Israel-Gaza: Más de 2.000 viviendas destruidas durante los bombardeos

La ONU insta a ambas partes a respetar el alto el fuego mientras miles de personas marchan en Londres

Liam James
lunes 24 mayo 2021 12:25
Gaza residents survey damage to area after ceasefire
Read in English

Al menos 2.000 viviendas fueron destruidas en Gaza durante los combates entre grupos militantes israelíes y palestinos, según informó el sábado un funcionario de Gaza.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pidió el "pleno cumplimiento" del alto el fuego entre el gobierno israelí y Hamás -el grupo militante que controla Gaza- y subrayó la necesidad inmediata de ayuda humanitaria para los civiles palestinos.

Durante una gira por el maltrecho territorio palestino tras los 11 días de guerra con Israel, el máximo responsable de ayuda de la ONU en la región hizo un llamamiento a ambas partes para que no realicen ningún "movimiento provocador".

Mientras tanto, los mediadores de Egipto, que intervinieron en el acuerdo entre el gobierno israelí y Hamás, se reunieron para continuar las conversaciones sobre la consolidación del alto el fuego con el objetivo de garantizar la calma a largo plazo. Al menos 260 personas murieron a causa de los combates.

Naji Sarhan, funcionario del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda de Gaza, declaró que las hostilidades habían provocado la destrucción de al menos 2.000 viviendas, y que más de 15.000 unidades más habían resultado dañadas.

Israel lanzó cientos de ataques aéreos sobre la superpoblada franja, dirigidos a edificios residenciales, comerciales y gubernamentales. Las autoridades dijeron que apuntaban a objetivos donde se encontraban las oficinas y los recursos de los militantes. Mientras tanto, Hamás y otros militantes lanzaron unos 4.000 cohetes hacia Israel, aunque la mayoría fueron interceptados y otros no llegaron a alcanzar su objetivo.

Sarhan declaró a Associated Press que cuatro mezquitas de Gaza fueron destruidas, así como docenas de oficinas de la policía. Dijo que la mayoría de las fábricas de la zona industrial de Gaza fueron destruidas o dañadas.

En la zona comercial más concurrida de la ciudad de Gaza, la calle Omar al-Mukhtar, la vía estaba cubierta de escombros, coches destrozados y metales retorcidos, después de que un edificio de 13 plantas situado en su centro fuera arrasado por un ataque aéreo israelí.

Gaza ha calculado las pérdidas económicas ocasionadas por los combates en $150 millones, pero Sarhan aseguró que todavía se estaba evaluando el coste.

Al menos 248 palestinos murieron, entre ellos 66 niños y 39 mujeres, según el Ministerio de Sanidad de Gaza. En Israel, 12 personas murieron, entre ellas dos niños, según los médicos.

Un diplomático egipcio señaló el sábado que dos equipos de mediadores se encontraban en Israel y los territorios palestinos para continuar las conversaciones sobre el alto el fuego. El presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunió con los mediadores para tratar asuntos políticos internos y la reconstrucción de la Franja de Gaza, según la agencia de noticias palestina Wafa.

Leer más: Rashida Tlaib asegura que los demócratas apoyan a Palestina en secreto pero tienen miedo de “intimidación”

Lynn Hastings, coordinadora humanitaria de la ONU para los territorios palestinos, recorrió el sábado partes de Gaza sembradas de escombros e hizo un llamamiento a ambas partes para que respeten los términos del alto el fuego.

“Anoche reinó la calma, y obviamente esperamos que se mantenga y que todo el mundo se retraiga y no haga ningún movimiento provocador", mencionó Hastings.

También se reunió con familias palestinas, algunas de las cuales habían perdido familiares, y indicó que estaban abatidas. "Lo que todos dijeron es que no tienen esperanza; sienten que no tienen control de sus vidas y su situación es, según dijo una mujer, impotente", dijo a Reuters.

También el sábado, el líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, hizo su primera aparición pública desde el inicio de las hostilidades al presentar sus respetos a un comandante de Hamás muerto durante los combates. La propia casa de Sinwar había sido objeto de ataques por parte de Israel, junto con las de otros altos cargos de Hamás.

En el Reino Unido, miles de manifestantes propalestinos, pertenecientes a grupos como el Sindicato Nacional de Educación, la Campaña de Solidaridad con Palestina y la Coalición Stop the War, se manifestaron en Londres y otras ciudades contra la campaña de bombardeos de Israel en el conflicto.

Los manifestantes pidieron sanciones para Israel y en la capital se escucharon cánticos de "Israel es un Estado terrorista" y "Todos somos palestinos".

Cuando la multitud llegó a Downing Street, sonaron cánticos de "Boris Johnson, qué vergüenza". Durante los enfrentamientos, el gobierno británico condenó "los actos de terrorismo de Hamás" y dijo que Israel tenía "derecho legítimo a defenderse".

Mientras tanto, las investigaciones vistas por The Independent sugieren que las fuerzas israelíes que llevan a cabo los ataques aéreos en Gaza utilizaron componentes y equipos militares de fabricación británica.

Informes adicionales de agencias