Hongos mágicos, salario mínimo de $15 y el futuro de la policía: así les fue a las medidas progresistas las elecciones

Desde la despenalización de las drogas y las reparaciones en Detroit hasta el control de las rentas en St. Paul

Alex Woodward
miércoles 03 noviembre 2021 17:19
Glenn Youngkin makes victory speech after winning Virginia governor race
Read in English

El futuro de la policía ha estado al frente de varias elecciones en los EE.UU., luego de las demandas internacionales de una reforma policial urgente a raíz del asesinato de George Floyd y el fracaso entre los miembros del Congreso de llegar a un acuerdo sobre un proyecto de ley de reforma policial nacional para ser nombrado en su honor.

La justicia penal y el crimen emergieron como temas clave en la carrera por el próximo alcalde de Nueva York, y los esfuerzos de reforma también fueron centrales en las elecciones a la alcaldía en Atlanta, Cleveland y Seattle.

Aunque los votantes en Minneapolis rechazaron una propuesta para transformar el departamento de policía de la ciudad en una agencia de seguridad pública única en su tipo, los votantes en varias otras ciudades aprobaron de manera abrumadora medidas que darán a los civiles una mayor supervisión de los casos de mala conducta policial.

Si bien las narrativas nacionales tienden a impulsar la lección de "toda política es presidencial" de las elecciones de 2021, los candidatos locales y los candidatos bajo el ala demócrata respaldados por grupos progresistas contaron varias victorias, desde la elección de nuevos alcaldes en Boston y Cleveland hasta iniciativas electorales lideradas por progresistas como la despenalización de los hongos psicodélicos en Detroit y el control de las rentas en toda la ciudad en St Paul, Minnesota.

Los votantes apoyaron un salario mínimo de US$15 en Tucson, Arizona, en particular, la ciudad natal de la senadora Kyrsten Sinema, quien votó en contra mostrando su pulgar hacia abajo en el pleno del Senado de los Estados Unidos para aumentar el salario mínimo federal a principios de este año.

Vigilancia

Dieciocho meses después de que un oficial de policía de Minneapolis asesinara a George Floyd, lo que provocó levantamientos generalizados contra la violencia policial, los votantes de la ciudad rechazaron una medida para reemplazar el departamento de policía de la ciudad con un Departamento de Seguridad Pública recién formado.

El programa agregaría trabajadores sociales, agentes del orden público y herramientas de gestión de crisis en los planes de vigilancia comunitaria, que los defensores esperaban que sirvieran como una especie de piloto para reformas radicales, reflexionadas por legisladores y funcionarios progresistas en otras ciudades.

Mientras tanto, los votantes en Austin, Texas, rechazaron de manera abrumadora una propuesta para hacer crecer la fuerza policial de la ciudad estableciendo un mínimo de dos oficiales de policía por cada 1.000 residentes.

La medida fue promovida por un grupo llamado Save Austin Now que calificó a la proporción como un estándar “reconocido a nivel nacional” bajo el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el cual no parece haber respaldado nunca dicho estándar.

En Cleveland, Ohio, los votantes también aprobaron por abrumadora mayoría un plan para establecer una comisión policial comunitaria dirigida por civiles para supervisar la disciplina en los casos de mala conducta policial.

La Oficina de Normas Profesionales de la ciudad también informaría directamente a la comisión, no al jefe de policía, en un esfuerzo por lograr una mayor transparencia y responsabilidad dentro de la agencia.

Los votantes en Albany, Nueva York aprobaron una medida que otorga a la junta de policía comunitaria una mayor supervisión de las quejas contra los oficiales, así como la capacidad de llevar a cabo investigaciones en su contra.

Despenalización de las drogas

En Detroit votaron para despenalizar los hongos psicodélicos y otras plantas llamadas enteogénicas como la ayahuasca y el peyote "en la mayor medida posible" según la ley de Michigan y hacer que la "posesión personal y el uso terapéutico" entre los adultos sea "la prioridad de aplicación de la ley más baja de la ciudad".

