El demócrata Eric Adams gana la elección para alcalde de Nueva York

El ex presidente de Brooklyn y capitán de la policía de Nueva York fue elegido como el segundo alcalde afroamericano de la ciudad mientras se prepara para heredar una ciudad en recuperación.

Alex Woodward
miércoles 03 noviembre 2021 15:51
'We have to end division': Eric Adams after winning NYC mayor's race
Read in English

El candidato demócrata Eric Adams, ex capitán de la policía y presidente del condado de Brooklyn, derrotó al candidato republicano Curtis Sliwa en la elección por el próximo alcalde de la ciudad de Nueva York. Ahora enfrentará una prueba importante para liderar a la ciudad que se encuentra en una emergencia definitoria de salud pública que exacerbó las crisis que enfrenta la ciudad más grande del país.

Adams, ex capitán del NYPD (Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York), legislador estatal y presidente del condado de Brooklyn, fue elegido como el segundo alcalde afroamericano de la ciudad.

El 110° alcalde de Nueva York hereda el liderazgo de la ciudad en medio de una pandemia de covid-19 que cambió la vida de millones de residentes, incluidas las escuelas de la ciudad y sus miles de estudiantes. Además, administrará la fuerza policial más cara del país en medio de las demandas internacionales por reformas cuando entre en funciones el 1 de enero.

Más temprano el martes, Adams ingresó a una cabina de votación en el vecindario Bedford-Stuyvesant de Brooklyn con una fotografía enmarcada de su madre bajo el brazo. Afuera, trazó su ascenso a la oficina desde una educación de clase trabajadora cuando era un niño con dislexia hasta su aparición como el candidato más favorecido para ganar las elecciones.

"Se supone que no debo estar parado aquí", dijo a los periodistas. "Pero debido a que estoy parado aquí, los neoyorquinos comunes se darán cuenta de que también merecen el derecho a estar en esta ciudad".

Adams fue uno de los seis niños criados por una madre soltera en South Jamaica, un vecindario del distrito de Queens.

A menudo relata su historia de origen político con su arresto a los quince años y el abuso policial que sufrió mientras estaba bajo custodia.

Más tarde, como oficial él mismo, protestó contra la violencia policial y promovió la reforma de la “cultura” desde dentro de las filas. Formó 100 Blacks in Law Enforcement Who Care para detener la discriminación racial, y su campaña para la alcaldía capitalizó su experiencia en la fuerza y como un hombre afroamericano que ha visto de cerca la violencia policial. Atacó el enfoque "duro contra el crimen" que de forma histórica socavó el progreso de la justicia racial y económica que también reconoce como prioridades inmediatas para su agenda.

En un discurso en la noche de las elecciones al celebrar su victoria, Adams pidió unidad entre los neoyorquinos.

"Estamos tan divididos en este momento", declaró. “Y nos estamos perdiendo la belleza de nuestra diversidad. Tenemos que acabar con toda esta división... Hoy, nos quitamos la camiseta de equipos diferentes y nos ponemos una camiseta: el equipo de Nueva York”.

El covid-19 magnificó las históricas disparidades en materia de vivienda, educación y seguridad económica en Nueva York, mientras que los temas de reforma policial y seguridad pública dominaron el debate en medio de una pandemia que devastó sus vecindarios.

Una victoria para Adams, retirado como capitán del NYPD después de veinte años en la fuerza, seguida de meses de llamados para "quitarle el financiamiento a la policía", además de demandas en las calles, en los escalones de los precintos policiales y el Ayuntamiento para priorizar el financiamiento para servicios sociales críticos. Esto como resultado de las protestas casi diarias contra la violencia policial que intensificaron el escrutinio de la propia historia de violencia y liderazgo combativo del departamento.

Adams propuso un retorno limitado de los muy difamados esfuerzos para parar y registrar transeúntes, además de restablecer una unidad policial encubierta de civil que se disolvió en 2020 luego de una serie de tiroteos fatales y quejas de civiles. Todo esto para apuntar a "pandillas y armas".

Apoya el plan actual de la ciudad para cerrar el complejo penal de Rikers Island para 2026 y reemplazarlo con una red de cárceles en los distritos luego de una creciente crisis humanitaria en la cárcel.

Adams, que está vacunado contra covid-19, tiene la intención de mantener los requisitos de vacunas recientes para los trabajadores de la ciudad y las fuerzas del orden, y durante un debate reciente aclaró que "nunca podremos volver a lo que éramos cuando el covid golpeó la ciudad".

Con más o menos 48.000 personas sin hogar en cualquier noche en Nueva York, incluidos casi 15.000 niños, Adams propone convertir los hoteles que casi no se usan en los distritos exteriores en viviendas de ocupación permanente de una sola habitación, con 25.000 habitaciones en línea de forma aproximada.

Pero a lo largo de la elección, Adams y su campaña bien financiada enfrentaron escrutinio sobre sus vínculos con prominentes cabilderos y promotores inmobiliarios, preguntas sobre su residencia real, lo que llevó a los reporteros a acampar fuera de su casa para determinar si de verdad vive allí, y cómo su campaña con una mentalidad de negocios tiene la intención de reforzar a la clase trabajadora de la ciudad.

El candidato republicano Curtis Sliwa, un controvertido locutor de radio, hizo una campaña implacable al confiar en su habilidad de hacer acrobacias para llamar la atención y décadas de experiencia en una institución de Nueva York como el fundador del grupo de patrullas voluntarias cuyos miembros usan una boina roja, The Guardian Angels.

Basó su campaña en torno a la eliminación del crimen, reforzar el NYPD, la lucha contra la falta de vivienda, la reforma del impuesto a la propiedad, la expansión de los programas de bienestar animal y una iniciativa universal de ingresos básicos.

Sliwa, quien reconoció su derrota ante Adams durante un discurso en la noche de las elecciones, enfrentó difíciles probabilidades de ganar en una ciudad donde los votantes demócratas superan en número a los republicanos en casi ocho a uno.

"Sabían que era un candidato poco ortodoxo", dijo a sus partidarios en una fiesta de la noche de las elecciones. "La baraja estaba apilada contra mí".

Aseguró que apoyará a Adams "porque todos vamos a tener que unirnos en armonía y solidaridad si vamos a salvar esta ciudad que amamos".

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in