Pemex: gigante petrolero mexicano culpa a rayo por explosión en el Golfo

Grupos ambientalistas dicen que, independientemente del origen del incendio, las operaciones de la petrolera estatal mexicana equivalen a un "ecocidio”

Josh Marcus
martes 06 julio 2021 22:54
Gulf of Mexico: an undersea gas pipeline ruptured causing the sea to 'catch fire'
Read in English

Un rayo fue lo que acabó provocando el remolino de fuego en la superficie del Golfo de México que conmocionó a todo el mundo a finales de la semana pasada, según la compañía petrolera estatal mexicana.

El incendio se produjo a primera hora de la mañana del 2 de julio, después de que un rayo alcanzara el gas que se había filtrado desde un oleoducto hasta la superficie del agua, cerca de la península de Yucatán, dijo Petróleos Mexicanos (PEMEX) en un comunicado el lunes, añadiendo que no se había derramado petróleo durante la avería.

La empresa tiene previsto realizar más investigaciones sobre el incidente, durante el cual el fuego se apagó en unas cinco horas, sin que ningún miembro del personal resultara herido. PEMEX también sugirió que sus “acciones inmediatas para controlar el incendio” significaban que había “evitado el daño ambiental”, aunque muchos han cuestionado esta afirmación, ya que se ha demostrado que las fugas de gas submarino dañan gravemente las formas de vida del océano.

Aunque la causa directa del incendio fue un rayo, los grupos ecologistas de México afirmaron que esta última avería catastrófica de la infraestructura de combustibles fósiles en el Golfo representaba un “ecocidio” mayor que la industria ha llevado a cabo contra el planeta al perpetuar la crisis climática.

Una coalición, entre la que se encuentra Greenpeace México y otras organizaciones, hizo pública el lunes una serie de demandas en las que critica a PEMEX, uno de los 10 mayores productores de combustibles fósiles del mundo, y pide al gobierno mexicano que “cese el ecocidio provocado por la industria petrolera, reduzca las inversiones en este sector y establezca un plan claro para lograr una transición energética justa”.

La ruptura inicial tuvo lugar en el emblemático yacimiento petrolífero Ku Maloob Zaap de PEMEX, que produce más del 40% de los 1.7 millones de barriles diarios de la empresa. PEMEX tiene un largo historial de derrames y otras averías en sus instalaciones. En 1979, su pozo petrolífero Ixtoc I en el Golfo provocó uno de los peores vertidos de petróleo de la historia, mientras que una serie de explosiones relacionadas con la gasolina en las alcantarillas de la ciudad de Guadalajara en 1992 mataron a cientos de personas.

Leer más: 410 millones de personas vivirán en zonas afectadas por el aumento del nivel del mar en 2100

Pero cambiar al gigante petrolero para que forme parte de un futuro post-petróleo para el clima será una tarea difícil. Ha sido un importante símbolo de la autonomía mexicana y del orgullo nacional desde que se creó en 1938, y ahora emplea a casi 151 mil personas al tiempo que suministra casi una quinta parte de los ingresos nacionales de México.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho de la reactivación de la empresa, que está muy endeudada y posee varias refinerías envejecidas, una parte clave de su programa.