La ciudad ahora se une a su vecina Ann Arbor, donde el ayuntamiento votó por unanimidad en 2020 para despenalizar las plantas enteogénicas por su potencial eficacia en el tratamiento de problemas de salud mental, así como por su uso medicinal y cultural centenario.

Ciudades como Denver y Oakland, California, también han realizado acciones por despenalizar los hongos.

Justicia económica y aumentos del salario mínimo

Los votantes en Detroit también aprobaron una propuesta que permite al ayuntamiento establecer un Grupo de Trabajo de Reparaciones, que haría recomendaciones para programas de vivienda y desarrollo económico luego de décadas de discriminación contra los residentes negros.

Los votantes en Tucson, Arizona también votaron para aumentar el salario mínimo por hora de la ciudad a US$15 por hora para el 1º de enero de 2025, con aumentos anuales basados en la inflación a partir de entonces.

Tucson también es la ciudad natal de la senadora Kyrsten Sinema, quien votó en contra de aumentar el salario mínimo federal de US$7,25 al mostrar su pulgar hacia abajo a principios de este año. La ciudad implementará un salario por hora de US$13 para el 1º de abril de 2022, el cual aumentar de manera gradual cada año.

Vivienda asequible

La proliferación de renta a corto plazo que han reducido los vecindarios o han dejado fuera de servicio a los inquilinos en los EE.UU. ha llevado a las ciudades a observar más de cerca una industria que los funcionarios alguna vez creyeron que mostraba cierta promesa para atraer ingresos turísticos.

Los pueblos y ciudades de Colorado recurrieron a los votantes para ayudar a resolver la crisis de la vivienda. Los votantes en varias ciudades apoyaron pausas y nuevas tarifas en rentas a corto plazo para respaldar la vivienda y para limitar el número de licencias para convertir propiedades en rentas a corto plazo.

Los votantes en el condado de Lincoln, Oregón, votaron para eliminar gradualmente las casas de rentas a corto plazo en áreas residenciales no incorporadas e introducir otras restricciones para frenar la expansión de las rentas estilo Airbnb en el área.

St. Paul, Minnesota también adoptó una de las medidas de control de renta más fuertes de la nación. La medida prohíbe a los propietarios aumentar las rentas en más del 3 por ciento en un período de 12 meses, aunque haya o no un cambio en la ocupación.

Housing Equity Now St. Paul elogió la votación como un "paso significativo para abordar la crisis de vivienda asequible en St Paul y avisa a nuestros líderes electos de que la protección de los inquilinos y la estabilidad de la vivienda son prioridades esenciales para los votantes".

Justicia alimentaria y climática

Los votantes en Nueva York agregaron una cláusula a la constitución del estado, que garantiza a los residentes un "derecho a aire y agua limpios y un medio ambiente saludable".

Los defensores argumentan que los derechos ambientales protegidos constitucionalmente, con solo 15 palabras en la medida, podrían brindar un mayor grado de protección legal en casos de contaminación del agua y otros problemas de contaminación, y pueden usarse para presionar a los legisladores para que centren los problemas climáticos en la legislación futura.

“Con el derecho al agua codificado en la constitución de nuestro estado, es hora de poner manos a la obra para poner el control de este crítico recurso en manos de la gente, es hora de limpiar el agua potable de Nueva York y es hora de cancelar la deuda de agua y hacer servicio de agua asequible para todas las personas”, dijo Alex Beauchamp, director de la región noreste de Food & Water Watch.

En Maine, los votantes aprobaron la primera enmienda del “derecho a la alimentación” en el país. La enmienda constitucional declara "que todas las personas tienen un derecho natural, inherente e inalienable a cultivar, criar, cosechar, producir y consumir los alimentos de su elección para su propia nutrición, sustento, salud corporal y bienestar".

Los defensores han propuesto la idea de garantizar que los residentes tengan derecho a cultivar alimentos y criar ganado en un área donde la propiedad local y el uso de la tierra están amenazados por las grandes empresas minoristas y la agricultura industrial, lo que podría comprometer la sostenibilidad en una parte del país cada vez más frágil.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in