Usuarios de bancos de alimentos ven pocas posibilidades de una economía con “altos salarios”

“Es difícil sobrevivir en estas condiciones”, dice un hombre de 70 años, mientras los precios se disparan

Zoe Tidman
miércoles 06 octubre 2021 20:28

El primer ministro elogió a Gran Bretaña como la economía de más rápido crecimiento en el G7.

Read in English

Cuando Boris Johnson despertó a los fieles del partido conservador en Manchester con su discurso sobre el crecimiento económico y el aumento de los salarios, los usuarios de los bancos de alimentos llegaban a 200 millas de distancia.

“Las cosas son más caras”, dijo Joan, sentada entre filas de latas, pasta y otros productos en Dad’s House, una organización benéfica que administra un banco de alimentos en el suroeste de Londres. “Las cosas van muy bien para las personas que están trabajando y no ven todo esto. Porque nunca solía ver esto".

Comenzó a ir al banco de alimentos a principios de este año después de perder su trabajo como niñera.

“Solía regalar cosas a un banco de alimentos. Yo nunca solía venir aquí”, dijo.

En su discurso ampliamente criticado el miércoles, el primer ministro mencionó la palabra "crecimiento" seis veces y dos veces elogió a Gran Bretaña como la economía de más rápido crecimiento en el G7.

Los conservadores habían "arreglado la economía", dijo a los miembros del partido, momentos antes de prometer: "Vamos a arreglar esta economía".

También dijo que las "tensiones actuales" de la economía (escasez de mano de obra, aumento de los costos de la energía en los hogares y advertencias sobre el suministro de alimentos) eran "principalmente una función del crecimiento y la reactivación económica".

Pero los visitantes de Dad’s House le dijeron a The Independent que la economía no les está funcionando bien.

“Es difícil sobrevivir en estas condiciones”, dijo John Krell, quien está jubilado. "Tenemos el gas y la electricidad por las nubes".

El hombre de 70 años dijo que se compró una linterna para la cabeza “como la que usarías en la mina” y se acuesta a las 19:30 horas para no encender las luces.

"Qué vida", dice. "Quién hubiera pensado eso, hace años".

Azahia Atnane no ha podido encontrar trabajo. Su esposo trabaja a tiempo parcial como camarero, pero le gustaría trabajar a tiempo completo.

“No hay empleo”, dice. Ahora, se está preparando para el impacto del recorte en el Crédito Universal, ya que se eliminan sus 20 libras adicionales por semana, introducidas durante la pandemia.

Los bancos de alimentos se estaban preparando para un aumento en la demanda cuando el cambio en el Crédito Universal entró en vigor a partir del miércoles, en medio de advertencias de que las personas vulnerables podrían verse sumidas en la pobreza "casi de la noche a la mañana".

Billy McGranaghan, el fundador de Dad’s House, le dijo a The Independent que ya había habido un aumento en los usuarios durante el último mes: de diez a 15 más cada semana.

Leer más: Británicos prevén tiempos duros al finalizar ayuda económica

Entre los nuevos usuarios se encuentran los jóvenes que habían perdido su empleo en la hostelería, dijo.

En su discurso en la conferencia conservadora, Johnson dijo que el gobierno estaba abordando lo que describió como las “debilidades estructurales a largo plazo” de la economía del Reino Unido.

Dijo que el país estaba experimentando un "cambio de dirección" con un movimiento hacia una economía de "altos salarios, alta calificación y alta productividad".