Grupo neonazi recluta a niños de hasta 14 años durante el cierre del coronavirus

Niños “expuestos a una dieta y un ambiente de odio constante” por el Movimiento Partidista Nacional

Graffiti de un miembro británico del Movimiento Partidista Nacional
Graffiti de un miembro británico del Movimiento Partidista Nacional
Read in English

Un grupo internacional neonazi está apuntando a adolescentes británicos de hasta 14 años para reclutarlos durante el cierre del coronavirus, según un informe, ya que un número récord de niños son arrestados por delitos de terrorismo.

El Movimiento Partidista Nacional (MNP) tiene canales en línea donde los miembros "expresan regularmente antisemitismo, negación del Holocausto y apoyo a los asesinos en masa".

Un informe publicado el lunes por Hope Not Hate dice que el grupo está anunciando abiertamente a miembros a partir de los 14 años, pero la investigación ha encontrado miembros desde los 12.

En un canal visto por The Independent en la aplicación encriptada de Telegram, el grupo dijo que no aceptaría mayores de 21 años y se llamó a sí mismo “Orientado a la Generación Z”.

Los hechos se producen después de que el jefe de la policía antiterrorista del Reino Unido advirtiera que se estaba arrestando a niños bajo sospecha de delitos de terrorismo en cifras récord como parte de una “nueva y preocupante tendencia”.

El comisionado adjunto Neil Basu dijo que niños de hasta 14 años habían sido detenidos el año pasado y que casi todos los investigados por la policía habían sido radicalizados en línea.

"Estamos viendo que más jóvenes se sienten atraídos hacia la actividad terrorista", dijo.

“Esa es una tendencia relativamente nueva y preocupante en el Reino Unido, porque hace solo unos años no veíamos a nadie tan joven en nuestro trabajo de casos”.

“Lo que más me preocupa es esto: ha habido un fuerte aumento en el material extremista en línea en los últimos años, y el COVID-19 ha significado que las personas vulnerables pasan mucho más tiempo aisladas y en línea, y con menos factores de protección que la educación, el empleo, los amigos y la familia pueden proporcionar”.

Hope Not Hate dijo que el NPM se encontraba entre varios grupos emergentes de extrema derecha "orientados a los jóvenes" que se dirigen específicamente a miembros muy jóvenes.

El NPM está dirigido por un niño estadounidense de 15 años y se cree que tiene alrededor de 70 miembros en los EE.UU. y Europa.

Patrik Hermansson, investigador de Hope Not Hate, dijo: “En el Reino Unido, el grupo tiene al menos ocho miembros. Estos miembros han promovido material del proscrito grupo terrorista nazi Acción Nacional”.

Leer más: Neonazi que planeó ataques terroristas recibe nueva sentencia

“La corta edad de los miembros del MNP es profundamente preocupante. Los jóvenes vulnerables están expuestos a una dieta y un entorno de odio constante”.

Hope Not Hate dijo que el NPM se formó durante la pandemia de coronavirus y que había centrado la mayoría de sus actividades en línea, incluso mediante "asaltos" a las aulas en línea y videollamadas de "bombas de zoom" con material racista.

"Sin embargo, las actividades de la NPM no están simplemente aisladas del mundo en línea", dice el informe. "Los miembros del Reino Unido, los Estados Unidos y Suecia hacen carteles, pega y grafitis con la esperanza de que despierte el interés del grupo".

Algunos miembros habían discutido la adquisición de armas en grupos de chat de NPM y expresaron interés en fabricar armas de fuego impresas en 3D y modificar armas no letales.

Hope Not Hate subrayó que las publicaciones habían glorificado a los terroristas, incluido el pistolero de Christchurch y el atacante de Noruega en 2011.

Un miembro escribió el 4 de marzo: “¡El exterminio de cualquier otra raza no blanca es necesario, ¡Heil Hitler! ¡Heil Breivik! ¡Heil Brenton Tarrant!"

En un chat grupal privado infiltrado por Hope Not Hate, las publicaciones extremistas estaban dirigidas a personas negras, judíos, musulmanes, trans y gays.

Los miembros solo son admitidos después de completar un cuestionario y, a veces, pasar por una videollamada para determinar sus creencias.

Una vez dentro, se les pide a los miembros que se unan a varios grupos de chat y llamadas de voz regulares, y se dividen en "pelotones" y "escuadrones" para la acción.

Los líderes se han pronunciado en contra de los grupos neonazis violentos como la División Atomwaffen, pero Hope Not Hate dijo que los chats también "expresaron ideas genocidas descaradas, con un claro deseo de usar la violencia expresada por algunos miembros".

Hermansson dijo que los jóvenes pueden cambiar de opinión a medida que envejecen y pueden exagerar su propia apariencia de extremismo para ganarse el respeto de un grupo.

"Sin embargo, su capacidad para la violencia está lejos de ser inexistente", agregó, citando casos recientes de terrorismo en los que se condenó a adolescentes en el Reino Unido.

“Al mismo tiempo, estos jóvenes son víctimas ellos mismos. Los niños de tan solo 12 o 14 años no tiene la experiencia de un adulto y, como en el caso del MNP, también se alimentan parcialmente de la ideología de personas mayores y más experimentadas”.

“Grupos como el NGP facilitan que los niños y adolescentes encuentren a otros que compartan puntos de vista similares a ellos mismos... Sin importar cuán rápida haya sido su radicalización o qué tan genuinamente mantengan sus creencias, han creado un grupo en el que uno es animado y dirigido a actuar en consecuencia a su odio".

El informe de Hope Not Hate dice que las técnicas utilizadas por el NPM son parte de una tendencia más amplia en la que la pandemia de coronavirus ha obligado a que se realicen más actividades de extrema derecha en línea y ha aumentado la creación de redes internacionales.

Dice que los grupos tradicionales y los movimientos callejeros están siendo "abandonados por una generación digital más joven que recluta a través de juegos en línea, charlas de voz en las redes sociales, clubes de cine en línea e incluso educación en casa".

El director ejecutivo de Hope Not Hate, Nick Lowles, dijo: “El cierre ha tenido un efecto profundo en cada parte de nuestra sociedad y no es menos el caso de la extrema derecha. Las organizaciones tradicionales ya estaban en declive, pero el bloqueo exacerbó su inactividad”.

“La extrema derecha británica ahora está dirigida digitalmente y refleja la cultura en línea: las estructuras tradicionales han dado paso a las plataformas de redes sociales, personas influyentes y 'periodistas ciudadanos' que crean una radicalización de igual a igual y una comunidad global dispuesta a colaborar con 'micro-donaciones' de tiempo y esfuerzo”.

“Las nuevas organizaciones y colectivos que están surgiendo entienden cómo operar en este entorno descentralizado y autodirigido”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in