Supremacistas blancos a la par con ISIS como “la principal amenaza”, dice el director del FBI

El FBI no tiene pruebas de que los “manifestantes falsos de Trump” hayan precipitado la violencia en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio

Griffin Connolly
martes 02 marzo 2021 19:14

El director del FBI considera que los extremistas domésticos con motivaciones raciales, como los supremacistas blancos, son la “principal amenaza” que enfrentan los estadounidenses

Read in English

El director del FBI considera que los extremistas domésticos con motivaciones raciales, como los supremacistas blancos, son la "principal amenaza" que enfrentan los estadounidenses, ya que la nación continúa aprendiendo más sobre esas personas que perpetraron la mortal insurrección en el Capitolio de Estados Unidos el mes pasado.

"La principal amenaza que enfrentamos de los extremistas violentos domésticos sigue siendo aquellos que identificamos como extremistas violentos con motivación racial o étnica (RMVE), específicamente aquellos que abogan por la superioridad de la raza blanca", testificó el director del FBI, Christopher Wray, ante miembros del Comité Judicial del Senado el martes.

El FBI ha elevado formalmente la amenaza de los grupos supremacistas blancos a su nivel de máxima prioridad, junto con ISIS y su red de terroristas locales, dijo Wray.

Para cuantificar el aumento del terrorismo interno en los EE. UU., Wray divulgó que el FBI está trabajando actualmente en aproximadamente 2.000 casos de terrorismo interno. En una audiencia del Congreso de marzo de 2019, dijo en ese momento que el número era de alrededor de 850 casos en curso.

En particular, Wray no colocó a "Antifa" en el mismo nivel, a pesar de que el miembro republicano de mayor rango del comité, el senador Chuck Grassley de Iowa, pasó la mayor parte de su declaración de apertura criticando las acciones violentas del grupo extremista de izquierda y antigubernamental en medio protestas de la justicia en el verano de 2020.

Leer más: Potentes símbolos de supremacismo blanco en toma de Congreso

El presidente demócrata Dick Durbin de Illinois trató de adelantarse a tal "falsa equivalencia" en su propia declaración de apertura: "Necesitamos dejar muy claro que los supremacistas blancos y otros extremistas son la amenaza de terrorismo nacional más importante que enfrenta Estados Unidos hoy", dijo.

El Departamento de Seguridad Nacional también ha calificado a la violencia de los supremacistas blancos como la mayor amenaza de terrorismo doméstico que enfrenta la nación.

En respuesta a una pregunta del senador demócrata Patrick Leahy de Vermont el martes, Wray negó que el enfoque de la administración anterior en acabar con el extremismo de izquierda desviara los recursos del FBI para combatir la violencia de derecha.

"No recibimos instrucciones ni separamos ni desviamos recursos de la lucha contra el extremismo violento por motivos raciales (blanco) hacia el extremismo violento anarquista ni nada por el estilo", dijo Wray. "De hecho ... elevé el extremismo por motivos raciales, la gran mayoría de los cuales es lo que llamarían la violencia supremacista blanca, a nuestra mayor prioridad de amenaza, donde se ha quedado".

El director del FBI continuó: “Eso impulsa los recursos, eso impulsa los requisitos de recolección para todas nuestras oficinas de campo. Y creo que los resultados hablan por sí mismos. Hemos aumentado significativamente el número de investigaciones y arrestos en la categoría sobre la que está preguntando. A fines del año pasado llegó a 1.400 y ahora llega a 2.000, que es el doble de lo que era, el ritmo, cuando comencé este trabajo".

Cinco personas, incluido el oficial de policía del Capitolio de Estados Unidos, Brian Sicknick, murieron en medio del caos de la insurrección del Capitolio del 6 de enero. Otros dos oficiales de la USCP se suicidaron posteriormente.

Las autoridades federales han realizado cientos de arrestos de miembros de la mafia pro-Trump que irrumpió en el Capitolio el día de los disturbios.

"Ciertamente, el ataque al Capitolio involucró a extremistas violentos", testificó Wray el martes, y señaló que provienen de una "variedad de orígenes".

Las filas de los alborotadores del Capitolio incluyen “bastantes… extremistas violentos de la milicia”, dijo, y mencionó a las docenas de hombres arrestados que han estado conectados con grupos de extrema derecha como los Oath Keepers y los Proud Boys.

El FBI también arrestó a varios extremistas "raciales", dijo Wray, personas que "abogaban específicamente por la superioridad de la raza blanca".

Wray rechazó las teorías de la conspiración, promovidas por el miembro de la judicatura del Senado republicano Ron Johnson de Wisconsin y otros, de que el motín del Capitolio fue una operación de bandera falsa precipitada por "manifestantes falsos de Trump" y otros actores malignos no asociados con el abrumador sentimiento pro-Trump de la marcha en la legislatura ese día.

Durbin le preguntó al director del FBI a quemarropa el martes si había manifestantes falsos de Trump que irrumpieron en el Capitolio.

"No hemos visto evidencia de eso en este momento, señor", dijo Wray.