Cómo cuidar tu salud mental si necesitas autoaislarte este invierno

Los casos de covid aumentan, así que ¿debemos autoaislarnos voluntariamente? A continuación te explicamos cómo proteger tu salud mental si lo haces

Laura Hampson
martes 26 octubre 2021 18:08
Read in English

El invierno se acerca rápidamente y el clima más frío significa que los casos de covid-19, como cualquier enfermedad respiratoria, están aumentando una vez más.

Esta semana, en el Reino Unido se produjeron 223 muertes en un periodo de un día de personas que han fallecido en los 28 días siguientes a dar positivo en Covid. Se trata de la cifra más alta de muertes reportadas diariamente desde el 9 de marzo.

Sin embargo, mientras la Asociación Médica Británica y el SAGE (Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias) piden al gobierno que ponga en marcha su “Plan B” para la pandemia en Inglaterra -en el que se obligaría a cubrirse la cara una vez más, se introducirían pasaportes de vacunación, se animaría a la gente a trabajar desde casa y se comunicaría la necesidad de tener precaución-, el secretario de salud, Sajid Javid, dijo el miércoles 20 de octubre que el gobierno no pondría en marcha las medidas del Plan B “en este momento”.

Javid también advirtió de que estos mandatos podrían volver a producirse si los británicos no se vacunan contra el covid-19, y añadió que la “carrera entre” el virus y la vacuna es cada vez mayor.

El SAGE ha pedido al gobierno que “actúe ahora, en lugar de más tarde” en la promulgación de algunos componentes clave del Plan B, como el uso de cubrebocas, el trabajo desde casa y la certificación de la vacuna. En una reunión dijo que la introducción de estos componentes “reduciría la necesidad de medidas más estrictas, perturbadoras y duraderas” más adelante.

En la última semana, el número de pacientes de covid ingresados en los hospitales de Inglaterra ha aumentado un 11% y el número de muertes ha aumentado un 21% en comparación con la semana anterior.

El “Plan A”, actualmente en vigor, incluye la eliminación de todas las restricciones, al tiempo que fomenta la ventilación en las reuniones en interiores, el lavado de manos y el uso de cubrebocas en lugares concurridos. También prevé que el gobierno ofrezca vacunas de refuerzo a 30 millones de personas, así como dosis únicas de vacunas a los niños de 12 a 15 años.

El Plan B se introducirá si el NHS (Servicio Nacional de Salud) se ve sometido a una “presión inadecuada”, algo que, según el ministro de salud, Edward Argar, no ocurre actualmente.

Si se aplica el Plan B, el trabajo desde casa podría volver a ser la norma, pero ¿deberían aquellos que son más vulnerables que otros buscar ya el autoaislamiento cuando nos acercamos al invierno?

“Quienes son vulnerables pueden poner en marcha su propio ‘Plan B’ en cualquier momento sin tener que esperar a un mandato del gobierno”, afirma el Dr. Julian Tang, virólogo clínico de ciencias respiratorias de la Universidad de Leicester.

Añade que el uso voluntario de cubrebocas puede ayudar a las personas vulnerables a protegerse aún más cuando se encuentren en espacios interiores concurridos, como los supermercados.

“El virus sigue circulando, la vacunación no confiere una protección del 100% y las infecciones por ruptura de la vacuna son bastante frecuentes con la variante delta”, añadió.

Si eres vulnerable o te sientes ansioso por el aumento del número de Covid, puedes considerar la posibilidad de autoaislarte, pero, al hacerlo, debes prepararte para los efectos que esto puede tener en tu salud mental.

Según un reporte publicado por la Oficina de Estadísticas Nacionales en mayo de este año, alrededor de uno de cada cinco (el 21%) de los adultos padeció algún tipo de depresión durante los meses de cierre invernal de enero a marzo de 2021.

Esta cifra aumentó desde el 19% en noviembre de 2020 y se ha duplicado con creces desde antes del comienzo de la pandemia de covid-19, donde el 10% de los adultos sufrieron una forma de depresión.

“El principal efecto que sufrimos durante los encierros es la sensación de aislamiento social y de sentirse restringido. Sentimos que hemos perdido nuestra libertad”, explica a The Independent Melissa Sedmak, psicoterapeuta y miembro del Counselling Directory.

“Esta percepción de pérdida de libertad afecta a las personas de forma diferente, y aunque podemos seguir conectando con otros en línea, no es el mismo tipo de conexión. Una capa añadida es la monotonía que puede establecerse con estas restricciones. Pueden surgir diferentes sentimientos: Frustración, ira, tristeza, pena, miedo y ansiedad, entre otros”.

Si necesitas autoaislarte por alguna razón este invierno, Sedmak sugiere que te mantengas conectado con las personas que te importan y que hables con ellas de antemano para determinar las mejores formas de mantenerte conectado.

También sugiere incorporar al tiempo que pasas en casa actividades que te gustan, como tener una noche de cine en casa en lugar de ir al cine, jugar a juegos de mesa o leer un buen libro. Si puede, Sedmak también aconseja salir a pasear por la naturaleza.

“Mantente conectado con la gente”, continúa Sedmak. “Si a estas alturas no has creado un grupo de WhatsApp en el trabajo, quizá sea el momento.”

“Introduce algunas vibraciones positivas, ya que éstas pueden contribuir a que te sientas mejor. ¿Qué es lo que te hace reír o te levanta el ánimo en momentos normales? Empieza por eso y construye sobre ello.”

Sedmak también recomienda mantener una rutina regular, como una hora fija para acostarse y levantarse, cuidarnos con alimentos nutritivos y realizar actividades en el interior si no se puede salir al aire libre.

“Comprobar con nosotros mismos lo que necesitamos y lo que nos falta, pensar en formas de compensarlo y cumplirlo son pasos para que nuestra salud mental no se resienta demasiado”, añade. “Y si llegamos a una etapa en la que sí lo hace, entonces buscar la ayuda de los profesionales pertinentes.”