La OTAN renueva el mandato de Stoltenberg mientras continúa la guerra de Ucrania

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se quedará en el cargo otro año, según ha decidido la alianza militar de 31 países

Lorne Cook
Martes, 04 de julio de 2023 05:56 EDT
OTAN-STOLTENBERG
OTAN-STOLTENBERG

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se quedará en el cargo otro año, según decidió el martes la alianza militar de 31 países.

Stoltenberg dijo en un tuit se sentía “honrado por la decisión de los aliados de la OTAN de ampliar mi mandato como secretario general hasta el 1 de octubre de 2024”.

“El vínculo transatlántico entre Europa y Norteamérica ha garantizado nuestra libertad y seguridad durante casi 75 años, y en un mundo más peligroso, nuestra alianza es más importante que nunca”, dijo.

Stoltenberg, ex primer ministro de Noruega, es el máximo responsable civil de la OTAN desde 2014. Su mandato iba a terminar el año pasado, pero fue ampliado para mantener una mano firme al timón tras la invasión rusa de gran escala sobre Ucrania en febrero de 2022.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y sus homólogos de la OTAN tenían previsto nombrar a un sucesor en su reunión en Vilna, Lituania, el 11 y 12 de julio. Pero la organización de seguridad más grande del mundo toma decisiones por consenso, y no se alcanzó un acuerdo sobre un nuevo candidato.

La mayoría de los países miembros querían nombrar a una mujer, y se creía que la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, era favorita para el puesto tras una reunión con Biden el mes pasado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, descartó su candidatura. Otros nombres que se barajaron fueron el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, y el secretario británico de Defensa, Ben Wallace.

Es la cuarta vez que se amplía el mandato de Stoltenberg. Es el segundo que más tiempo ha pasado en el cargo, después del exministro holandés de Exteriores Joseph Luns, que pasó casi 13 años como secretario general desde 1971.

Cuando se le preguntó en las últimas semanas si aceptaría una renovación de su mandato, Stoltenberg dijo que no aspiraba a quedarse y no tenía más planes que seguir con sus tareas y concluir su etapa en septiembre.

Los secretarios generales de la OTAN se encargan de presidir reuniones y dirigen las consultas en ocasiones delicadas entre los estados miembros para garantizar que se alcanzan compromisos de forma que una organización que opera bajo consenso pueda seguir funcionando.

También se aseguran de que las decisiones se ponen en práctica y hablan en nombre de todos los miembros.

Stoltenberg ha logrado trazar una línea muy fina en la que ha evitado criticar a varios estados miembros liderados por mandatarios que van más por libre, como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump; el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, o el primer ministro de Hungría, Viktor Orban.

Ahora que la adversaria histórica de la OTAN, Rusia, está inmersa en una guerra con Ucrania, el proceso de elegir a un nuevo dirigente se ha politizado más.

Polonia se opone a que el próximo secretario general proceda de un país nórdico tras el largo mandato de Stoltenberg y el de su predecesor, el danés Anders Fogh Rasmussen. Las autoridades polacas querían a alguien de un estado báltico, como la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas.

Pero otros países son reacios a aceptar un candidato polaco o del Báltico, dado su aparente apoyo incondicional a Ucrania, también en la membresía en la OTAN. Estados Unidos y Alemania, entre otros, insisten en que el país no debería ingresar en la alianza hasta que haya terminado la guerra.

Cuando nombraron en 2019 a Fogh Rasmussen, ex primer ministro danés y su 12mo secretario general, los líderes de la OTAN indicaron que querían a un jefe de estado o de gobierno como líder de la organización. Eso prácticamente imposibilitaba elegir a Wallace.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in