AP EXPLICA: ¿Cómo ayudan los vehículos blindados a Ucrania?

Estados Unidos y Alemania enviarán a Ucrania una serie de vehículos blindados, entre ellos 50 vehículos de combate Bradley, para ampliar su capacidad para transportar soldados al frente y reforzar a sus tropas contra Rusia a medida que se acerca el primer aniversario de la guerra

Lolita C. Baldor
sábado 07 enero 2023 02:51
AP EXPLICA-UCRANIA-AYUDA MILITAR
AP EXPLICA-UCRANIA-AYUDA MILITAR

De cara a una probable ofensiva en la próxima primavera boreal, Estados Unidos y Alemania enviarán a Ucrania una serie de vehículos blindados, entre los que se incluyen 50 vehículos de combate Bradley, con el fin de ampliar su capacidad para desplazar soldados a las líneas del frente mientras se acerca el primer aniversario de la guerra contra Rusia.

Los vehículos no satisfacen la demanda de Ucrania de que le envíen tanques de combate, pero proporcionan una capacidad de combate estratégica a medida que el cambio de estación trae consigo un terreno pantanoso y Ucrania lanza una campaña agresiva para recuperar el territorio tomado por Rusia, particularmente en el este.

Aquí un repaso del Bradley y otros vehículos blindados, y lo que aportan al combate:

¿QUÉ SON Y CÓMO AYUDAN?

No, no son tanques.

Los Bradley y los 40 Marders alemanes forman parte de una amplia variedad de vehículos blindados de transporte de infantería utilizados por las naciones occidentales. Están diseñados para ajustarse a lo que los ejércitos avanzados llaman una batalla de maniobras con armas combinadas, es decir, la capacidad de utilizar una amplia gama de armas terrestres, aéreas y de otro tipo, así como unidades de combate, de manera coordinada para ganar una batalla.

El Bradley M2A2 es un vehículo de combate con blindaje medio que tiene orugas en lugar de ruedas, pero es más ligero y ágil que un tanque. Puede transportar una tripulación de tres personas y cinco o seis soldados más, y es considerado un medio crucial de transporte de tropas de manera segura a las zonas de batalla.

Generalmente va armado con un cañón de 25 milímetros montado en la parte superior, una ametralladora y un lanzador de misiles antitanque TOW que se puede utilizar cuando el Bradley se detiene. El “TOW”, siglas de “tube-launched, optically tracked, wire-guided” (o lanzado mediante cañón, con mira óptica, guiado con cable) sólo se dispara contra objetivos que los soldados puedan ver en el campo de batalla, por lo que es muy eficaz en espacios abiertos como desiertos y campos extensos.

El Marder es similar y puede transportar armas casi idénticas.

En un combate con armas combinadas, por ejemplo, las fuerzas ucranianas podrían disparar ráfagas de artillería y ataques aéreos contra un bastión ruso, y luego trasladar rápidamente soldados de infantería en vehículos blindados al frente para un ataque terrestre que aproveche el debilitamiento del lado ruso.

“Crea un dilema para los adversarios”, dijo Bradley Bowman, director sénior del Centro de Poder Militar y Político de la Fundación para la Defensa de las Democracias, y añadió que el uso de los Bradley permitirá a las fuerzas ucranianas aprovechar los puntos débiles generados por los ataques de artillería. “Es una combinación poderosa”.

Tanto Rusia como Ucrania han sufrido grandes pérdidas de tanques y otros vehículos blindados en los últimos 10 meses, por lo que el envío de los Bradley y los Marder ayudará a compensar esas pérdidas.

¿POR QUÉ AHORA?

La decisión de enviar los Bradley refleja una progresión constante en la complejidad y letalidad de los sistemas de armas que Estados Unidos y sus aliados han proporcionado a lo largo de la guerra.

Muchos critican el ritmo por considerarlo demasiado lento, y argumentan que Ucrania necesita todo lo que esté a su alcance para hacer frente a los rusos y que algunas pérdidas de territorio podrían haberse evitado si Estados Unidos y sus aliados hubieran actuado con mayor rapidez.

