Donald Trump pide a la Corte no permitir el conteo de votos más allá del día de la elección

El presidente indicó que confía que los tribunales bloqueen cualquier intento de los estados de contar las boletas tras el 3 de noviembre

John T. Bennett@BennettJohnT
miércoles 28 octubre 2020 19:15
Joe Biden habla sobre el evento de campaña que realizó Trump en Omaha, Nebraska
Read in English

Donald Trump está instando a los tribunales federales a bloquear cualquier recuento de votos por parte de los estados que pretenden contar las boletas mucho más allá del día de las elecciones, mientras continúa su ataque a la votación masiva por correo solo unos días antes de enfrentarse a los votantes por última vez.

"Con suerte, los estados que quieran tomarse mucho tiempo después del 3 de noviembre, eso no será permitido por los tribunales", dijo el presidente en un evento no planificado con representantes del sector empresarial en Las Vegas, antes de dos eventos de campaña en el disputado y crucial estado de Arizona.

Trump está por debajo a nivel nacional por alrededor de 7 puntos porcentuales, según un promedio de varias encuestas de RealClearPolitics, un estrechamiento de la carrera de costa a costa. Permanece a una distancia asequible en la mayoría de los campos de batalla, incluido Arizona, donde está detrás del candidato demócrata Joe Biden por 2.4 puntos porcentuales.

Habló sobre las elecciones después de que los líderes empresariales de Nevada elogiaran su mandato y el manejo del coronavirus, argumentando que las encuestas de su campaña lo muestran "arriba, incluso o muy cerca" en "todos los estados de los que estamos hablando", es decir, los seis u ocho estados cruciales que según los expertos decidirán las elecciones.

El presidente sostuvo que las encuestas internas de su campaña lo muestran con un punto de ventaja en Wisconsin y dos puntos en Michigan.

Por el contrario, los promedios de RealClear sitúan a Biden a la cabeza en ambos: 6.4 puntos y 8.6 puntos, respectivamente.

Pero Trump sostiene que las encuestas públicas y la de su campaña reflejan lo que ambos mostraron en 2016, cuando conmocionó al mundo al ganar en estados como Michigan, Wisconsin, Pensilvania y otros que las encuestas y los expertos creían que Hillary Clinton tomaría fácilmente.

Los estrategas políticos de ambos lados del pasillo contactados esta semana dijeron que son reacios a predecir el resultado de una carrera tan reñida en tantos estados indecisos, y que habrá un posible desafío judicial en el futuro.