Niña estadounidense cuya madre murió después de unirse a Isis es rescatada de Siria

La madre de la niña, Ariel Bradley, creció como cristiana evangélica en Tennessee

Louise Hall
sábado 07 agosto 2021 21:18
Rusia repatría a 34 niños del campamento sirio de Al-Hol
Read in English

Una niña estadounidense cuya madre huyó de Estados Unidos para unirse a Isis ha sido rescatada y está esperando la aprobación para regresar al país después de que sus padres murieran viviendo bajo el grupo terrorista, según un informe.

Según BuzzFeed, la niña de ocho años, que creció bajo el control de ISIS, nació el 8 de diciembre de 2012 en Chattanooga, Tennessee.

Se informó que su madre, Ariel Bradley, era una ciudadana estadounidense que creció como cristiana evangélica antes de convertirse al Islam y casarse con el padre de la niña, Yasin Mohamad, en 2011.

Según el medio, cuando Bradley quedó embarazada, regresó a los Estados Unidos para dar a luz en su ciudad natal antes de regresar a Suecia, donde había estado viviendo con Mohamad.

Buzzfeed publicó anteriormente un perfil de Bradley en 2015 en el que amigos revelaron que a menudo cambiaba su personalidad para adaptarse a sus relaciones.

"Lo que tenía Ariel era tan extraño, que tenía una vida tan claramente segmentada", dijo un antiguo amigo anónimo al medio.

Ellos agregaron: “Fue como, cuando la conocí, ella era cristiana, luego socialista, luego atea y luego musulmana”.

"Parecía como si fuera el chico con el que estuviera, ella simplemente se arrastraría hacia su piel y se convertiría en él".

Leer más: EEUU promedia 100.000 infecciones nuevas de COVID-19 al día

Alrededor de 2014, la familia parecía haber viajado a Oriente Medio y se había unido a la organización terrorista Isis.

Buzzfeed informa que las publicaciones de la madre en las redes sociales entre enero y julio de 2015 revelaron una idea de la vida de su joven familia como parte de una organización terrorista.

“Di la vuelta y mi hija está cubierta de blanco. Nunca deje talco para bebés al nivel de los ojos de un niño de 2 años”, supuestamente escribió en un tuit.

La información proporcionada por una fuente canadiense a Buzzfeed sugirió que Bradley y un segundo hijo que dio a luz mientras vivía en al-Bab, murieron en un ataque aéreo de la coalición el 29 de noviembre de 2018.

El 17 de julio, la niña de ocho años fue rescatada de un campo de detención y está esperando en un centro de rehabilitación en el noreste de Siria a que el gobierno de Estados Unidos certifique su ciudadanía.

Se dice que los campos de detención dirigidos por los kurdos albergan a decenas de miles de personas, incluidas mujeres y niños, que están vinculados a Isis.

La fuente canadiense le dijo a Buzzfeed que la joven fue obligada a usar un velo de la cabeza a los pies que solo dejaba al descubierto sus ojos como un "disfraz" para ocultar a la niña estadounidense de los guardias kurdos.

"Sabían que las autoridades del campo siempre estaban buscando huérfanos", dijo a Buzzfeed la mujer canadiense, que se unió al grupo terrorista en 2014 pero que desde entonces renunció a la organización.

“Los niños en los campamentos tienen el peor comienzo de vida”, dijo al medio la mujer canadiense, que decidió permanecer en el anonimato por temor a su seguridad.

“Ya están traumatizados por perder a uno o más padres y crecer rodeados de violencia, pobreza y miseria. Se enfrentan al peligro constante, la falta de alimentos, la falta de educación y sus vidas simplemente se van a desperdiciar”.

Para poder regresar a los Estados Unidos, donde residen sus abuelos maternos, la niña deberá someterse a pruebas de ADN, para determinar su estado de ciudadanía, entre otros procedimientos formales.

El Departamento de Estado dijo a BuzzFeed News: “Estados Unidos ha repatriado a 12 ciudadanos estadounidenses adultos y 16 menores ciudadanos estadounidenses de Siria e Irak.

“De los adultos, el Departamento de Justicia ha acusado a diez de cargos penales federales. No tenemos comentarios sobre el número específico de ciudadanos estadounidenses que permanecen en instalaciones en el noreste de Siria".