Ciudades de EE.UU. empiezan a implementar “aceras frías” para luchar contra las peligrosas olas de calor

Los revestimientos, en lugar de absorber, reflejan el cálido sol del verano para hacer que las carreteras y los vecindarios circundantes sean más frescos

Ethan Freedman
lunes 25 julio 2022 22:45

Los incendios forestales provocan evacuaciones en California mientras millones de personas en EE.UU. están bajo advertencia de calor

Read in English

A medida que la crisis climática hace que las temperaturas de verano se disparen en los EE.UU., algunas ciudades están introduciendo medidas innovadoras para mantener frescos a sus ciudadanos.

Ciudades como Los Ángeles, California, y Phoenix, Arizona, están cubriendo algunas carreteras con revestimientos diseñados para enfriar el asfalto negro, que absorbe y luego irradia una tonelada de calor.

En Phoenix, por ejemplo, las temperaturas alcanzan regularmente más de 100 °F (38 °C), lo que provoca que el asfalto negro alcance temperaturas entre 120 y 150 °F (48 y 67 °C), según la EPA (Agencia de Protección Ambiental).

Una forma de enfriar las calles es hacer que absorban menos luz solar. En Phoenix, la ciudad aplicó un revestimiento a algunas carreteras que refleja más luz solar que el asfalto estándar y, como resultado, las hace notablemente menos calientes.

Según la ciudad, las carreteras con el revestimiento pueden estar hasta 12 °F más frías durante la tarde que las carreteras estándar. Y los beneficios no solo afectaron a las carreteras, sino que también hicieron que su entorno fuera más fresco.

Incluso las temperaturas del aire durante la noche eran aproximadamente medio grado más bajas donde las carreteras tenían revestimientos, comunicó la ciudad. Las carreteras acumulan calor durante el día que se libera durante la noche, lo que hace que todo el vecindario se caliente durante lo que se supone que son las horas más frescas del día.

Los descensos de temperatura durante la noche son beneficiosos para la salud humana, dicen los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades).

La crisis climática está causando noches más calurosas. Las temperaturas nocturnas en muchas partes del mundo se están calentando hasta más rápido que los días.

Esto intensifica el riesgo de condiciones como el estrés por calor, que puede afectar a las poblaciones vulnerables como los adultos mayores y las personas con condiciones preexistentes. Otros beneficios potenciales incluyen la reducción de la cantidad de energía necesaria para enfriar los edificios y la reducción de la temperatura del desagüe de aguas pluviales, lo que puede beneficiar a la vida silvestre acuática.

Los revestimientos reflectantes se están implementando en algunos vecindarios de Los Ángeles y se están probando en otras partes del país, como Charleston, Carolina del Sur. En la ciudad de Nueva York, se usó una sustancia reflectante similar para pintar los techos de los edificios con el fin de ayudar a que rebote más la luz del sol y se mantengan frescos.

Sin embargo, existe una desventaja potencial de los llamados “pavimentos fríos”: pueden hacer que las personas sientan más calor durante el día. En 2019, Bloomberg informó que los estudios en Los Ángeles encontraron que las temperaturas durante el día pueden sentirse 7 °F más altas, y los funcionarios de Phoenix dicen que la temperatura de las personas puede ser 5,5 °F mayor cuando están de pie sobre revestimientos de pavimento fríos.

Esto se debe a que las superficies son más reflectantes y, en lugar de absorber calor en el suelo, la luz del sol se refleja donde puede sentirse más caliente para una persona en la calle.

Las superficies “frías” son solo una herramienta que las ciudades están desplegando para contrarrestar el efecto de “isla urbana de calor”. Las ciudades son centros de concreto, asfalto y vidrio que pueden calentarse mucho más que las áreas circundantes cubiertas de tierra, árboles y pasto.

Durante el día, las temperaturas en las ciudades pueden ser hasta 7 °F más altas que las áreas circundantes, y hasta 5 °F más altas por la noche, dice la EPA.

Este efecto puede ser particularmente peligroso durante las olas de calor. En 2020, más de 300 personas murieron por causas relacionadas con el calor en el condado de Maricopa, donde se encuentra Phoenix.

Además de carreteras más reflectantes, plantar más árboles y espacios verdes en las ciudades refresca los vecindarios. Por ejemplo, en algunas áreas más sombreadas de Baltimore, las temperaturas en un día de verano pueden ser casi 15 °F más bajas que las áreas con menos árboles, según The New York Times.

Los llamados techos verdes, que están cubiertos de vegetación como suculentas y pastos, también pueden ayudar a los edificios a soportar más calor.

Para ciudades del sudoeste como Phoenix, ubicada en la segunda región de calentamiento más rápido de los EE.UU., estas adaptaciones serán cada vez más necesarias.

Las temperaturas de verano en Phoenix ahora superan regularmente los 100 °F (38 °C). Desde 1970, la temperatura promedio de verano en la ciudad de Arizona ha aumentado alrededor de 3,6 °F, con alrededor de 80 días más por año por encima de los 90 °F (32 °C), según la organización sin fines de lucro Climate Central.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in