eólicas matarían a todos los pájaros y que el calentamiento global era una especie de bulo chino. Pero debo añadir que en eso se equivocó. Eso espero.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in