El terrorista más joven del Reino Unido que había sido reclutado para un grupo neonazi queda en libertad

Niño, ahora de 16 años, reclutado para el grupo de la División Feuerkrieg que luego fue prohibido como organización terrorista

Lizzie Dearden
lunes 08 febrero 2021 15:54
Al menos 28 muertos en un ataque terrorista suicida en el centro de Bagdad
Read in English

El delincuente terrorista más joven del Reino Unido ha salido de la corte después de reclutar miembros para un grupo neonazi.

El niño, que no puede ser identificado por razones legales, tenía 13 años cuando cometió su primer delito y se convirtió en parte de una red internacional en línea de extremistas de derecha.

Admitió 12 delitos de terrorismo, incluida la difusión y posesión de documentos sobre la fabricación de explosivos, pistolas y armas.

El adolescente se sentó en la corte, vistiendo una máscara blanca y un abrigo azul, sosteniendo la mano de su abuela cuando fue sentenciado el lunes.

El juez Mark Dennis QC dijo que había descendido a un "mundo en línea de perversos prejuicios e intolerancia violenta", uniéndose a un foro de Internet neonazi y hablando con extremistas en línea.

Pero dijo que el niño no había "actuado sobre" ninguno de los manuales terroristas que recopiló o planeó un ataque, y que era "susceptible a la influencia de otros".

En junio de 2019, se unió a la División Feuerkrieg (FKD), que el gobierno británico prohibió como organización terrorista el año pasado.

Dijo que FKD tenía miembros en Europa y América del Norte, y había promovido ensayos “defendiendo el uso de la violencia y el asesinato en masa en pos de una guerra racial apocalíptica”.

Además, mencionó que en los Estados Unidos, los miembros habían sido acusados de planear bombardear una sinagoga, una red de noticias y atacar a miembros de la comunidad LGBT.

El Old Bailey escuchó que el niño se comunicó con el líder del grupo, entonces un niño estonio de 13 años que se hacía llamar Comandante.

Se le encomendó la tarea de fundar y supervisar una célula británica del grupo, FKD GB, y encontrar y examinar a nuevos miembros.

Uno de sus cinco reclutas fue el adolescente Paul Dunleavy, quien fue encarcelado por preparar actos de terrorismo en noviembre.

Otro de los reclutas era un oficial de policía encubierto, y el niño fue arrestado el 23 de julio de 2019 por temor a que estuviera tratando de construir un arma.

La policía no encontró armas ni componentes explosivos que registraron su casa, donde encontraron una bandera nazi y el lema neonazi “1488” pintado en el cobertizo del jardín.

El adolescente, de Cornualles, había reunido una cantidad significativa de manuales terroristas y material de extrema derecha, incluidos manifiestos creados por los tiradores de Christchurch y San Diego.

Desde octubre de 2018, había estado activo en plataformas en línea, expresando opiniones racistas, homofóbicas y antisemitas.

Habló de "gasear" a los judíos, colgar a los homosexuales y querer "disparar sus desfiles", escuchó el tribunal.

El acusado también encargó un cartel de "Nuke London" que mostraba una imagen de la explosión de una nube de bomba atómica sobre las Casas del Parlamento con el lema: "Esteriliza el pozo negro que llamas Londres".

El adolescente tenía vulnerabilidades importantes, incluidas "problemas de personalidad y desarrollo derivados de su infancia anormal", y había estado socialmente aislado, dijo el juez Dennis.

Le dijo al Old Bailey que una sentencia de prisión tendría un efecto adverso en la salud mental del niño y crearía un riesgo de autolesión, y que tuvo en cuenta sus declaraciones de culpabilidad y expresiones de remordimiento.

“El enfoque tiene que volver al hecho de que el acusado tenía solo 13 y 14 años en el momento de su delito”, dijo el juez.

"Un término no privativo de la libertad ... serviría mejor a la necesidad de garantizar que el proceso crítico de rehabilitación sea exitoso en su caso, y que el público esté protegido de cualquier delito futuro en sus manos".

El niño recibió una orden de rehabilitación juvenil de dos años y se le ordenó someterse a intervenciones antiterroristas, además de que se le prohibió ponerse en contacto con extremistas o usar cualquier dispositivo habilitado para Internet que no pueda ser revisado por los servicios juveniles infractores y la policía.

El juez Dennis le dijo al niño que si comete más delitos, no tendrá la excusa de "ingenuidad o inmadurez" y será encarcelado, y agregó: "Tienes la oportunidad de dejar esto atrás y redirigir tu futuro".

En una entrevista con la policía, el acusado, que ahora tiene 16 años, negó haber tenido opiniones racistas, homofóbicas o antisemitas y dijo que sus comentarios y publicaciones eran simplemente "para lucir bien".

Afirmó que había estado considerando dejar FKD durante aproximadamente un mes, pero la fiscalía dijo que no aceptaba el reclamo.

El juez Dennis dijo que era imposible determinar si la afirmación era cierta sin más pruebas, pero que "no se puede desestimar por completo" y el niño había buscado información sobre la desradicalización en línea.

El abogado defensor Deni Matthews le había dicho a la corte de su problemática educación sin un modelo parental positivo en su vida.

Dijo: "Un joven dañado buscó la aprobación expresando puntos de vista que ciertamente no se adhieren ahora y es poco probable que se hubiera adherido genuinamente en ese momento".

El juez Dennis dijo que estaba "profundamente preocupado" por el panorama más amplio revelado en el caso, de jóvenes adolescentes de todo el mundo que desarrollan mentalidades extremistas violentas.

Dijo que algunos pueden estar exagerando para "escandalizar o impresionar" a sus compañeros y seguir adelante a medida que envejecen, pero "para otros sin duda conducirá a actos de violencia".

Anteriormente, el delincuente terrorista más joven de Gran Bretaña era un niño de 14 años que conspiró para asesinar a agentes de policía en Australia el día de Anzac.

El joven, de Blackburn, Lancashire, que solo puede ser identificado como RXG, envió mensajes encriptados instruyendo a un yihadista australiano para lanzar ataques durante un desfile de 2015.

Fue encarcelado de por vida en octubre de 2015 después de admitir que incitó al terrorismo en el extranjero, pero el mes pasado la Junta de Libertad Condicional decidió que podía ser liberado.