Otros sostienen que los tipos de armas suministradas han cambiado en función de la naturaleza variable de la guerra desde su inicio el pasado mes de febrero, y de la creciente capacidad de los soldados ucranianos para viajar fuera del país a fin de recibir la formación necesaria para manejar y dar mantenimiento a los sistemas más complejos y de alta tecnología.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a la prensa el viernes que el Bradley será útil a medida que la guerra se intensifica en la región oriental del Donbás, donde hay “una gran cantidad de tierras de cultivo, una gran extensión de terreno abierto.” La decisión, apuntó, refleja las necesidades militares actuales de Ucrania, pero es “también un vistazo a lo que probablemente será la batalla más adelante.”

En el Pentágono, Laura Cooper, subsecretaria de Defensa adjunta para asuntos de Rusia y Ucrania, afirmó que es el momento adecuado para proporcionar Bradleys. “Los ucranianos han demostrado una creciente destreza en el mantenimiento y el sostenimiento”, declaró. Añadió que el entrenamiento dirigido por Estados Unidos que comenzará a finales de este mes permitirá a los soldados operar, mantener y reparar las armas.

Estados Unidos y otros aliados también están aprovechando los meses de invierno para enviar grandes cantidades de armas y equipos que Ucrania necesitará cuando se intensifiquen los combates en primavera.

NADA DE TANQUES

Ucrania ha pedido insistentemente tanques, pero Estados Unidos y otros aliados se han mostrado reacios a enviar los vehículos blindados más pesados, potentes y complejos.

El tanque estadounidense M1 Abrams, por ejemplo, lleva un cañón mucho más potente y está más blindado, pero pesa mucho más y utiliza combustible de avión, en lugar de diésel. Todo esto hace que sea más difícil de mantener y sostener cuando las tropas están en marcha.

“Estamos totalmente de acuerdo en que Ucrania necesita tanques”, dijo Cooper. “Pero tenemos que ser conscientes de las consideraciones relativas al mantenimiento y la sostenibilidad de los tanques. Sabemos que el tanque Abrams, además de tragar combustible, es bastante difícil de mantener”.

Por eso Estados Unidos se asoció con Holanda para renovar los tanques T-72 de la era soviética que las tropas ucranianas ya sabrían utilizar.

Estados Unidos y otros países occidentales han entrenado y practicado durante décadas cómo trasladar tropas a combate para que los alimentos, el combustible y los suministros esenciales sigan el ritmo de las fuerzas. La incapacidad de Rusia para llevar esto a cabo quedó de manifiesto al principio de la guerra, cuando su gigantesco convoy que se dirigía a Kiev se detuvo debido a que los soldados se quedaron sin alimentos y sin combustible a causa de un fallo logístico total.

¿CUÁNDO LLEGARÁN LOS VEHÍCULOS?

Las autoridades estadounidenses y alemanas no han precisado cuándo finalizará el entrenamiento ni en cuánto tiempo podrían llegar los vehículos blindados a Ucrania.

El Pentágono ha dicho que el entrenamiento de combate de las fuerzas ucranianas comenzará este mes, y Cooper dijo que la instrucción del Bradley se incorporará a ese entrenamiento.

“Básicamente, tomará un par de meses desplegar esta capacidad y entrenar a los ucranianos”, declaró.

El canciller alemán, Olaf Scholz, llevaba tiempo mostrándose cauteloso ante las presiones para suministrar los vehículos a Ucrania e insistió en que Alemania no actuaría en solitario en este tipo de envíos. Eso llevó a que esta semana se anunciaran los compromisos paralelos de Alemania y Estados Unidos.

El portavoz de Scholz, Steffen Hebestreit, declaró a la prensa en Berlín que los vehículos alemanes deberían estar listos para su envío a Ucrania en el primer trimestre de este año. Alemania tiene previsto entrenar a las fuerzas ucranianas en el uso de los vehículos, y Hebestreit dijo que los expertos esperan que ese proceso dure unas ocho semanas.

___

El periodista de Associated Press Geir Moulson en Berlín contribuyó a este despacho.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in